La Guardia Civil ha procedido a la detención de tres personas, dos mujeres y un hombre, de entre los 35 y 36 años y nacionalidad española, como presuntos autores de al menos 19 delitos de estafa, 11 delitos de usurpación de estado civil y 4 delitos de amenazas. Han sido arrestados por agentes del municipio de Seseña gracias a la Operación KITY-CAT. Esta operación comenzó a raíz de las primeras denuncias que recibió el puesto el 2 de mayo. Varias personas afirmaban que al intentar adoptar gatos a través de una conocida página de internet les habían estafado.

La forma de proceder de estos estafadores era que una persona de una supuesta protectora ofertaba a estos animales rescatados de forma altruista solicitando a los posibles adoptantes que se hicieran cargo de los gastos de vacunación y de envío, que suponían entre 150 y 240 euros por adopción.

 

 

Estafa gatos
Detención de uno de los participantes en la estafa de adopción de gatos

 

El Área de Investigación de la Guardia Civil de Seseña averiguó que existían numerosas personas que habían sido perjudicadas por todo el territorio nacional. Madrid, Toledo, Málaga, Galicia o Barcelona eran, entre otras, las provincias con más personas estafadas.

El modus operandi de este grupo de estafadores se daba siempre a través de internet. Una mujer era la que se hacía pasar como miembro de una protectora de animales por las webs de anuncios en internet y ofrecía a los supuestos gatitos rescatados. Mostraba la fotografía del pequeño bigotudo y documentación para ser totalmente creíble y así ganarse la confianza de sus víctimas, asegurándose  el ingreso del dinero mediante el engaño.

Los otros dos detenidos aportaban los números de cuentas bancarias donde se realizaban los ingresos de los gastos de veterinaria que supuestamente habían tenido los gatitos.

La operación se ha cerrado con la detención de estas tres personas.