Las garrapatas son peligrosas para los perros, más aún durante la primavera y el verano, cuando las altas temperaturas despiertan a estos parásitos caninos. Eliminar las garrapatas del perro, cuando ya están adheridas a su cuerpo, no es divertido, pues estos insectos que muerden al can para alimentarse de su sangre son desagradables y además difíciles de arrancar con seguridad. En este artículo se describen ocho formas de acabar con las garrapatas del perro: desde los mejores medicamentos hasta los trucos para proteger la casa de estos peligrosos parásitos.

Perros sin garrapatas esta primavera y verano

Las garrapatas son peligrosas para los perros, sobre todo durante la primavera y el verano. El motivo es que el calor despierta a estos parásitos caninos de su letargo y les prepara para atacar a los peludos compañeros. Eliminar las garrapatas del perro cuando ya le han mordido es desagradable, peligroso y difícil. El problema es que estos insectos son muy perjudiciales si permanecen demasiado tiempo adheridos al animal, ya que le pueden causar enfermedades serias. Pero no solo eso. Arrancar las garrapatas del can de forma inadecuada, algo habitual ya que estas introducen buena parte de su mandíbula en su cuerpo, también implica un riesgo muy serio para el animal.

Entonces, ¿qué se puede hacer para proteger a los perros de las garrapatas durantes estos meses? A continuación se explican ocho trucos para conseguirlo.

Imagen: Thamkc

1. Medicamentos corporales contra las garrapatas del perro

Las pipetas antigarrapatas son un método eficaz para luchar contra estos parásitos caninos. Estos medicamentos contra las garrapatas del perro hay que comprarlos en el veterinario o tiendas especializadas de animales, para asegurarse de que se adquiere el producto adecuado. Y, antes de hacerse con el fármaco, es muy importante preguntar al médico canino sobre él, ya que varía en función de si es para perros o para gatos. ¡Los felinos no pueden usar un antigarrapatas canino porque es tóxico para ellos!

Estas pipetas suelen actuar durante un mes. Aquí está toda la información para decidir cuál es el medicamento antigarrapatas para canes más adecuado.

2. Revisar al perro tras cada paseo

Después de cada salida al exterior, hay que asegurarse de revisar bien al perro. Este control contra las garrapatas y pulgas se debe reforzar en la zona de las patas (entre los dedos), en las orejas, en la parte superior de las patas, así como el cuello y en la piel bajo el pelo. ¿El motivo? Las garrapatas y pulgas son más peligrosas cuanto más tiempo estén en contacto con el animal.

Y ¿qué hacer si tiene una garrapata o pulga? “Este parásito debe de ser retirado de inmediato para reducir el riesgo de que transmita alguna enfermedad al can, un peligro que crece con el tiempo”, concluye un estudio veterinario de la Universidad de Minesota (EE.UU.).

Imagen: fantazista

3. Medicamentos orales contra las garrapatas del perro

Los medicamentos contra garrapatas para perros (y para gatos) han evolucionado mucho en los últimos años, en parte gracias al aumento de canes y felinos entre los humanos. Solo en España viven cerca de diez millones, según el censo de los Fabricantes de Alimentos para Mascotas Europeos.

Uno de los últimos hallazgos contra las garrapatas del perro es el uso de medicamentos orales. Estas pastillas son eficaces contra las pulgas y también contra las garrapatas. No obstante, es muy importante consultar con el veterinario para conocer qué producto es adecuado para el can y en qué dosis.

¿Otra ventaja? Si se tienen niños pequeños, estos medicamentos reducen el riesgo de contacto tras su aplicación. Y es que, como se recuerda aquí, las garrapatas del perro pueden atacar a las personas.

Imagen: edu1971

4. Baños contra las garrapatas del perro

Los baños alejan a las garrapatas del can. Además, en el mercado hay champús específicos, así como lociones antiparasitarias, que ayudan a prevenirlas e incluso las matan, en caso de haber mordido al animal. No obstante, y como siempre, hay que preguntar antes al veterinario y repetir los baños con estos champús cada dos semanas.

5. Collares contra las garrapatas del perro

Los collares contra las garrapatas del perro son eficaces y cómodos, ya que están compuestos por un soporte de plástico que contiene insecticida. Este sistema es un clásico para prevenir los parásitos desde hace más de 20 años.

¿Su gran ventaja? La larga duración de su efecto repelente contra las garrapatas. ¿Y su contrapartida? Algunos canes tienen alergia a este tipo de collares y también pueden resultar tóxicos para los cachorros, que pueden morder el collar y tragar trozos durante los juegos.

6. Esprays contra las garrapatas caninas

Los aerosoles contra las garrapatas del perro tienen un efecto inmediato, por lo que resultan útiles si se sale al campo o a una zona donde se sospeche que habrá estos parásitos. ¿Su parte menos buena? El efecto de protección no es tan duradero como el de las pipetas y los collares.

Se aplican cada dos semanas sobre la piel del animal y se pueden usar entre los baños y las pipetas para reforzar la protección. Pero, ¡ojo!. Hay que tener mucho cuidado cuando se administra cerca de los ojos o mucosas. Y es mejor hacerlo fuera de casa y lejos de otros animales. Además, si el can se moja, el efecto protector desaparece y será necesario dárselo de nuevo.

7. Proteger la casa contra las garrapatas

Mantener la casa, el jardín, la terraza y las zonas verdes libres de garrapatas y pulgas reduce las posibilidades de que estos parásitos ataquen al peludo compañero. La limpieza es importante pero, además, existen aerosoles exteriores contra los parásitos. ¿Lo mejor? Preguntar al veterinario.

8. El perro, mejor en casa

Sin contar con los paseos, el resto del día es mejor que el perro pase cuando más tiempo en casa mejor, con el objetivo de reducir su exposición a posibles parásitos y garrapatas.

Autor: Eva San Martín                                      Web: www.consumer.es