Autor: Angel Sánchez

Uromastyx

Nombre Científico: Uromastix acanthinuros

Nombre Común: Lagarto de cola Espinosa Africano

Clase: reptiles Orden: Escamosos Familia: Agámidos

Dimensiones: de 25 a 40 cms Localización: África

 

Es el reptil más típico del desierto africano. Aunque vegetariano, el lagarto de cola espinosa,   captura ortópteros y coleópteros de los que supone obtiene parte   del agua que necesita en la épocas de más sequía. Las escamas espinosas de la cola forman una gruesa protección que el animal usa como  arma, sólo vive en regiones desérticas de temperaturas elevadas,   donde la vegetación es relativamente estable y la humedad muy escasa.   Excava cavidades de hasta un metro de profundidad y dos y medio de longitud   en la que la temperatura es muy estable y donde permanece mientras las condiciones   ambientales no son favorables. Su color críptico contribuye a protegerle   de sus predadores, para protegerse de ellos mueve su cola espinosa como un látigo,   manteniendo el resto del cuerpo en la madriguera.

Terrario

Estos animales son muy activos, son lagartos que adoran el ambiente caluroso   y seco de los ecosistemas desérticos. Es necesario que el terrario donde   los alberguemos recree perfectamente el ambiente natural en el que se desarrollan.   Menos es más, es una buena idea.

Los uromastyx o lagarto de cola espinosa africano, son excavadores, y cualquier cosa demasiado elaborada nos llevará   a un hábitat desagradable para ellos. Evitar cualquier elemento orgánico   comestible, como plantas vivas, que son normalmente destruidas o ingeridas.   También deberíamos evitar la decoración con objetos plásticos   que imitan a elementos naturales, como son lagartos herbívoros, se conocen   casos de ingestión de plantas de plástico confundidas con comida.

Es necesario un espacio adecuado, especialmente cuando tenemos parejas o colonias   de uromastyx. Una buena regla para la mayoría de los lagartos desérticos,   es darles un hábitat con una longitud equivalente a cuatro veces el tamaño   de un individuo adulto. Una altura máxima de 65 centímetros y   un fondo mínimo de también 65 centímetros sería   el ideal en cuanto a tamaño del terrario. Algunos propietarios de estas   especies fabrican sus propios terrarios en madera o melanina. Los uromastyx   no deben tener carencia de espacio, asegúrate de que el terrario cumple   las necesidades especificas de este tipo de lagartos. Los terrarios estándar   requieren algunas modificaciones para hacerlos apropiados para los uromastyx.

Necesitan una buena ventilación superior y lateral para la correcta   circulación del aire. Demasiada humedad ( 70 % o más ) puede ser   fatal. Un terrario bien ventilado es crucial, especialmente cuando se usan substratos   de arena porque estos provocan polvo.

Lo ideal es que las paredes, suelo y techo sean opacas para evitar el estrés   de los animales, y que en la parte frontal el terrario este provisto de dos   puertas correderas de cristal.

Hay dos elementos indispensables en cualquier terrario para los uromastyx o lagarto de cola espinosa africano:

  • Cueva, ya que aunque son animales activos, necesitan un lugar donde esconderse     de cualquier mirada y sentirse seguros, especialmente por la noche, siendo este el lugar donde dormirán, si no lo hacen así significa que     hay un problema.
  • Asoladero, o lugar en el que ellos se puedan tumbar directamente debajo de la bombilla que emite el calor para conseguir las altas temperaturas que necesitan.

El terrario

Se pueden conseguir las dos cosas en una, situando con piedras perfectamente   fijadas debajo de la bombilla, una formación que deje un espacio inferior   con lo que también conseguiríamos una tercera zona de temperatura   lo que facilitaría la termoregulación.

Los criadores usan habitualmente cajas de plástico de 200 litros para   el aislamiento de machos y hembras durante la cría o periodos de agresividad   entre colonias. Estos pueden ser preparados para acomodar uromastyx durante   distintos periodos de tiempo, usando las mismas reglas que para el terrario habitual. Cuando se mantiene más de un animal en un solo terrario, es   una buena idea tener un terrario como este para cuando surjan problemas. Son   buenos para usarlos como “enfermería” cuando algún ejemplar   este siendo sometido a algún tratamiento médico, ya que estos   momentos se recomienda que tengan el menor contacto con los propietarios para   evitar el estrés o cuando el tratamiento requiere que el lagarto sea   separado del terrario de cría.

La sanidad y la higiene son muy importantes como en cualquier hábitat de reptiles. Si se les presta una atención diaria a la limpieza retirando   sus excrementos, mantener el hábitat limpio requiere un trabajo mínimo.   Quitar diariamente los restos de comida de su recipiente específico. Dejar los restos de vegetales por un día o dos puede producir moho. Las   paredes interiores y el cristal deben ser limpiados al menos una vez al mes con jabón neutro y agua. Limpiar y aclarar con paños húmedos   para eliminar cualquier resto de productos de limpieza que pudieran haber quedado.

Productos limpia cristales diluidos son una buena opción para los terrarios de cristal, y permiten un buen aclarado después de la limpieza. Después   de limpiar el terrario lavate las manos con un buen jabón antibacterias. Lava bien los recipientes de la comida cada vez que les pongas comida nueva.

De la iluminación y temperatura hablare en un capitulo aparte, dedicándoles   una atención especial, aún cuando se podrían incluir perfectamente en el apartado del terrario.

Temperatura, iluminación y fotoperiodos

Los uromastyx o lagartos de cola espinosa africano,  provienen de las zonas del mundo más secas, calientes   y áridas. Se desarrollan bajo condiciones extremas, inadecuadas para   la mayoría de las demás especies de lagartos. Es importante un   fluorescente con un amplio espectro UVB. Estas luces deben ser situadas a una   distancia máxima de 50 cms. del animal. La iluminación UVB es   fundamental para la síntesis de la vitamina D3. Estos tubos deben ser   reemplazados cada año para que sus beneficiosos efectos sigan manteniéndose.Hay   que instalar un fluorescente tan grande como lo permita el tamaño del   terrario, y si fuera posible poner varios, mejor aún.

Para la buena salud de los uromastyx es necesario un terrario bien iluminado.   Para mantener una temperatura adecuada en el terrario podemos utilizar una bombilla   incandescente de 100 w a 150 w con casquillo de cerámica. En este lugar   será donde el uromastyx “tome el sol”. El foco de calor tiene   que estar a una distancia suficiente del animal y que provea a la zona de calor   de una temperatura que oscile entre los 45 y los 55 ºC.  asegúrate de que el lagarto no puede tener contacto físico con la bombilla y pueda resultar   gravemente dañado.

Si hay más de un uromastyx o lagarto de cola africano en el terrario tendrás que poner un   punto de calor por cada uno de ellos. Estos pueden estar situados a bastante   distancia unos de otros y has de colocar unas rocas en cada uno para que los   lagartos puedan asolearse individualmente. Para cualquier tamaño de terrario   se recomienda que todos los puntos de calor estén situados en 1/3, 1/2   de él para procurar una zona mas fría en el otro extremo. Esto   es muy importante para poder permitir al animal retirarse a la zona fría   cuando lo desee para termoregularse y para dormir, por ello sería necesario   mantener un escondite en la zona fría.

Los criadores a veces instalan en el terrario un fluorescente de “luz   negra” complementado al resto de luces. Se utilizada dos meses al comienzo   de la primavera. Sería suficiente con una luz blanca con UVA, ya que   es sabido que esto estimula a los adultos en la época reproductiva. La   bombilla estándar que utilizan muchos de los criadores es la Sylvania   350 Magnum BL, que se encuentra normalmente en tiendas especializadas en iluminación.

Uromastyx

Es necesario colocar dos buenos termómetros digitales para controlar   la temperatura y sus variaciones. Uno en la zona fría que sería   ideal que mantuviera una temperatura media de 33 ºC – 35 ºC. El otro   hay que situarlo directamente debajo de la zona con la bombilla de calor para   controlar la temperatura de la zona más caliente del terrario.

 

Los uromastyx o lagartos de cola africanos adultos viven sin problemas con una temperatura de 55 ºC   pero 50 ºC es el ideal. Las crías de uromastyx necesitan temperaturas   algo más bajas, 45 ºC – 48 ºC al ser su masa corporal menor   que la de un adulto.

La temperatura ambiente del terrario tendrá que estar sobre los 38 ºC.   Por la noche la temperatura puede bajar a los 29 ºC con todas las bombillas   apagadas, si baja mucho de los 29 ºC podrás necesitar elevar la   temperatura mediante bombillas nocturnas para terrario. Durante los meses de   verano normalmente no es necesario pero si en los meses de invierno.

El periodo de luz debería seguir nuestros cambios estacionales. Menos   luz de día durante el invierno y más durante los meses de primavera   y el verano. Durante la primavera y verano son apropiadas de 12 a 14 horas de   luz y calor. En los meses de invierno la mayoría de especies de uromastyx   están menos activos y comen menos con los cambios barométricos   del ambiente. En esta época, menos luz y calor, con ocho horas diarias   es suficiente. Durante el invierno el ritmo vital de los uromastyx baja, comen   menos y esto ha de ir acompañado de una bajada de temperaturas acorde   con las que tendrían lugar en su lugar de origen. Esto es fundamental   si quieres que lleguen a criar para repetir los procesos que llevan acabo en   sus habitats de origen, hacer que se mantengan sanos y aumentar su esperanza   de vida.

Sustrato

Hay varios sustratos que pueden resultar adecuados. Para ejemplares adultos   es apropiada la arena de parque, además es barata. Otra posibilidad excelente   para todas las edades excepto para los babys por debajo del año es la   fibra de coco ( Cocopeat ), tiene dos presentaciones, una en ladrillos comprimidos   que necesitan ser rehidratados en agua caliente y luego secado para su uso,   y otra que es en sacos en su estado natural lista para su uso. Este sustrato   no presenta ningún problema, mientras que la arena a provocado algunas  impactaciones en ejemplares jóvenes y adultos. Algunos criadores utilizan   alpiste como sustrato y aseguran que les va bien. Para los más jóvenes,   hasta un año, lo mejor es papel de periódico que debe ser cambiado   semanalmente.

Rechaza los sustratos que puedan causar impacto en su sistema digestivo, por   ejemplo: arena de gatos, arena de acuario, guijarros de colores, arena cálcica   que además puede provocar un exceso de calcio en el organismo por su   ingestión, arena silicea, viruta de cedro o cualquier otro árbol.   No hagas caso de productos comerciales de este tipo que afirman que no impactan,   estas afirmaciones están normalmente poco o nada comprobadas. Cuando   dudes, no lo compres.

Agua

Yo nunca les doy agua a mis uromastyx. El único momento en que es necesario   es cuando han sido desparasitados porque sufren deshidratación, o para   las hembras que acaban de poner huevos. Después de la puesta, las hembras   beben grandes cantidades de agua y normalmente no lo volverán a hacer.   La mayoría de los uromastyx no beben del recipiente del agua, el mantener   uno de ellos en el terrario, lo único que puede provocar es que se vierta   cuando los lagartos corran por encima y se corra el riesgo de elevar la humedad   del terrario.

Hay dos formas de proveer de agua a los uromastyx:

  • La primera de ellas es dar un baño de unos diez minutos en agua templada  con poca profundidad, que no sobrepase el abdomen, de esta manera se absorberá  agua a través de la piel. Esto se ha de hacer siempre con tu vigilancia.
  • La segunda, es darle gotas de agua por medio de una jeringuilla o un cuentagotas.     El agua no es algo que les guste demasiado a los lagartos, así que si lo mezclas con algún zumo de frutas le harás más agradable     su ingestión.

 

Alimentación

Los Uromastyx son herbívoros. Aún siendo importantes los insectos   dentro de su dieta, por su aporte proteico, han de ser incluidos en la dieta   con mucha menos frecuencia que vegetales y frutas. Esto requiere que conozcas   el valor nutricional de los alimentos que come normalmente tu uro. Esto es una   primera aproximación, de los insectos hablaré más adelante.

