image

La puesta crónica de huevos es la producción de un número excesivo de huevos o de continuadas puestas de huevos. La puesta de huevos crónica a menudo se produce en ausencia de una pareja, fuera de la temporada normal de reproducción. Las gallinas domésticas pueden poner huevos de forma continuada, pero sólo con la ayuda de una dieta especial. Sin un apoyo nutricional significativo, la producción excesiva de huevos, crea una carga para el metabolismo del ave tal, que conduce al agotamiento de las reservas de proteínas y de calcio. Se necesitan altos niveles de calcio para generar un huevo, y el calcio también estimula las contracciones uterinas necesarias para empujar el huevo al exterior. La caída de los niveles de calcio aumentan el riesgo de retención de los huevos o de distocias, así como la formación anormal de huevos sin cáscara. La producción de huevos malformados también aumenta el riesgo de retención o distocia.

¿Quién puede sufrir de la puesta de huevos crónica?
La puesta de huevos crónica puede producirse en cualquier ave, sin embargo, este problema es más comúnmente observado en las pequeñas psitácidas como periquitos, agapornis, y ninfas.

¿Por qué hay aves más propensas a ser ponedoras crónicas?

En la naturaleza, hay señales ambientales específicas que pueden estimular la actividad reproductiva y de puesta de huevos. Los loros de compañía pueden ser fuertemente estimulados por algunas de estas señales, tales como :
• Longitud del fotoperíodo.
• La presencia de un compañero.
• Las temperaturas cálidas.
• La lluvia.
• Suministro abundante de alimentos.

En cautividad, algunas líneas genéticas también parecen estar predispuestas a problemas reproductivos.image

¿Qué medidas se pueden tomar para minimizar la puesta de huevos en un ave?

• Permitir que los huevos se mantengan en la jaula por lo menos un par de semanas después de que hayan sido puestos. Para reducir al mínimo el riesgo de rotura , los huevos pueden ser huevos duros, congelados o de plástico.
• Proporcionar un periodo estricto de 8-10 horas de luz por el día durante un período recomendado por tu veterinario especializado en animales exóticos.
• Interrumpir la presencia de la pareja (real o percibida ). La pareja puede ser otro ave ubicado en la misma jaula, la habitación, o simplemente al alcance del oído. La pareja también puede ser percibida a través de un juguete favorito o un espejo, o incluso un ser humano.
• Retira el material de nidificación, como pueda ser papel en tiras y cualquier cavidad oscura con una apertura que el ave pueda percibir como un nido.
• Ofrécele alimentos ricos en calcio como un hueso de jibia, verduras de hoja verde oscuro.
• Mejora gradualmente su nutrición mediante la conversión a una dieta saludable que incluya un alimento formulado: Pienso, no semillas.
• Evita, en la medida de lo posible, interactuar con tu mascota mediante conductas que puedan estimular su actividad reproductiva tales como acariciarle la espalda, por debajo de las alas, o alrededor de la cloaca.
• En algunos individuos también puede ayudar un cambio de ubicación de la jaula. Este cambio puede distraer o estresar al ave y alejarla de su comportamiento reproductivo.

¿Qué puede hacer tu veterinario de exóticos para ayudar?
• Algunas aves con signos de hipocalcemia pueden requerir una suplementación de calcio por vía oral. Él mejor que nadie evaluará si necesita un aporte de calcio.
• Tratar a tu mascota mediante terapia hormonal para detener o reducir la puesta de huevos.
• La extirpación quirúrgica del oviducto y el útero es un procedimiento técnicamente difícil, y sólo está indicado en casos seleccionados .

Autor: Juan Luis Sánchez de León Sierra – Veterinario especializado en animales exóticos

Web: http://veterinarioexoticosmadrid.wordpress.com/