Hace unos días entrevistábamos a Juan Gancedo, Policía Nacional, que trabaja en una de las zonas más inhóspitas de Madrid: la Cañada Real. Para quien no conozca éste lugar podemos decirle que es una de los puntos más conflictivos de la capital: uno de los llamados supermercados de la droga, aunque también se pueden encontrar armas, animales en venta y para competir, en fin todo lo que pueda comprar el dinero. Allí cientos de animales están siendo abandonados en la Cañada Real por la puesta en marcha del plan de realojo de las familias que viven allí. Desde Pacma nos explican también que está ocurriendo.

 

Animales abandonados en la Cañada Real

Los realojos de las familias que viven en la Cañada Real están provocando que cientos de animales (perros, gatos, burros, cerdos, gallinas…) queden abandonados sin atención de las administraciones.

Hacemos responsable a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid de la atención que se debe proporcionar a los cientos de animales que están siendo abandonamos en la Cañada Real por la puesta en marcha del Pacto Regional por la Cañada Real Galiana, que está ordenando el realojamiento de las cientos de familias que viven allí.

Por ello, hemos exigido al comisionado municipal de la Cañada Real, D. Pedro Navarrete, y al comisionado del Gobierno de la Comunidad de Madrid para la Cañada Real, D. José Antonio Martínez Páramo, que expliquen qué han previsto para estos animales, de los que ahora mismo solo se están preocupando las protectoras.

Ambas administraciones, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, han firmado un Convenio de Colaboración para el Realojamiento e Integración Social de las Familias de la Cañada Real Galiana Sector 6, al que han destinado 18 millones de euros. Sin embargo, no se ha previsto ninguna partida presupuestaria para que los cientos de animales que viven allí sean atendidos.

Las protectoras de animales de la comunidad han señalado la alerta: desde que ha comenzado el proceso de realojamiento de las familias decenas de animales se han quedado abandonados en la Cañada Real.

Varias protectoras llevan años trabajando en la atención y rescate de animales en este asentamiento, un foco de cría indiscriminada y deficientes condiciones de bienestar animal, que siempre ha sido ignorando por las administraciones.

PACMA ha exigido a los comisionados de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Madrid una reunión para conocer la estrategia y la partida presupuestaria que prevén poner en marcha para atender, como obliga la Ley 4/2016, de 22 de julio, de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid, a los cientos de animales que se están quedando abandonados, y de los que son responsables.

Asimismo, queremos mostrar todo nuestro apoyo a las protectoras implicadas en este caso, a quienes intentaremos ayudar para que se resuelva de la forma más favorable posible para los animales.

 

Autor: Pacma