Parásitos en perros y gatos, síntomas y soluciones para eliminarlos

Parásitos en perros y gatos, síntomas y soluciones para eliminarlos

Estamos ante una llegada atípica de la primavera con temperaturas muy por encima de lo que debería marcar el termómetro en ésta época del año. Con ello se da la circunstancia ideal para que los parásitos aparezcan casi por arte de magia y quieran hospedarse y alimentarse de nuestro perro o gato. En este artículo vamos a ver como podemos eliminarlos de diversas formas y todas ellas las podemos encontrar en la tienda de mascotas online.

Parásitos externos en perros y gatos

 

Parásitos en perros y gatos

Los parásitos aparte de ser molestos para nuestros peludos, pueden resultar muy peligrosos para nuestras mascotas porque pueden transmitirles diferentes enfermedades, algunas muy graves. Hay dos tipos de parásitos que podemos encontrar: los internos y los externos. Vamos a verlos en profundidad.

Ectoparásito o parásitos externos

Un ectoparásito o parásito externo es aquel que vive a expensas de otro animal, perro, gato, conejo, etc. Los parásitos hematófagos son aquellos que se alimentan de sangre. Se extienden sobre la piel de nuestro «peludo» y en los meses de más calor es cuando más prevalencia tienen.

Hay dos tipos de parásitos externos:

Subclase Acari

  • Garrapatas: son artrópodos, pequeños vampiros que se alimentan de sangre, el mayor riesgo de picadura es de mayo a octubre. Pueden aparecer por cualquier parte del cuerpo del «peludo» siendo sus zonas preferidas las orejas, el cuello, las axilas o entre los espacios interdigitales que hay en los dedos.

    • Pueden transmitir diferentes enfermedades a nuestros perros como: la Enfermedad de Lyme o Borreliosis, Anaplasmosis, Ehrlichiosis, Babesiosis y Hepatozoonosis.
    • Las enfermedades que pueden transmitir a nuestros gatos son: Enfermedad de Lyme o Borreliosis Anaplasmosis, Babesiosis felina, Cytauxzoonosis felina (fiebre del gato maltés), Tularemia, Anemia infecciosa felina o Haemobartonellosis y Parálisis.

 

  • Pulgas: para poder vivir las pulgas necesitan un ambiente cálido y húmedo. No abandonan a su huésped hasta que mueren. Su esperanza de vida es de hasta 115 días en su huésped, mientras que si está fuera de él sólo sobreviven un par de días como mucho.

 

Pulga

    • Las pulgas pueden transmitir la siguientes enfermedades:  Dipilydium caninun, Dermatitis    Alérgica a la Picadura (DAPP), Bartonella vinsoniiy  Rickettsia felis, Bartonella henselae (enfermedad del arañazo de gato = bartonellosis).

 

  • Ácaros (causantes de la sarna): es una enfermedad altamente contagiosa. Hay varios tipos de ácaros que la producen:

 

Octodectes Cynotis
otodectes cynotis

 

    • Ácaro otodectes cynotis: Este es el ácaro causante de la otitis en los felinos. Afecta a perros y a gatos. Este es el ácaro causante de la otitis en los felinos.
    • Ácaro notoedres cati: Afecta solo a los gatos y además produce el tipo de sarna más común en los felinos.
    • Ácaro cheyletiella blakei: es similar a la caspa y se le conoce como caspa caminante. Puede pasar desapercibido,  produce la Sarna Queiletielosis.
    • Ácaro demodex cati: Es más común en perros, aunque puede afectar algunos gatos. Produce la sarna demodécica.

¿Cómo se puede proteger a nuestro perro o gato frente a estos parásitos?

Existen un gran número de productos antiparasitarios en el mercado para luchar contra estos minivampiros tan dañiños para nuestros peludos y bigotudos. Podemos encontrar pipetas, sprays, collares antiparasitarios y champús antiparasitarios como medida de apoyo. Es importante seguir las recomendaciones del veterinario en las pautas de desparasitación y nunca utilizar los productos de perros para gatos porque son extremadamente tóxicos y pueden provocar la muerte de nuestro gato. Asimismo si utilizamos un collar antiparasitario debemos cortar la parte que no quede sujeto por la hebilla, la parte que sobra no debe quedar colgando porque el animal puede ingerirlo y resultar muy nocivo para su salud. Por otro lado los collares con amitraz no deben ser puestos en animales con edad inferior a tres meses, ni en perras gestantes. Hay collares antiparasitarios especiales para los cachorros.

Parásitos internos

Los parásitos internos son protozoos u organismos microscópicos y unicelulares, aunque también los hay pluricelulares.

 

 

Gusanos en perros

 

Entre ellos podemos encontrar:

  • Toxoplasma Gondii: produce una enfermedad que se conoce como Toxoplasmosis.
  • Giardia SPP: provoca grandes pérdidas de líquido pudiendo ser mortal para gatos jóvenes
  • Cestodos (gusanos planos o tenias): se desarrollan en el intestino delgado. Una tenia adulta puede llegar a medir hasta 70 cm. Echinococcus Granulosus es el nombre del parásito que produce los quistes hidatídicos. Se trata de una tenia, la más pequeña de las que pueden afectar al perro.
  • Nematodos (gusanos redondos): son unos gusanos redondos (Toxocara cati o Toxascaris leonina Toxocara Canis) que parasitan en su intestino y producen una enfermedad llamada ascariasis.

 

Protección para perros y gatos frente a los parásitos internos

Es muy importante no saltarse ninguna desparasitación. Para ello nuestro veterinario establecerá un calendario de desparasitaciones que recomendamos seguir a rajatabla para mantener la salud individual y colectiva en el caso de que hayas más perros o gatos en el hogar.

Normalmente suele ser cuatro veces al año, pero esta pauta deberá ser mensual si hay personas inmunodeprimidas en el hogar o también se recomienda si hay niños pequeños (bajo prescripción veterinaria y pediátrica).

Cómo para los parásitos externos podemos encontrar un gran número de antiparasitarios, ya sea en forma de tableta, jarabe, pastillas, solo hay que ir probando para ver cuál es la que toman mejor (sobretodo en el caso de los gatos) y se adapta al resultado deseado.

 

Autora: Antonia Villalba