Hay muy pocos estudios científicos sobre la visión de los conejos pero sí sabemos algunas cosas. Aunque tendemos a pensar que los animales perciben visualmente el mundo de una manera parecida a nosotros eso no suele ser así. La visión de los conejos evolucionó especialmente para ayudar al animal a percatarse de la presencia de un depredador lo antes posible y poder así huir rápidamente.

Parece ser que los conejos no perciben todos los colores como nosotros, sino que su visión es únicamente en escala de grises, verdes y azules. De hecho, algunas personas daltónicas ven los colores como los conejos, con los llamados protanopios.

Además ellos no son capaces de percibir bien la profundidad como nosotros, pues sólo tienen unos 20º de visión binocular en contraste con los 160º que tenemos nosotros. La visión binocular es la que se obtiene cuando los campos de visión de cada uno de los ojos coinciden, como nosotros tenemos los dos ojos mirando al frente coincide casi todo el campo de visión pero los conejos los tienen a los lados y sólo coinciden 20º en el frente pero no delante de la nariz. Por eso, los conejos perciben la profunidad, es decir, lo que está más cerca y más lejos de una manera menos precisa que nosotros pero utilizan varios trucos… saben que las cosas se hacen más pequeñas a medida que se alejan, y, moviendo la cabeza arriba y abajo también saben que si algo se mueve más es que está más cerca, es el llamado efecto de paralaje.

 

Conejo

 

Gracias a la posición de sus ojos, los conejos son capaces de ver casi 360º, es decir, prácticamente todo lo que tienen a su alrededor y parte del cielo, pero no ven lo que tienen delante de la boca; por eso cuando les das de comer no saben dónde está la comida hasta que la huelen o la palpan con sus labios o vibrisas. Con esa visión tan amplia pueden ver casi cualquier cosa (depredador o veterinario 😂) que se les acerca, incluso mientras comen.

Son capaces de enfocar a lo lejos mejor que nosotros, pero de cerca les ganamos con creces en enfoque y nitidez, ellos tienen una visión menos precisa…como si fuera más pixelada. De hecho si apareces de repente en la habitación donde está tu conejo y llevas un objeto grande, es posible que le parezca que no eres tú porque, digamos, se le mezcla un poco la imagen y percibe más bien un gran objeto extraño; aunque luego, probablemente, se te acerque y te huela, reconociéndote (si es que no ha huído despavorido).

La visión nocturna de los conejos es mejor que la nuestra, pudiendo llegar a ver con mayor oscuridad que nosotros. Pero a igualdad de oscuridad nosotros vemos con más nitidez 😎

Autor: Miguel Gallego                                 Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos