Si tienes un conejo seguro que te habrás preguntado si hay algún riesgo que pueda sufrir en la época más calurosa del año. Estamos en verano y aunque nos encante, en determinados momentos puede resultar peligroso para tu orejotas. En este artículo te vamos a dar unas recomendaciones para que en este tiempo de estío, tú mascota y tú lo paséis divinamente, sin correr ningún riesgo que pueda afectar a su salud.

 

Conejo y el verano

Tu conejo y la comida

El verano es la época del año en la que hace normalmente más calor. Al igual que nosotros los humanos tenemos que tener cuidado y seguir unas pautas de higiene con los alimentos para evitar ingerir comestibles que puedan intoxicarnos con la comida para conejos ocurre lo mismo. Si pones alimentación fresca para tu orejotas tienes que tener cuidado que no acudan moscas, ni otros insectos indeseables. Es muy frecuente que con el calor cualquier resto de comida se convierta en un foco de bacterias, así que en el momento que tu conejo termine de comer sus manjares frescos mejor retira los restos para que esto no suceda. Por supuesto es de suma importancia que tu orejotas disponga de agua en todo momento. Si el calor es extremo puedes poner un cubito de hielo en su bebedero. Se recomienda cambiar el agua dos veces al día.

 

 

Conejos en el verano

 

Recuerda que la base de la alimentación de tu conejo es el heno, con ello evitarás trastornos digestivos. Y ten siempre presente que hay algunos alimentos prohibidos para tu conejo tales como: aguacate, ajo, boniato, cebolla, champiñones, guisantes, habas, lechuga Iceberg, entre otros.

Habítaculo del conejo

Depende de donde tengas a tu conejo tendrás que hacer más o menos acciones. Si tú conejo vive en el exterior asegúrate de que tiene sombra siempre. Los conejos son muy sensibles a los golpes de calor y éstos si no se cogen a tiempo pueden causarle la muerte.

La higiene es un elemento esencial para que no acudan insectos como con la comida, por lo que tenemos que ser constantes en la limpieza de la bandeja y una vez a la semana limpiar todo su habitáculo con agua y jabón.

 

Conejo y el verano

 

Si vive en el exterior tendremos que vigilar que no se han autoinvitado las pulgas a la vivienda de nuestro orejotas. Sí esto ocurre tendremos que desinfectar a fondo y poner un tratamiento antipulgas a la vivienda de nuestro conejo, así como vigilar que nuestro conejo no está afectado. El veterinario o  profesional cualificado nos aconsejara como hacerlo. También puedes optar por comprar el producto adecuado en una tienda online para animales.

Si nuestro conejo vive en el interior de la casa tenemos que tener especial cuidado también con el aire acondicionado y las corrientes de aire. Nunca poner su jaula donde se den estas dos circunstancias. Lo mejor que esté en un sitio fresquito a la sombra y si es posible tranquilo.

También te sugerimos que tenga juguetes o elementos para su buen desarrollo psicológico y corporal. El ejercicio mantiene a tu conejo en un buen estado de salud físico y mental.

Golpe de calor en conejos

Los orejotas soportan bien las temperaturas frías pero el calor no lo llevan tan bien. A partir de los 30º es importante que vigilemos a nuestro conejo. Los síntomas más evidentes de que está sufriendo un golpe de calor son letargia (estado de somnolencia), respiración agitada (jadeo) pasando a sonidos respiratorios por exceso de secreciones en un intento de eliminar calor, postración y desmayo.

Si te encuentras en esta situación puedes mojar sus orejas y su cuerpo con agua fresca, no fría porque puede provocarles un shock. Y por supuesto es importantísimo llevarle inmediatamente a un veterinario de exóticos. !Su vida depende de ello!

Autora: Antonia Villalba