Un nuevo estudio encuentra que el 92% del hábitat prioritario para proteger a los mamíferos terrestres en peligro de extinción está actualmente desprotegido

Cheetah lying on green grass ground during daytime

Proteger los hábitats es la herramienta más poderosa contra la extinción de especies. Un nuevo estudio internacional propone enfoques más eficaces para identificar hábitats críticos para su protección.

 

En medio de un aumento alarmante en la destrucción de hábitats y la extinción de especies a nivel mundial, una nueva investigación publicada por once instituciones colaboradoras propone un nuevo enfoque global para elegir tierras protegidas que podría reducir el riesgo de extinción de especies dos veces más eficientemente que los métodos actuales.

 

De Diego Delso, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=69586558

 

La protección de ecosistemas y hábitats clave es ampliamente aceptada como una de las herramientas más poderosas contra la extinción de especies

En lugar de determinar la priorización de la tierra basándose únicamente en la variedad y riqueza de las especies (como ha sido el caso históricamente), los esfuerzos de conservación deberían centrarse en áreas que son esenciales para sustentar la persistencia de las especies y que están amenazadas por el uso actual y futuro de la tierra.

«La extinción global de una especie comienza localmente, ocurre una población a la vez, y las poblaciones individuales pueden ser más o menos resistentes dependiendo de factores regionales como el uso de la tierra o la intensidad de la gestión», explica el autor principal Nicholas Wolff, Director de Ciencia del Clima de TNC. . «Necesitamos un modelo de priorización que refleje esos principios básicos de la ecología».

En el nuevo enfoque desarrollado por los investigadores, la conservación tiene como objetivo maximizar el número de poblaciones supervivientes de cada especie y centrarse en la protección, especialmente aquellas que están amenazadas por el uso de la tierra. El estudio modeló lo que sucedería si los conservacionistas también incorporaran información a nivel de población, como las tasas de crecimiento y las necesidades de hábitat de cada población individual de una especie. Los resultados fueron reveladores y mostraron que el número de poblaciones supervivientes podría duplicarse con la misma cantidad de recursos. Al mismo tiempo, el 92% de los “hábitats prioritarios para la persistencia” del planeta –en otras palabras, las tierras de las que más dependen los mamíferos en riesgo para su supervivencia– no están actualmente bajo protección estricta. De los mamíferos terrestres globalmente amenazados, sólo el reno finlandés del bosque ( Rangifer tarandus fennicus ), una subespecie del reno o caribú, se encuentra en Finlandia.

«Hasta donde sabemos, este es el primer estudio en el que las áreas prioritarias identificadas maximizan no solo la representación de la biodiversidad global, sino también la persistencia a esta escala espacial y detalle», añade Heini Kujala, coautor e investigador universitario en el Museo de Historia Natural de Finlandia. «Esperamos que los hallazgos fomenten la innovación en las estrategias de conservación en todo el mundo, contribuyendo a la lucha global contra las crecientes tasas de extinciones». Las áreas prioritarias para la persistencia se identificaron en colaboración con investigadores de Nature Conservancy y el Museo Finlandés de Historia Natural, utilizando la herramienta de conservación espacial Zonation desarrollada en la Universidad de Helsinki.

El estudio, publicado en One Earth, identificó una serie de hábitats donde el fortalecimiento de las protecciones de conservación existentes tiene el potencial de lograr una reducción significativa en el riesgo de extinción global para un mayor número de especies. En particular, descubrieron que sólo siete países (Australia, Brasil, China, Indonesia, Madagascar, México y Papúa Nueva Guinea) contienen más de la mitad de los hábitats prioritarios supervivientes de la Tierra para la persistencia de especies, lo que ofrece un amplio potencial para probar el nuevo enfoque propuesto por este estudio.

El estudio fue realizado en colaboración con científicos de TNC, IIASA, Universidad de Helsinki, CNR-IRET, Universidad Radboud, Sociedad Zoológica de Londres (ZSL), University College London, Universidad de Melbourne, Universidad Sapienza de Roma y Universidad de Queensland. .

Visitas: 0

Compártelo

infoespecies