conejo-enano

Muchos de los que conviven con pequeños mamíferos pueden tener bastante claro donde colocar la jaula del jerbo, que debe o no comer la chinchilla, cuantas crías puede llegar a tener nuestro hámster… pero siempre quedan dudas… para conocer perfectamente a nuestro pequeño amigo, para que nuestra relación sea casi perfecta, todavía nos quedan por conocer dos puntos fundamentales: el manejo y la domesticación. En este primer artículo os hablaremos de como tratar al conejo enano para que su vida sea lo más apacible posible.

MANEJO

 · El manejo del conejo, hasta que definitivamente el animal se acostumbre a nosotros, debemos realizarlo con mucho cuidado, con calma y con mucha paciencia.

 · Por lo general podemos decir que los conejos son animales muy dóciles, lo que no evita que si están asustados puedan propinarnos un mordisco (muy raro) o unos buenos arañazos al intentar escapar de nuestras manos.

 · Hay que manejarlos con mucho cuidado porque si se ponen nerviosos forcejean con mucha fuerza; estos movimientos tan bruscos pueden provocar lesiones de diversa importancia en su columna vertebral.

 · La mejor manera para cogerlos es haciéndolo por el cuello con una mano y sostenerlos con la otra mano bajo el tórax.

 · Cuando queramos transportarlos por la casa habrá que hacerlo cerca de nuestro cuerpo.

 · No se debe agarrar NUNCA a un conejo por las orejas.

 · Hay que intentar no ponerlos nunca en lugares con cierta altura porque se pueden caer.

DOMESTICACIÓN

 · El conejo enano es un animal asustadizo. Cuando queramos cogerlo hay que hacerlo con suavidad para darle tiempo a que se adapte a nuestra presencia.

 · Evitaremos dar gritos de alegría y aplicar caricias forzadas, no le gustan nada.

 · Cuando lo llevemos a casa por primera vez habrá que dejarlo tranquilo 1 ó 2 horas, y después nos acercaremos con tranquilidad.

 · Los primeros días (1 ó 2) sólo le daremos alimento en el comedero, después ya se lo podremos ofrecer con la mano.

 · No debemos acercarnos nunca a la jaula por arriba, siempre hay que hacerlo de manera que el conejo nos vea (por los laterales).

 · Cuando el conejo asimila que la mano es placer para él, por las caricias que va a recibir, se habrá superado la etapa más difícil de adaptación.

 · Cuando lleve una o dos semanas de aclimatación podremos sacarlo de su jaula, pero siempre bajo nuestra supervisión; si le dejamos solo, no nos extrañemos de que puede causas algún problema al mobiliario.

Web: www.mascoteros.com