SI TIENES A TU PÁJARO SUELTO EN CASA…SE PUEDE INTOXICAR CON METALES PESADOS ¡TOMA MEDIDAS DE SEGURIDAD!🛑🚨

Los amazonas, loros grises, agapornis y ninfas que viven sueltos acuden intoxicados a nuestra clínica con frecuencia. La intoxicación más frecuente es la producida por metales pesados, especialmente zinc y plomo. Los pájaros son especialmente sensibles a esos metales y, cuando los ingieren, pueden ocasionarles una grave enfermedad. El metal se absorbe en el intestino y afecta a muchos órganos pero especialmente al sistema nervioso, riñones y sistema digestivo; provocando vómitos, incoordinación, cojeras, depresión, inapetencia, anemia, leucocitosis e incluso sangrado en la orina.

En muchas ocasiones, dependiendo del metal concreto que haya ingerido, la intoxicación ocurre poco a poco, el metal se va acumulando en los tejidos, especialemente en la grasa, hígado y médula ósea…y cuando alcanza una concentración determinada, o cuando el ave enferma por otro motivo y “tira de esas reservas grasas”, el animal comienza a mostrar síntomas. Para eliminar el metal acumulado es necesario mucho tiempo de tratamiento y expulsarlo del sistema digestivo (si es que el metal está aún presente ahí).

Aunque es importante realizar un análisis de sangre para determinar la concentración de metales pesados y así diagnosticar la enfermedad, la gravedad de esta intoxicación suele requerir que se comience un tratamiento si los síntomas son compatibles, sin esperar a los resultados del análisis. El tratamiento no es peligroso si se administra adecuadamente y solemos opinar que el beneficio supera al riesgo de esperar y que se agrave peligrosamente.

Para evitar estas intoxicaciones son claves las medidas de seguridad: evitar juguetes de metal dentro de su jaula (por ejemplo, campanitas, cadenitas, etc) y todo material metálico que el pájaro pueda ingerir cuando está suelto por casa.

Aquí tenemos a Leia, este Agapornis roseicollis, que nos puede contar, de primera mano, toda su aventura con los metales pesados ( se puede ver en la radiografía). Tras pocos días de tratamiento lo logró expulsar pero han sido necesarias más de tres semanas de fármacos quelantes y muchos cuidados y mimos, sobre todo de su familia, para que Leia se recuperara 😊

No hay texto alternativo automático disponible.La imagen puede contener: pájaro

 

 

Autor: Miguel Gallego                                 Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos