Autor: El Acuarista                                             Web: www.elacuarista.com

290-peces-boca-abierta

Comprender los mecanismos nutricionales de los organismos, nos permitirá, también, comprender otros temas relacionados con la vida en el acuario y en la naturaleza.

Efectivamente, el filtrado, las enfermedades, la vegetación, están directamente relacionados con el proceso nutricional. Desde el punto de vista de la Biología, “vivir” significa nacer, crecer, multiplicarse y evolucionar.
En los animales superiores, inclusive en el hombre, “vivir” puede tener un significado más amplio, pero eso es materia para ser tratada en otros capítulos (etología, por ejemplo).

Aquí no vamos a encarar la nota como un tratado de nutrición, sino como un simple artículo de divulgación que nos permita entender el proceso en general.

Comenzaremos por decir que en la naturaleza, desde los mamíferos más desarrollados hasta los microorganismos unicelulares, pueden ser agrupados en dos grandes grupos, de acuerdo a su sistema nutricional:

  • Heterótrofos son aquellos organismos que requieren carbono en forma de ligaduras de carbono con el hidrógeno de los compuestos orgánicos para crecer y desarrollarse (por ejemplo carbohidratos, grasas y aminoácidos). Son heterótrofos toda forma de vida animal (incluso el hombre) incluyendo muchos microorganismos.
  • Autótrofos son las formas de seres vivientes que utilizan el carbono inorgánico por lo general en forma de dióxido de carbono. Los autótrofos podrían ser divididos en dos grandes grupos:
  1. fotoautotróficos (fotosintéticos) que está compuesto por las plantas y algunas bacterias fotosintéticas y
  2. quimioatotróficos (quimiosintéticos), grupo bastante pequeño que está compuesto por bacterias.

El proceso de filtrado biológico se produce por la existencia de estos organismos quimioautotróficos, que extraen la energía de la oxidación de productos altamente tóxicos para los peces, tales como el amoníaco, nitritos diversos y ácido sulfhídrico (azufre inorgánico).

Si comprendemos este aspecto del tema, nos daremos cuenta que la utilización de antibióticos en el acuario puede traer más problemas de los que soluciona, excepto claro está, cuando sean estrictamente necesarios. Esto es así porque en un acuario “equilibrado” las bacterias forman parte fundamental de ese “equilibrio”, y su destrucción produciría un incremento peligroso de los elementos altamente tóxicos. Ese es el motivo por el cual siempre se recomienda la utilización de medicamentos en un acuario de “enfermería”.

 

Nutrientes necesarios para los peces

No es nuestra intención analizar la composición y la cantidad de nutrientes que necesitan los diversos peces. Tampoco el papel fisiológico que cumple cada sustancia una vez que ha penetrado en el organismo. Este último tema lo podemos tratar por separado, en futuras actualizaciones, si nuestros visitantes así lo desean. Este sería un tema para especialistas en nutrición animal, que los tenemos, y muy buenos. A ellos recurre la industria de los alimentos para peces (y otros animales) para el desarrollo de sus productos.

A raíz de los avances en la tecnología y en los conocimientos de las necesidades nutricionales, hoy en día contamos con alimentos balanceados para los más diversos peces (desde pequeños caracínidos como los Tetras hasta los grandes osteoglósidos como el Arowana). Esto da como resultado una alta confiabilidad en los alimentos para peces, sean estos en escamas, en pellets o en gránulos. Tanto los de origen nacional como los importados.

Pese a ello estos alimentos no pueden cumplir con el 100% de las necesidades nutricionales en una sola forma de alimento . Esta es una de las razones por la cual en la bibliografía siempre se recomienda variar el alimento balanceado y administrar alguna forma de alimento vivo para completar la dieta.

Ahora veamos cuáles son las necesidades básicas de nutrientes y qué función cumple cada uno de ellos; dicho de otro modo, los nutrientes sirven para:

  • proveer energía
  • formar y reparar el protoplasma, y
  • regular los procesos metabólicos.

A partir de estos principios tenemos:

  1. Fuentes de energía : es suministrada por las ligaduras de carbono-hidrógeno de los carbohidratos, grasas y proteínas.
  2. Fuentes de carbono : el átomo de carbono es la fuente de todas las sustancias orgánicas (incluyendo las del protoplasma). Los hidratos de carbono, grasas y proteínas son la fuente de las que se valen los animales , mientras que los vegetales (fotosintéticos) se valen del dióxido de carbono (CO 2 )
  3. Fuentes de nitrógeno : el átomo de nitrógeno forma parte de la estructura de los aminoácidos, proteínas, ácidos nucleicos, coenzimas y cofactores. Mientras que los animales deben obtener estos nutriente de su alimentación en forma de compuestos orgánicos, las plantas fotosintéticas los obtienen a partir de compuestos inorgánicos (por ejemplo: nitratos y amonio).
  4. Factores de crecimiento : Se trata de vitaminas y aminoácidos esenciales, los cuales no son sintetizados en forma suficiente por el propio organismo del pez y por lo tanto lo obtienen de la ingestión de otros compuestos orgánicos (por ejemplo de otros peces).
  5. Nutrientes inorgánicos : Se trata de las sales minerales que requiere un organismo animal para su metabolismo (calcio, potasio, magnesio, fósforo, etc). Algunos oligoelementos son requeridos en trazas casi imperceptibles, pero son fundamentales para el organismo.
  6. Agua : Único solvente universal en todas las formas de vida en nuestro planeta, el agua puede llegar a constituir hasta el 95% del volumen total del protoplasma. (Alvin Nason, Modern Biology, Edición John Wiley and Sons, Inc. 1965)

Siendo los peces organismos heterótrofos obtienen el carbono y la energía a partir de los carbohidratos y grasas; el nitrógeno a partir de los vegetales (plantas) del cual sintetizan aminoácidos, proteínas, etc. que a su vez intervienen en los factores de crecimiento.

Los nutrientes inorgánicos (sales minerales) lo obtienen –al igual que el agua- del propio medio ambiente.

En todo este proceso se consume energía y se producen deshechos que se solubilizan en el agua del acuario. A partir de esos deshechos desarrollan su ciclo los organismos autótrofos (bacterias y plantas).

Cabe destacar que en el intestino se desarrolla una colosal colonia de bacterias responsables, en gran medida, del aporte vitamínico al organismo. De modo tal que la destrucción de esa colonia por la utilización de antibióticos, puede desembocar en una deficiencia vitamínica aún en el caso de que esas vitaminas sean suministradas en la dieta.

 

Aparato digestivo de los peces

La carencia de vitaminas es el origen de muchas enfermedades, por lo que se debe cuidar sobremanera el suministro de alimento adecuado en forma permanente , ya que en todo el proceso digestivo se excretan grandes cantidades de vitaminas que deben ser repuestas mediante la dieta.
Para concluir este aspecto de la nutrición en relación a la práctica del acuarismo, debemos tener en cuenta que el carbono, el nitrógeno y el oxígeno pasan, irremediablemente, por sus respectivos ciclos mediante la intervención de organismos vivos tales como las plantas y las bacterias. Están relacionados y dependientes entre sí . Y todos ellos a su vez dependen de dos elementos que no pueden estar ausentes: el agua y la luz .
Es por esto que siempre insistimos en que un buen nivel de iluminación es tan importante como una buena alimentación, desde el momento en que sin luz y sin agua no existiría en nuestro planeta ninguna forma de vida tal y como la conocemos.

Un acuario no provisto con buena luz terminará siendo un habitáculo de peces desnutridos, carente de vida vegetal y totalmente polucionado por deshechos orgánicos no transformados y sales minerales no asimiladas por las plantas. En tales condiciones un acuario está condenado a la destrucción del precario equilibrio ecológico y sobrevendrá la muerte de sus habitantes.

Las plantas naturales pasan entonces a cubrir un aspecto muy importante en el equilibrio bio-químico del acuario, y aún en el caso de que se utilicen plantas artificiales, no podrán faltar al menos una cantidad mínima de plantas naturales consumidoras de gran cantidad de sales minerales, como por ejemplo: Vallisneria , Egeria (Elodea) o Echinodorus .