Imagen: Simone Berna

Un gato con diarrea evacúa heces más blandas de lo normal, en mayor cantidad y, además, algo más fétidas y con un color extraño. Pero, ¿qué hacer cuando el felino tiene descomposición? El primer paso es buscar la causa: ha comido algún alimento o planta tóxica, ha cogido frío, tieneestrés, etc. Y después, hay que prepararle una dieta blanda, que puede cocinarse en casa con arroz y pollo hervidos, agua abundante y bebidas isotónicas. En este artículo se detalla con detenimiento cómo actuar ante la diarrea del gato.

Mi gato tiene diarrea, ¿qué le ocurre?

Los gatos con diarrea tienen problemas para ingerir los nutrientes que necesitan, por lo que hay que prepararles una dieta blanda

Un gato con diarrea evacúa heces más líquidas de lo habitual y, además, en una cantidad superior. Estas también pueden adquirir una tonalidad anormal (grisácea o algo amarillenta) y despiden un olor más fuerte del usual. “Las diarreas en gatos y perros, sin embargo, no son extrañas”, recuerda el veterinario Fausto Andrés, ya que “motivan el 30% de las visitas al veterinario” de los peludos pacientes.

Pero, ¿por qué se produce la descomposición del felino? El cuerpo de un gato sano tarda entre seis y ocho horas en digerir la comida, según un estudio realizado por la Universidad de Washington. Durante este tiempo los alimentos recorren el aparato digestivo, un complejo sistema de órganos encargado de absorber los nutrientes para ser utilizados por las células. No solo eso: su aparato digestivo sano también absorbe el 80% del agua de los alimentos. Por eso, las heces son de consistencia más o menos sólida en condiciones normales.

Esto no ocurre, sin embargo, cuando el felino sufre diarrea. La razón es que la comida recorre el tubo digestivo a una velocidad mucho mayor que la habitual. En consecuencia, el gato tiene problemas para absorber los importantes nutrientes de la comida felina, entre ellos el agua, y su salud puede correr peligro. Este es el motivo por el que las heces son evacuadas con mayor cantidad de agua y de un modo más explosivo.

Mi gato tiene diarrea, ¿ha comido algo malo?

La dieta blanda para el gato con diarrea incluye pollo hervido, arroz, agua abundante y bebidas isotónicas de limón

“Las causas de la diarrea en gatos pueden ser variadas”, explica la veterinaria Patricia González. Un motivo frecuente de la descomposición en felinos es que el animal haya ingerido alguna planta tóxica, “aunque en este caso, la diarrea suele venir acompañada de vómitos en el gato”, aclara González.

En otras ocasiones, se desencadena por un cambio brusco en la dieta del felino o por cualquier otro motivo similar que implique un desequilibrio en la flora bacteriana del estómago del peludo amigo. “Esta flora bacteriana es la encargada de metabolizar los alimentos que ingiere el gato; en consecuencia, los desequilibrios implican problemas para absorber los nutrientes”, añade la veterinaria, lo que explica que el estómago del felino con descomposición no pueda trabajar al ritmo que necesita.

El estrés del gato, una mudanza con el felino e incluso una estancia más larga de lo habitual en el veterinario son otros motivos que pueden provocar las heces blandas. “Cuando la diarrea del gato no se explica por la alimentación, es posible que se deba a una inflamación del aparato digestivo o a una infección”, concluye, por su parte, el veterinario Richard Goldstein, de la Universidad de Cornell, en un estudio realizado sobre dolencias gastrointestinales en felinos.

La diarrea también puede esconder un problema de salud más peligroso, como enfermedades en riñones, hígado o una debilidad excesiva de su sistema inmune. Por ello, el primer paso es acudir pronto al veterinario.

Diarrea en gato: ¿cómo preparar una dieta blanda en casa?

Imagen: mike

La dieta blanda para el felino, supervisada por el veterinario, ayudará al animal a recuperarse de la descomposición cuando esta tenga su origen en un problema temporal en el estómago. Este tipo de comida casera para gatos, además, le servirá para absorber (poco a poco) los nutrientes y vitaminas que necesita ingerir. Esta dieta blanda no difiere, en lo esencial, de la recomendada para los perros. A continuación se explican los pasos para prepararla en casa.

  • Pollo hervido. Hay que hervir pollo, libre de zonas grasas, piel y huesos, y cortarlo en trozos pequeños que el felino pueda meter en la boca y masticar.
  • Arroz hervido. Al igual que la dieta blanda del perro con diarrea, el gato necesita tomar arroz. Sin embargo, el tamaño tan pequeño de los granos no siempre es de su agrado.
  • Bebidas isotónicas de limón. “Este tipo de bebidas ayuda a los felinos con descomposición a recuperar parte de los nutrientes y electrolitos que pierden”, explica González.
  • Mucha agua. El gato pierde gran cantidad de líquido a través de las heces, por lo que necesita recuperarla a través de la ingesta de agua.
  • Comidas comerciales para felinos con diarrea. Cuando el arroz no es del agrado del peludo comensal enfermo, la opción es acudir a las latas (mejor, porque tienen más agua) y piensos pensados para gatos con diarrea y problemas gastrointestinales.
  • Un consejo que hay que recordar: la dieta blanda deberá ser su única comida durante los dos o tres días que dure el tratamiento. Esto explica que no haya que ofrecerle otros premios comestibles como galletas para felinos ni malta.

Autor: Eva San Martín                       Web: www.consumer.es