Un buen sistema de ventilación es un elemento clave para que las condiciones de los animales en granja sean óptimas

Son innumerables los factores que llevan a una granja o establo al nivel más óptimo. Una buena iluminación, un espacio con el tamaño adecuado y un buen sistema de ventilación son tres de los pilares principales. De ese modo cualquier animal que se críe bajo estas condiciones tendrá asegurado un desarrollo lo más saludable y cuidado posible.

Todas las organizaciones tienen que cumplir una serie de obligaciones entorno a este tema durante sus procesos de producción, por lo que las políticas deben cumplir las condiciones mínimas, o si no la producción será frenada de inmediato. Los animales deben de tener una vida digna y los trabajadores unas medidas de trabajos seguras durante su jornada.

Gallo

La clave está en un buen sistema de ventilación

Históricamente uno de los elementos más importantes en la cría de animales en granjas y establos ha sido el control de la temperatura. Los sistemas de ventilación son un gran aliado para conseguir un productor de mayor calidad a la vez que mucho más económico. Pero, ¿cómo puede influir la temperatura en el desarrollo de los animales de una granja?

La respuesta a esto es sencilla. Los animales, como los cerdos o los pavos, tienen la capacidad de mantener estable su temperatura corporal y adaptarse así al clima del momento en cuestión. El problema reside que al realizar esta adaptación climatológica los animales sufren un coste energético mucho mayor que si la temperatura fuese la correcta, por lo que la calidad del animal disminuye y los costes de producción aumentan.

Teniendo en cuenta esto, cualquiera que pretenda formar una granja o establo debería apostar por un buen sistema de ventilación que mantenga la calidad de vida de los animales.

Asimismo, existen otros factores a tener en cuenta para mejorar el ambiente como son las corrientes de aire y los niveles de humedad, que en conjunto pueden causar enfermedades respiratorias a los animales o falta de salubridad en el espacio en el que se encuentran.

El desarrollo de patologías también va asociado a una nula calidad del aire, como con la concentración de polvo y gases nocivos en el aire.

El ambiente juega un papel de vital importancia no solo a niveles de comodidad, si no por las complicaciones sanitarias que puedan ocurrir. Por ello, si quieres mejorar la vida de tus animales y optimizar tu granja con el máximo beneficio, debes pensar en el diseño correcto del sistema de ventilación, para que de ese modo también se mantenga una calidad de aire adecuada.

Buen sistema de ventilación - Lechones

 

Las ventilación variará dependiendo de la estación del año

Como en cualquier otro sitio del mundo, y aunque parezca obvio destacar, la temperatura no es la misma en invierno que en verano. Es por ello por lo que para cada periodo hay que establecer un tipo de ventilación diferentemente, ya que no es lo mismo que esté nevando a que hagan temperaturas propias del periodo estival.

Durante el invierno la ventilación ayudará a reducir los gases nocivos al mínimo. El aire que entra en el establo desde el exterior es helado, así que no debe llegar a los animales sin haber pasado antes por el aire caliente. De ese modo el sistema de ventilación realizará la mezcla adecuada para que la temperatura ambiente en el interior sea la ideal.

Con la llegada del calor y del verano ocurre justo el efecto contrario. La ventilación elimina las altas temperaturas de los animales y absorbe el aire caliente de la granja, es así como se establece una temperatura más fresca.

Recuerda actuar conforme las leyes de higiene y seguridad en tu granja o establo. Utiliza un buen sistema de ventilación y reúne las condiciones adecuadas para que tus animales sean cuidados de forma ética y responsables.