macetas

 

Las plantas que generalmente encontramos en las tiendas especializadas son en la mayoría de los casos plantas jóvenes a las que todavía les queda un tiempo para poder reproducirse. Si conseguimos que crezcan más tarde o más temprano se reproducirán de una o de varias formas. Por lo tanto para reproducirlas, deberemos proporcionarles un substrato, agua, luz y abono adecuados a sus necesidades. Con un substrato fino, un agua neutra y de dureza media, una luz normal y abonando regularmente (abono rico en hierro y oligoelementos) se conseguirá que el 80% de las plantas traten de reproducirse (otro cosa es que lo consigan, como veremos).

 

Existen varios métodos de reproducción, dependiendo de la especie :

Por estolones: Es el método de reproducción más fácil de obtener dentro del acuario. Las plantas, una vez alcanzado cierto tamaño, producen una fina caña, que se prolonga por la superficie del acuario, a partir de la que salen pequeñas plantitas. El único cuidado que debemos tener, es el de procurar que las nuevas plantas no se sitúen en un lugar que no nos conviene. Este tipo de reproducción es típico en echinodorus, vallisnerias, cryptocorynes, y muchas otras plantas.

Por división del rizoma: Se trata de un método artificial de reproducción, y sólo se puede realizar en especies con rizoma grande o que poseen tubérculo. Consiste en la división del rizoma, seccionandolo. Las dos partes que se obtienen se plantan luego por separado. En el caso de los tubérculos debemos de estar seguros de que cada parte posee una yema, como mínimo, para que pueda dar lugar a una nueva planta. Este método es típico de especies como aponogeton, echinodorus grandes, nenúfares, etc.

Por esporas: Es típica de los helechos y consiste en la aparición de pequeñas esporas en el envés de las hojas que con el paso del tiempo dan lugar a pequeñas plantitas que crecen a partir de las hojas. Es un tipo de reproducción muy fácil y que solamente requiere por parte del acuariófilo, el encontrar un sitio dentro del acuario para las nuevas plantas. Es común en las especies microsorium, ceratopteris …

Reproducción por semillas: Es el método de reproducción más complicado dentro del acuario. Pocas plantas florecen dentro de éste, y la mayoría necesita salir fuera del agua para poder florecer. Aunque es complicado, también es gratificante ver como florecen nuestras plantas. Normalmente, las plantas dentro del acuario, o no tienen fuerzas para salir fuera del agua, o su tamaño no es lo suficientemente grande como para salir. En el primer caso, lo mejor que se puede hacer es colocar un sistema de CO2 para fomentar el crecimiento. En el segundo caso deberemos bajar el nivel del agua.

Como en el caso de los estolones, solamente echarán flores aquellos ejemplares que han alcanzado un tamaño mínimo, por lo que no podemos esperar que nuestras recién compradas plantas se dediquen a echar flores a la mínima de cambio. Una vez que hemos conseguido las flores, deberemos conservarlas ya que se secan si no hay una humedad suficiente en la superficie. Para conseguir que no se sequen, algunos las introducen en pequeñas bolsas de plástico y las cierran herméticamente y otros expertos construyen pequeños invernaderos justo encima de sus acuarios. Para que se produzcan semillas deberemos polinizar las flores. Con el tiempo aparecerán las semillas. Para conseguir nuevas plantas, deberemos plantarlas en pequeños acuarios con poca profundidad y con un substrato rico. Según van creciendo les aumentaremos el nivel del agua, y cuando tengan el tamaño suficiente se las trasplantará a un acuario mayor.

 

Autor:  Jesús  Gónzalez                                                Página Web: Acuaweb