Los 65 animales del Centro de Protección de Parla, 45 perros y 20 gatos, seguirán en la instalación a partir de este jueves gracias a un contrato de urgencia tramitado por el Ayuntamiento para evitar que el centro quede abandonado al expirar la actual concesión para su gestión.

Así lo han garantizado tanto el Consistorio como la Comunidad de Madrid tras una reunión este martes entre la concejala de Bienestar Social, Marta Varón, y el viceconsejero de Medio Ambiente, Pablo Altozano, al que el gobierno local había pedido ayuda para mediar en una posible solución a dicha situación, que generó este pasado domingo la protesta de varios centenares de vecinos que se manifestaron en Parla.

Perros Parla

No obstante fuentes municipales indican que a lo largo de este miércoles el Ayuntamiento deberá firmar el contrato con la actual empresa, Recolte, u otra diferente, para lo cual ha reservado la misma partida económica de la adjudicación anual, 60.000 euros, pero por un periodo de tres meses.

De esta forma el Gobierno, de una parte, da continuidad a la asistencia de los animales en el mismo centro, y de otra evitaría un informe contrario del interventor municipal, al que achacan la paralización del nuevo contrato debido a que dicho habilitado nacional considera “que no se puede aprobar un pliego que suponga un gasto mayor al Ayuntamiento con la deuda de 650 millones de euros que padece el Consistorio”.

Además, con esta fórmula de urgencia el Ejecutivo municipal busca cubrir el tiempo hasta conseguir sacar adelante un nuevo contrato que garantice el funcionamiento de la instalación con plenas garantías para los animales, para lo cual los pliegos de condiciones redactados desde hace meses contemplaban un presupuesto de casi 200.000 euros.

No obstante fuentes municipales indican que a lo largo de este miércoles el Ayuntamiento deberá firmar el contrato con la actual empresa, Recolte, u otra diferente, para lo cual ha reservado la misma partida económica de la adjudicación anual.

Por su parte el viceconsejero Altozano ha agradecido el “enorme esfuerzo económico y organizativo del Ayuntamiento de Parla“, que a su juicio “es uno de los pocos municipios que intervienen animales potencialmente peligrosos en la vía pública” y ha conseguido reducir la cifra de animales en el Centro de Protección a menos de un centenar.

Ayudas a entidades sin ánimo de lucro

La Comunidad de Madrid ha recordado que ya aprobó a finales de agosto un gasto de 2.247.000 euros para la convocatoria de ayudas en 2018 a entidades locales y entidades sin ánimo de lucro, cuyo principal fin sea la protección y defensa de los animales, lo que supone un 55,07 por ciento más de fondos regionales que los destinados en la última convocatoria.

De esta manera, la Comunidad garantiza la aplicación de la Ley 4/2016 de Protección de los Animales de Compañía. Las ayudas a entidades locales suponen 1.264.000 euros y contemplan un aumento de 573.000 euros, atendiendo a sus necesidades y a la aparición de nuevos gastos subvencionables derivados del aumento de animales no sacrificados.

Por otra parte, las ayudas a las entidades sin ánimo de lucro de la Comunidad cuentan con 983.000 euros en la convocatoria 2018, aumentando asimismo en 225.000 euros. En este caso, se ha tenido en cuenta que la partida destinada a sufragar gastos de inversiones y obra civil en los centros es la más demandada desde que se introdujo en la legislación el sacrificio cero de los animales.

 

Autor: www.ecoticias.com