  • Vegetales: Lo primero de todo, hay vegetales que deben ser excluidos     en su mayor parte de la dieta: espinacas, por sus altas concentraciones de     ácido oxálico, aglutina el calcio que es necesario para un correcto     desarrollo. Lechuga que proporciona mucho agua con muy pocos beneficios nutricionales.     Col rizada y repollo inhiben la absorción del yodo. Brócoli,     guisantes, y la mayoría de las frutas tienen una pobre proporción     calcio – fósforo, lo que pude provocar bajos niveles de calcio siendo     consumido fosforo en su lugar. Las acelgas tampoco se recomiendan. La variedad     es el secreto de una correcta dieta. Una buena dieta estaría compuesta,     en mayor o menor medida teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, por: nabo,     mostaza verde, diente de león, col rizada, lombarda, y pequeñas     dosis de perejil, zanahorias, maíz, frutas, etc. como suplemento. También     son muy recomendadas las lentejas, judías verdes, rodajas de guisantes     deshidratados, y mezclas de vegetales congelados (totalmente descongelados).     Los vegetales deben ser ofrecidos diariamente a los recién nacidos     y juveniles, y cada uno o dos días a los adultos. Recuerda: el la naturaleza     estos animales comen seco, las altas temperaturas arrugan lo más verde…      dejando los vegetales de un día para otro no les harás ningún     daño, aunque siempre les gustará más fresco. Esto ha     sido sugerido por criadores muy respetados que alimentan cada dos días,     lo que permite al uro hacer la digestión completa del alimento ingerido,     en vez de rellenar diariamente y producir perdidas de nutrientes prematuramente     excretados.
  • Insectos: antes de decir que ninguna especie come insectos, la inclinación     a hacerlo puede variar. Hay unas pautas generales, que por encima son las     siguientes: Mali, Acanthinurus y Ornatus están más interesados     en los insectos que el resto, mientras que los Aegyptius son normalmente herbívoros.     Este normalmente no es el caso de los juveniles, y la experiencia indica que     la mayoría de los juveniles adquieren de los insectos las proteínas     que necesitan para crecer. Los grillos son la mejor fuente de proteínas     normalmente disponible (la mayoría prefiere no trabajar con cucarachas) y     son fácilmente localizables en mucha tiendas de mascotas. Para aquellos     que no deseen tratar con grillos, los súper-gusanos (zophobas), son     los que les siguen en aporte proteínico. Estos son todo proteína     sin la piel no digerible que tienen los gusanos normales utilizados como comida.     Se ha comprobado que algunos uros adoran los insectos y no debes ponerle mas     que unos pocos a la vez porque los devoran todos. Algunos insectos que se     encuentran, vengan de una tienda o de una granja que los cría no han sido     tratados previamente como deben serlo antes de meterlos en tu casa. Por esta     razón, seria importante tratarlos antes de dárselos a tu uro.     Se puede hacer con una mezcla de granos de alfalfa, leche en polvo, nueces,     frutos secos, etc. Los insectos que tú tratas en casa están     listos para ser servidos después de un día o dos. Puedes ofrecerle     otros insectos, teniendo plena confianza en quien te los suministre para eliminar     el riesgo de una infección. Con cuanta frecuencia elijas darles insectos     a tus uros depende de varias cosas: la especie, el interés de tus animales     en ellos y lo que tú decidas que es mejor para ellos. Desafortunadamente,     los cuidados generales de esta especie son muy debatidos. Algunos cuidadores     muy experimentados recomiendan ofrecer insectos pasadas unas semanas desde     la última vez que lo hicieras mientras que otros sugieren una o dos     veces por semana lo que les ha llevado a tener animales sanos y fuertes y     sugieren tres comidas a base de insectos a la semana para los juveniles. Hay     que tener cuidado porque un exceso de proteínas no es nada bueno en     estos animales herbívoros.
  • Otros alimentos: lentejas verdes, marrones y verdes, guisantes amarillos     y verdes, semillas de mijo, semillas de sésamo, cereales orgánicos     deshidratados, gránulos de polen de abeja puro un par de veces por     semana, pienso para iguanas semanalmente, y a partir de esto todas las variaciones     que se te ocurran. A esta mezcla se le añade calcio en el caso de las     crías y juveniles. Hay quien dice que las bolas (pellets) de alfalfa     para conejos son un buen substrato, pero utilizándolo como tal puede     ser ingerido por los uros sin control sobre la cantidad y provocarles una     grave deshidratación. Una buena alternativa es integrarlos dentro de     la dieta de los animales ya que tiene un importante valor en nutrientes, si     se lo añades a la mezcla habitual de vegetales conseguirás unir     el aporte de agua de los vegetales a los nutrientes de la alfalfa evitando     una posible deshidratación. Si eliges esta opción, controla     que las bolas de alfalfa sean lo más puras posible, que tengan el mínimo     de aditivos que no serían útiles para tus lagartos. Sería     recomendable que pusieras un cuenco con agua cerca por si fuera necesario.     El alpiste para pájaros también es un substrato utilizado habitualmente,     e ingerido con demasiada frecuencia y de forma incontrolable. Es cierto que     es un buen alimento para los uros, pero no es bueno que su dieta se base en     el alpiste. Se le puede añadir al cuenco con los vegetales, pero sería     recomendable congelarlo antes, así conseguiremos que muera cualquier     insecto que pueda encontrarse en la mezcla. No esta recomendado para los juveniles     por el riesgo de impacto en su sistema digestivo. Para los uromastyx que no     acepten los insectos en su dieta deberíamos sustituirlos por tofu por     su alto contenido en proteínas.

Para evitar bajos niveles en algunos elementos debemos dar aportes extra de   vitaminas y calcio a nuestros lagartos, así se libran de deficiencias   peligrosas para su salud, pero cuidado con las sobredosis.