El MITECO participa en la presentación del Proyecto LIFE “Corredores Ibéricos por el quebrantahuesos”

El MITECO participa en la presentación del Proyecto LIFE “Corredores Ibéricos por el quebrantahuesos”

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha participó en el acto de presentación del proyecto Life Proyecto LIFE “Corredores Ibéricos por el Quebrantahuesos”, celebrado en Navarredonda de Gredos.

El principal objetivo del proyecto, que cuenta con un presupuesto total es de 2,68 millones de euros, es reducir el riesgo de extinción en la principal población de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) de la Unión Europea mediante la recuperación de su antigua área de distribución en la Península Ibérica.

Esta ave ocupó en el pasado la mayoría de los sistemas montañosos europeos, pero quedó relegado a Pirineos y a pequeños núcleos residuales en Creta y Córcega, debido a que era considerada una alimaña.

Por ello, en el seno del programa se prevén acciones para recuperar el buen estado de esta ave necrófaga. Entre otras actuaciones, el Proyecto LIFE promoverá la reintroducción para crear una subpoblación en el Sistema Central, a través de un corredor ecológico que va desde Portugal a través de la Península Ibérica de este a oeste.

Por otro lado, se reforzará la reintroducción de la especie en el Maestrazgo, una zona estratégica de montañas y profundos cañones que interconectan diferentes sistemas montañosos, en la que la Generalitat de Valencia está realizando sueltas en los últimos años. Además, continuará la iniciativa de reintroducción en Picos de Europa, donde ya existe una pequeña población de unos 30 ejemplares, la mayor de toda Europa.

 

Quebrantahuesos
Los quebrantahuesos son una de las aves más amenazadas de Europa./ Pilar Oliva Vidal

 

Una estrategia ibérica

Del mismo modo, se actualizará la estrategia vigente de conservación del quebrantahuesos para promover la recuperación de esta especie en su antigua área de distribución y la conectividad de sus poblaciones. Dado que en los últimos años ha aumentado el número de jóvenes dispersantes que llegan a Portugal, se promoverá la aprobación de una estrategia ibérica.

Precisamente, una de las obligaciones del MITECO como socio en este proyecto será la redacción y posterior aprobación de la actualización de la estrategia del quebrantahuesos

El proyecto Life Proyecto LIFE “Corredores Ibéricos por el Quebrantahuesos” comenzó el pasado 1 de enero y se extenderá hasta enero de 2027. Esta iniciativa, recientemente aprobada por la Comisión Europea, tiene como beneficiaria principal a la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.

Al acto de presentación de la iniciativa han asistido representantes del MITECO, acompañados por autoridades municipales del Parque Regional de Gredos, empresas relacionadas con el turismo de naturaleza, representantes de la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal de la Junta de Castilla y León, del Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Aragón, de la Guardia Civil de la provincia de Ávila y del Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF) del Gobierno de Portugal.

Una especie intensamente perseguida 

En el pasado, podía encontrarse quebrantahuesos en todas las cadenas montañosas del sur de Europa, desde el oeste de España hasta los Balcanes. Durante los siglos XIX y XX, el quebrantahuesos fue intensamente perseguido al ser considerada como alimaña. Esta persecución humana, combinada con una disminución de la población de herbívoros silvestres de montaña, hizo que se extinguiera en casi toda su área de distribución europea. El último ejemplar de los Alpes fue abatido en 1913. En la actualidad, han quedado relegados a pequeños núcleos en Córcega, Creta y sobre todo en ambas vertientes de los Pirineos.

Por esa razón, esta especie necrófaga, la más escasa de su grupo, está incluida en el anejo I de la Directiva de Aves (1979) y considerada como ave prioritaria para los proyectos Life-Naturaleza. Está catalogada en peligro de extinción en el catálogo español de especies amenazadas.

En España se empezó a trabajar coordinadamente desde las administraciones ya desde finales de la década de los 80. Gracias a todos los trabajos realizados, se ha pasado de una población de 30 unidades reproductoras en los Pirineos españoles a las 130 actuales. La población total en ambas vertientes asciende a unos 1.000 ejemplares de todas las edades.

Dada la esperanzadora dinámica de la especie, es necesario actualizar la estrategia vigente, aprobada en el año 2000, para priorizar sus objetivos y para que su ámbito territorial de aplicación abarque la totalidad de la Península Ibérica. Este último objetivo se lograría mediante la aprobación conjunta con Portugal, siguiendo los pasos de la estrategia ibérica de conservación del águila imperial, aprobada por ambos países en 2018.