Las serpientes más peligrosas del mundo

Las serpientes más peligrosas del mundo

Las serpientes se encuentran en todos los continentes del planeta excepto en la Antártida. Llevan en este mundo desde hace 128 millones de años. En la actualidad hay alrededor de 3.400 especies en todo el mundo. Si hay algo que caracteriza realmente a estos animales es la ausencia de patas y poseen solo un pulmón. Tienen un esqueleto muy flexible y con su movimiento en zig-zag se desplazan tanto por tierra como por agua. Su cuerpo está cubierto de escamas y poseen una lengua bífida. Todas ellas son carnívoras. Cazan de dos diferentes maneras, o bien por constricción o bien inyectando veneno a sus posibles presas. ¿Pero cuales son las serpientes más peligrosas del mundo? En este artículo asesorados por Zoo Pinto te lo contamos.

Las serpientes más peligrosas del mundo

Pues aquí tenemos a las tops de las serpientes que más peligro entrañan. No por ello dejan de ser realmente espectaculares a la vista. A pesar de su mala fama,  no debemos olvidar que cada una de ellas mantiene a raya la superpoblación de otros animales como ratas, ratones, topillos, sapos, ranas… Son absolutamente imprescindibles en los ecosistemas como reguladoras de plagas. A su favor,  decir que las serpientes no atacan porque sí, es un comportamiento de defensa frente a un depredador (sí, los humanos también entran en esta categoría). Estas son las mas venenosas:

 

Taipán del interior – Oxyuranus Microlepidotus

Ostenta el puesto de la serpiente más venenosa del mundo. Contiene suficiente veneno como para matar a 125 personas. Vive en Australia. Aunque se crea lo contrario es una especie dócil y tímida, así que si se la deja tranquila pues seguirá su camino. El Taipán de interior puede matar a un humano en cuarenta y cinco minutos con una intoxicación múltiple del sistema orgánico. Los síntomas incluyen dolor de cabeza, naúseas, vómitos, dolor abdominal, mareos, diarrea, convulsiones, insuficiencia renal y el resultado final es la muerte.

 

Taipán del interior - Oxyuranus Microlepidotus
Taipán del interior -Oxyuranus Microlepidotus Foto propiedad de: XLerate

 

Serpiente marrón – Pesudonaja Textilis

Nativa de Australia. Es la segunda serpiente más venenosa del mundo. Es diurna. Agitada y nerviosa puede levantarse hasta más de medio metro. Sí se encuentran acosadas por los humanos pueden morder, aunque advierten antes de atacar. La sintomatología de envenenamiento incluye: parada cardiorrespiratoria, produce la aparición de hemorragias en diferentes partes de cuerpo, trombosis obstructivas de la microcirculación, fallo renal, y trombocitopenia severa, así como muerte súbita.

 

Serpiente marrón
Serpiente marrón – Pesudonaja Textilis      Foto propiedad de: Peter Woodard

 

Mamba Negra – Dendroaspis Polylepsis

Quizás una de las más conocidas por los foráneos en las serpientes, pero como muchas otras especies solo ataca a los humanos si se ve acorralada. Se la llama así porque su boca por dentro es de un color negro azulado que muestra cuando se siente amenazada.

 

Mamba Negra - Dendroaspis Polylepsis)
Mamba Negra – Dendroaspis Polylepsis
Foto propiedad de: Tad Arensmeier

 

La mamba negra es tanto terrestre como arborícola. Es muy rápida, puede producir varias mordeduras sin que te des cuenta. A los diez minutos su veneno provoca los siguientes síntomas: visión borrosa, desmayos, vómitos,  necrosis y parálisis respiratoria. Es mortal a no ser que se administre un antisuero.

 

Mamba negra - Dendroaspis Polylepsis
Mamba negra – Dendroaspis Polylepsis  Foto propiedad de: TimVickers

 

Krait Común – Bungarus caeruleus

También conocida como Krait azul es nativa de la India. Es una serpiente bastante dócil  durante el día. Cuando realmente está activa es por la noche y es cuando es más peligrosa. La Bungarus caeruleus tiene un potentísimo veneno de neurotoxinas, que llevan a la parálisis muscular. En los humanos se manifiesta como si fuera la picadura de un mosquito y si no se coge a tiempo la víctima puede morir en cuatro o cinco horas a lo sumo.

 

Krait comun - Bungarus Caeruleus)Bungarus caerelus
Krait comun – Bungarus Caeruleus) Foto propiedad de: Jayendra Chiplunkar

 

Cobra Filipina – Naja Philippinensis

Es una serpiente con un comportamiento muy agresivo. Habita en la jungla y en campos abiertos. Su veneno es tal que puedes estar muerto en media hora provocando una parada respiratoria. Es capaz de escupir su veneno hasta a tres metros de distancia. Es muy peligrosa.

 

Cobra filipina - Naja philippinensis
Cobra filipina – Naja philippinensis Foto propiedad de: Mario Lutz

 

Víbora de Russell – Daboia russelli

La víbora de Russell o Daboia russelii, es también conocida como víbora de cadena, o serpiente de las tijeras. Es oriunda del sur de Asia. Sus dientes miden 16 mm. La mordedura provoca dolor seguido de hinchazón de la zona afectada y ampollas. Aparecen hemorragias en las encías y también en la orina, así como en el esputo veinte minutos después de la mordedura. También puede haber necrosis superficial. La frecuencia cardíaca cae y desciende la presión sanguínea. Incluso dos semanas después de la mordedura puede haber un fallo renal o cardíaco.

 

Daboia russelii
Víbora de Russell – Daboia russelli  Foto propiedad de: StefanSTS

 

Cobra Escupidora de Cuello Negro – Naja nigricollis

Su hábitat natural se compone de principalmente de sabana y zonas semi-desérticas en altitudes hasta 1.800 metros. Se llama así porque puede escupir veneno y alcanzar los dos metros de distancia. Provoca hemorragias externas y necrosis. Produce necrosis del tejido de alrededor de la mordedura, ampollas, severas hemorragias externas, dificultad para respirar y como síntoma letal asfixia por parálisis del diafragma.

 

Naja nigricollis - Cobra Escupidora de Cuello Negro
Cobra escupidora de cuello negro – Naja nigricollis – Foto propiedad de: Warren Klein

 

 

Víbora de la muerte – Acanthophis

Vive en Nueva Guinea y en Australia. Su nombre lo dice todo. En 0.13 segundos es capaz de morder a su presa e inyectarla el veneno. Con la mordedura traspasa toxinas que se mueven por el torrente sanguíneo provocando parálisis y paro cardíaco. Existe antídoto, pero sin él en seis horas la consecuencia es la muerte como dice su nombre.

 

Acanthophis antarcticus - Víbora de la muerte
Víbora de la muerte -Acanthophis antarcticus Foto propiedad de: Magnus Manske

 

Cobra Real – Ophiophagus hannah

Es la serpiente venenosa más grande que existe y muy agresiva. Además otra de las rarezas es que la mama cobra realiza su puesta en una especie de nido a base de hierbas y ramitas que prepara con esmero utilizando su cola. Sus colmillos miden entre 1,25 a 1,5 centímetros e inyectan una gran cantidad de veneno. Los síntomas incluyen dolor agudo, visión borrosa, vértigo, somnolencia y parálisis que desemboca en un colapso cardiovascular e insuficiencia respiratoria que desemboca en la muerte. Dependiendo del veneno inoculado la mortalidad para humanos puede variar considerablemente. En Tailandia, es común ingerir una poción hecha a base de una mezcla de alcohol y raíz de la cúrcuma de tierra contra la mordedura. Esto que a priori puede parecer una leyenda de tribu local, se ha demostrado clínicamente que crea una fuerte resistencia contra el veneno de la cobra real y de otras serpientes con veneno neurotóxico. No busca conflicto con los humanos, es más nos evita a toda costa.

 

 

Cobra real
Cobra Real – Ophiophagus hannah     Foto propiedad de: Michael Allen Smith

 

 

Ahora ya sabes un poco más sobre serpientes y sobre las más peligrosas. ¿A qué son preciosas?

 

Autora: Antonia Villalba