Si tienes un bigotudo viviendo contigo probablemente te habrás dado cuenta de que de vez en cuando hay restos de uñas en la alfombra, en el suelo o en el rascador que utiliza. ¿Pero es normal que se le caigan las uñas a los gatos? En este artículo te lo explicamos.

 

Uñas gato

Las uñas de los gatos

Las garras o uñas en los gatos crecen de manera continua durante toda la vida. Además, tienen una forma ligeramente redondeada, son retráctiles, insertadas verticalmente y aceradas. La retractilidad  permite que se puedan desplazar sin ruido, gracias a la suavidad de sus almohadillas plantares que sirven también para proteger sus garritas. No en vano son utilizadas tanto para la caza como para autodefensa.

Si tu también ha sido arañado por un gato, habrás podido constatar que son unas armas extremadamente afiladas. Debido a su forma se clavan perfectamente en el adversario como si fueran pequeños cuchillos.

En la uña se distinguen claramente dos zonas, una rosada interior y otra más clara, hacia el extremo. Si la garrita crece más de donde se encuentra el torrente sanguíneo, ésta se desprenderá para dar lugar a una nueva uña afilada. Es un proceso totalmente natural, que cada dos o tres meses sucede.

 

Cuidar las uñas de los gatos

Cuando un gato araña está dejando su olor en la zona de rascado. Los felinos son territoriales, así que es una llamada de atención «bigotuda» a sus otros congéneres de que estás entrando en su territorio. Igualmente bajo las uñas hay un depósito de esa fragancia que les tranquiliza y les ofrece confort.

Sí quieres ayudar a tus gatos a que tengan unas uñas saneadas y que tus muebles no sufran por ello debes hacerte con un rascador. En el mercado los hay de todos los tamaños, aquí te ponemos una pequeña muestra de ellos.

 

 

Lo mejor es que desde pequeño le enseñes donde está permitido arañar. Recuerda que este es un acto totalmente normal y natural en los felinos. Va en su naturaleza por lo que no puedes suprimirlo y muchísimo menos regañarle por que se afile la uñas.

Es importante que la ubicación del rascador esté en su zona de descanso donde duerma, porque justo antes de que se levante se estirará y raspara con las uñas. También puedes ayudarle rociando spray de catnip o bien spray de Feliway para que utilice el rascador.

 

 

Cortar las uñas de los gatos

La uña del gato está formada por dos partes: una parte queratinizada compuesta por una superposición de capas córneas y la pulpa de la uña. El centro está compuesta por los nervios y vasos sanguíneos. Como curiosidad los gatos tienen cinco dedos en las patas delanteras y cuatro en las traseras. Es muy importante acostumbrar al gato a cortarle las uñas. Solo con ejercer un poquito de presión en los dedos saldrán las uñas retráctiles y con muchísimo cuidado de no dañarle cortaremos con un cortauñas especial unos milímetros de la parte transparente.

Pin en Mascotas

Tú veterinario o asistente técnico veterinario te puede enseñar a ello, después ya solo necesitaras armarte de paciencia.

 

 

 

 

Autora: Antonia Villalba