Los peces de agua dulce muestran los crecientes impactos del clima en las especies

Estado de las especies de peces de agua dulce del mundo

La primera evaluación exhaustiva de las especies de peces de agua dulce del mundo, revela que el 25% (3.086 de las 14.898 especies evaluadas) se encuentran amenazadas de extinción. Al menos el 17% de las especies de peces de agua dulce amenazadas se ven afectadas por el cambio climático, incluida la disminución de los niveles de agua, el aumento del nivel del mar que hace que agua salada entre en los ríos y los cambios en las estaciones. Esto agrava las amenazas debidas a la contaminación, que afecta al 57% de las especies de peces de agua dulce amenazadas de extinción, las represas y la extracción de agua, que afectan al 45%, la sobrepesca, que amenaza al 25%, y las especies y enfermedades invasoras, que afectan al 33%. Por ejemplo, el Brycinus ferox del lago Turkana, una especie de pez económicamente importante en Kenia, ha pasado de la categoría Preocupación Menor a Vulnerable en la Lista Roja de la UICN, debido a la sobrepesca, la degradación de su hábitat provocada por el cambio climático y las represas que reducen el agua dulce que alimenta el lago.

Los peces de agua dulce representan más de la mitad de las especies de peces conocidas en el mundo, una diversidad incomprensible dado que los ecosistemas de agua dulce representan sólo el 1% de los hábitats acuáticos. Estas diversas especies son parte integral de los ecosistemas y vitales para su resiliencia. Esto es esencial para los miles de millones de personas que dependen de los ecosistemas de agua dulce y para los millones de personas tributarias de la pesca. Asegurarse de que los ecosistemas de agua dulce estén bien gestionados y sigan fluyendo libremente con suficiente agua y de buena calidad es esencial para detener las disminuciones de especies y mantener la seguridad alimentaria, los medios de vida y las economías en un mundo climáticamente resiliente”, dijo Kathy Hughes, Copresidenta del Grupo de Especialistas en Peces de Agua Dulce de la CSE-UICN.

 

El salmón del Atlántico

 

Salmón del Atlántico – Foto propiedad de: Atluxity

El salmón del Atlántico (Salmo salar) ha pasado de la categoría Preocupación Menor a Casi Amenazado, con nuevos datos mostrando que la población mundial disminuyó en un 23% entre 2006 y 2020. El salmón del Atlántico ocupa hoy sólo una pequeña parte de los ríos que habitaba hace un siglo en el norte de Europa y América del Norte, debido a las múltiples amenazas que encuentra a lo largo de sus migraciones de larga distancia entre hábitats de agua dulce y marinos. El cambio climático afecta a todas las etapas del ciclo de vida del salmón del Atlántico, influyendo en el desarrollo de los jóvenes salmones, reduciendo la disponibilidad de presas y facilitando la expansión del área de distribución de especies exóticas invasoras. Las represas y otros obstáculos bloquean el acceso a las zonas de desove y alimentación, mientras que la contaminación del agua y la sedimentación, principalmente debidas a la tala y la agricultura, conducen a una mayor mortalidad de los jóvenes salmones. La hibridación con salmones escapados de piscifactorías amenaza a muchas poblaciones silvestres y podría debilitar aún más su capacidad de adaptación al cambio climático. La mortalidad debida al piojo de mar (Lepeophtheirus salmonis),vinculado a las piscifactorías, también es motivo de gran preocupación. Otra amenaza creciente y significativa es el salmón rosado (Oncorhynchus gorbuscha), una especie invasora del Pacífico que se está extendiendo rápidamente por el norte de Europa.

Visitas: 8

Compártelo

infoespecies