Es una pegunta que nos hacen muy habitualmente a los veterinarios; los loros, su comportamiento, su carácter, son ciertamente desconocidos para mucha gente pero siempre han sido muy populares debido a su belleza y a la capacidad de hablar. Desde los años 80 y más bien en los 90 se comenzaron a criar en cautividad, anteriormente todos los loros provenían de su lugar de origen, eran capturados despiadadamente y vendidos como mascotas en otros países. Además del impacto ambiental que esto supone, esos loros tenían un carácter muy poco sociable, estaban aterrorizados y muchos eran agresivos; la cría en cautividad cambió todo eso radicalmente.. .aunque surgieron otros problemas que de los que ya hablaremos.

 

La imagen puede contener: pájaro

En fin, vamos al grano, ¿ME CONVIENE TENER UN LORO? No es una pregunta fácil de responder porque depende casi exclusivamente de la persona que lo quiera tener, su estilo de vida, su forma de ser,… Vamos a enumerar aspectos importantes a tener en cuenta al tomar la decisión y, si deseas tener un loro y te sientes identificado con uno o más de la lista…te aconsejamos que te lo pienses dos veces porque hay mucha probabilidades de que te arrepientas y que el loro sufra las consecuencias 🙁

-Si quieres un loro especialmente porque es muy bonito no vas por buen camino, si sigues leyendo comprenderás que tomar una decisión tan importante sólo por esto, es bastante irresponsable. Además un loro es un ser vivo, no un objeto decorativo.

-Algunas especies son muy longevas, pudiendo vivir más de 80 años (guacamayos y cacatúas). Se suele decir que pueden llegar a ser herencias así que es importante pensar a largo plazo.

La imagen puede contener: pájaro

-Si quieres un loro porque habla te volvemos a repetir lo mismo que en el caso anterior. Hay que tener en cuenta que no todos los loros hablan, aunque sean de la misma especie. Si el hecho de hablar es para tí de vital importancia y, estás dispuesto al resto de sacrificios, te recomendamos que adquieras un loro que ya hable.

-Hay que ser consciente de que los loros son “desordenados”, tiran la comida fuera de la jaula, gritan, les encanta imitar ruidos estridentes, defecan donde le da la gana, juegan a romper cosas… Sobre todo cuando están sueltos por la casa y eso no va cambiar. Esto se puede educar en cierto modo pero no totalmente.

-Si tienes miedo a que te piquen…que sepas que en algún momento es posible que lo haga, por muy bien educado que esté. Y ese miedo puede impedir que lo acabes manejando y educando correctamente, lo que aumenta la probabilidad de que aparezcan otros problemas de comportamiento.

-Todos los miembros de la familia 👫👭👨‍👩‍👧‍👦 tienen que estar de acuerdo en la decisión porque si no la convivencia se puede hacer muy complicada. Teniendo en cuenta que los loros no se llevan bien con todos los miembros de la familia. Suelen tener su preferido 😍

-Si algún miembro de la familia tiene asma o algún cuadro alérgico grave es conveniente que el médico evalúe la posibilidada de que pueda padecer alergia al loro. Los loros que más alergias producen en las personas son las cacatúas.

-El coste económico del loro, jaula, alimentación y gastos veterinarios pueden ser bastante elevados; en muchas ocasiones debemos calcular que, aproximadamente, el gasto anual supera al coste del loro, si es que lo compramos. Si se trata de una psitácida pequeña como un periquito, agapornis o ninfa, el gasto anual es mucho mayor que el coste económico del pájaro en el mercado.

La imagen puede contener: pájaro

Además de todos los aspectos que hemos enumerado, hay que añadir, como pasaría con cualquier animal, la necesidad de proporcionarles unas buenas condiciones de vida: instalación adecuada, buena alimentación, estimulación, entretenimiento y, sobre todo, tiempo y cariño.

La tenencia responsable empieza por buscar la información en el lugar adecuado y una de las funciones de los veterinarios es ayudaros a resolver todas estas dudas y más en especies poco habituales. Desde nuestro centro siempre estaremos encantados en asesoraros

 

Autor: Miguel Gallego                                 Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos