WWF ha analizado el borrador del Marco de Acción Prioritaria (MAP), documento en el que las autonomías especifican sus necesidades susceptibles de ser costeadas con Fondos Europeos para el próximo periodo de financiación.

Las Comunidades Autónomas desaprovechan la financiación europea para prevenir los daños de lobo y oso

Tras analizar los borradores de los Marcos de Acción Prioritaria enviados por las distintas comunidades autónomas a la Comisión Europea, WWF concluye que la mayor parte de las CCAA desaprovechan la financiación europea para prevenir los daños de lobo y oso, ya que las medidas solicitadas en esta fase son insuficientes o incluso inexistentes.

WWF exige a las CCAA que modifiquen los borradores de forma urgente puesto que dicho documento es imprescindible para que Europa financie los costes.

Lobo y oso

 

La dotación no solicitada en este formulario no podrá ser financiada posteriormente, desaprovechando así la oportunidad de costear medidas como la adquisición y mantenimiento de mastines, vallados y pastores eléctricos, imprescindibles para la protección del ganado y, por tanto, para apoyar a la ganadería extensiva.

El estudio considera preocupante que la mayoría de las CCAA no hayan incluido en el MAP la medida principal que permite financiar acciones para la coexistencia, de  prevención, mitigación o compensación de los daños ocasionados por las especies protegidas o que, en caso de haberlo hecho, el presupuesto asignado a la misma sea insuficiente.

 

De este análisis se desprende que Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura y Asturias obtienen la mejor calificación al contemplar la adquisición de medidas de prevención de daños, aunque la versión definitiva del MAP debería incluir también los costes de mantenimiento de las mismas, como la manutención y gastos veterinarios de los mastines.

En el otro extremo se encuentran comunidades como Aragón, Cantabria y Cataluña que, o bien no contemplan en absoluto la medida, o no asignan presupuesto. Los conflictos de la ganadería con el oso y el lobo han ido en aumento en estas regiones en los últimos meses debido a la falta de prevención de ataques  ante la dejadez de la administración.

WWF recuerda que recientemente se hacía pública la voluntad de la Comisión Europea de sufragar el 100% de los costes directos e indirectos asociados a la coexistencia con lobo y oso.

Según Yolanda Cortés, experta en grandes carnívoros del Programa de Biodiversidad de WWF España: “Los grandes carnívoros como lobo y oso son especies protegidas por la normativa europea y las administraciones tienen la obligación de garantizar su conservación efectiva impulsando la coexistencia con las actividades presentes en el territorio, como la ganadería”.

Y concluye: “Desde WWF pedimos a las CCAA que corrijan estos errores en la versión definitiva del MAP, aprovechando al máximo las posibilidades de los distintos fondos europeos y que apuesten decididamente por impulsar planes de medidas preventivas que apoyen la coexistencia”.

Fuente: WWF

Web: Ecoticias.com