Los mamíferos no solo pueden caminar o correr, gracias a la evolución de los quiridios pueden desplazarse de distintas maneras y en diferentes ambientes

 Entre los vertebrados hay diferentes medios de locomoción o desplazamiento. Los tres principales están asociados a los ambientes generales como son el agua, con la natación, en el aire, al volar y sobre el suelo con el caminar y correr. Aunque en los mamíferos se considera otros tipos de desplazamiento como es la braquiación, trasladarse entre las ramas de los árboles con las extremidades anteriores, siendo los orangutanes la especie en las que se encuentra más desarrollado este tipo de desplazamiento.

Otro tipo es el que presentan los camellos al que se le ha denominado “paso”, en el que las extremidades se mueven de manera diferente al del resto de los mamíferos, siendo más similares al de los reptiles, la forma en la que lo hacen es moviendo las dos extremidades de un lado (delantera y trasera) al mismo tiempo y luego las del otro lado.

 

Cangur

 

El último tipo es el saltatorial, que es el desplazamiento por medio de saltos, depositando todo el peso en las extremidades posteriores. Este desplazamiento ha evolucionado de manera independiente en varios grupos de mamíferos como en los canguros, jerbos y ratas canguro. De todos los desplazamientos sobre los sustratos, este último es el más eficiente a nivel de consumo de energía (requiere poca) y tiene la capacidad de poder hacer rápidamente cambios de dirección, lo que lo ayuda para huir de los depredadores, está restringido principalmente a sustratos planos, aunque existen algunas especies de canguros del género Dendrolagus que son arborícolas.

El patrón general de los vertebrados es de tener cinco dedos en todas sus extremidades, esto lo podemos encontrar desde los anfibios hasta los mamíferos, aunque algunas especies debido a procesos evolutivos han perdido dedos en todos los grupos. El caso con el que estamos más familiarizados es con los perros, los cuales tienen cuatro dedos en sus patas traseras (han perdido los pulgares) y aunque es raro, algunos aún lo conservan. El más extremo y conocido es el de los caballos; los cuales presentan un desplazamiento cursorial (que pueden recorrer largas distancias en muy poco tiempo), ya solamente tienen el dedo índice en sus extremidades, que está cubierto por la pezuña (uña modificada). El resto de los dedos se han perdido en el proceso evolutivo del grupo.

La teoría de evolución de los vertebrados considera que el primer pez pulmonado que salió del agua a la tierra tenía una estructura llamada quiridio, la cual tenía cinco radios. Este pez pulmonado dio origen a todos los vertebrados terrestres, es por ello que todos tienen cinco dedos o menos. El quiridio es una estructura básica de la evolución primeramente de los anfibios y posteriormente de reptiles, aves y mamíferos y hace constar que todos ellos evolucionaron de un ancestro común. El quiridio es lo que se considera como las extremidades y que se articulan a una de las caderas. Comúnmente, consideramos que los mamíferos y humanos solamente tenemos una cadera, la denominada pélvica donde las piernas se unen al tronco del cuerpo, pero anatómicamente tenemos como todos los vertebrados terrestres dos caderas. La segunda es la escapular, donde los brazos se unen al tronco del cuerpo. Ambas caderas tienen características diferentes, pero anatómicamente tienen la misma función.

El quiridio tiene tres estructuras básicas. La primera está constituida por un hueso único y largo que se articula con las caderas, que puede ser el fémur en las extremidades traseras y el húmero en las delanteras, a ésta se le llama estilopodio. La segunda está constituida por dos huesos, uno grueso (radio o tibia) y otro delgado (cúbito o peroné), y se denomina como zeugopodio. El autopodio, es la tercera, contiene más elementos y es la más variable. Por su complejidad el autopodio se divide en tres grupos. El primero incluye a los huesos asociados a la articulación tobillo o muñeca y se denomina como basipodio. La segunda se asocia con la mano o la pata como son los metatarsos y metacarpos llamados metapodio. El tercero y último asociado a los dedos en general, denominado acropodio, en el que se incluyen las falanges.

Todas estas secciones son varían entre especies y es lo que produce que se tengan una gran cantidad de desplazamiento diferentes, pero a pesar de ellos todas conservan la misma estructura general, aunque tengan disminución de componentes, pero solo en contadas ocasiones se pueden observar más componentes en el quiridio de las diferentes especies de vertebrados terrestres. Los mamíferos marinos, presentan un acortamiento de todas las estructuras del quiridio, se mantienen, pero se compactaron y formaron una aleta. En las ballenas y delfines las estructuras de las extremidades posteriores se han perdido, y pocas especies actuales presentan un vestigio de la cadera pélvica. En el caso de las focas conservan los miembros anteriores y posteriores, pero todos los componentes se han reducido en tamaño, aunque algunas especies aún conservan en las aletas las garras de los dedos.

 

Murciélago

 

En los murciélagos los dedos han incrementado su tamaño para poder sostener entre ellos la membrana interdactilar que forma las alas para sostener el vuelo, el resto de los elementos del quiridio se encuentran prácticamente igual al de otros organismos que se desplazan en otros medios. Otra característica distintiva de los murciélagos es que la articulación de la rodilla de las patas traseras está al revés, eso quiere decir que las patas se flexionan en sentido contrario a de los humanos, lo que les permite caminar de espaldas sobre las paredes o los techos de las cuevas.

Todos los vertebrados han evolucionado de un pez con pulmones, y la prueba es la presencia de quiridios modificados en cada caso según el ambiente donde vivan los organismos o su tipo de locomoción.

Autores
Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, S. C. Instituto Politécnico Nacional 195, CP. 23205, La Paz, Baja California Sur, México. Email beu_ribetzin@hotmail.com (AGM-G), sticul@cibnor.mx (STA-C).

 

Autores: Alina Gabriela Monroy-Gamboa y Sergio Ticul Álvarez-Castañeda

Web: Dicyt