Ya ha llegado el calor, y con él tenemos el gran problema de las garrapatas, que están esperando sobretodo en zonas con hierba alta a que pase nuestra mascota, para que sea su hospedador.
Es muy importante examinar que nuestra mascota no tenga garrapatas,  ya que estos antrópodos pueden hacerle mucho daño y transmitirle agentes patógenos que pueden ocasionar graves enfermedades, como: Ehrlichiosis, Babeiosis, Piroplasmosis, Borreliosis o Lyme.

No es fácil tener un buen control de las garrapatas, ya que hay que eliminar las presentes y evitar la la fijación de otras nuevas. Aunque hoy día existe en el mercado una amplia variedad de productos que lo consiguen.

 

 

¿Como se puede tratar?

Las formulaciones que existen en el mercado vienen preparadas en collares, spot-on (pipetas), champús, sprays, polvos y emulsiones. El veterinario nos podrá indicar en cada caso particular que es lo más conveniente para nuestra mascota, dependiendo del estado en que se encuentre, de su peso, etc. La más efectiva y cómoda para los propietarios de las mascotas es la pipeta, siempre que se aplique correctamente, y habiendo sido informado con antelación por el veterinario, ya que no todas las pipetas son buenas para todos los perros o gatos, y hay pipetas que son mortales para los gatos, por ello hay que tener mucha precaución y estar bien informados por el veterinario antes de aplicarla por primera vez. Los acaricidas más utilizados para el control de las garrapatas, son el Fipronil, el amitraz y los piretroides. La prevención se debe mantener durante todo el año.

Tratar el ambiente

Si tratamos a nuestra mascota, pero no tratamos las áreas por donde se encuentra,estamos solucionando la mitad del problema. Se deben tratar aquellas zonas en las que se encuentra (cama, jardín, etc), siempre con mucha precaución de no intoxicarlo. También es importante evitar zonas en las que sepamos que puede haber garrapatas, como por ejemplo (bosques, parques, hierbas secas, etc).

Cuidado al quitarlas

Si detectamos alguna garrapata en nuestra mascota, hay que quitarla lo más cerca posible del sitio de fijación, y hacerlo lentamente o aplicar algún producto especial  local que la mate. NO arrancarla, ni torcerla, ni aplastarla, porque si la quitamos mal, puede quedar dentro de la piel parte de su boca, y pararecerán lesiones cutáneas. Existe en el mercado unas pinzas especiales para extraer la garrapata por completo y correctamente.

Es aconsejable y beneficioso tanto para nuestra mascota como para nosotros que mantengamos una conexión y relación estrecha, por medio de juegos, paseos y caricias; de esta manera la relación será mucho más divertida para ambos, y también podremos detectar con las caricias si se le ha fijado alguna garrapata, y  poner remedio.

En la época que estamos son muy frecuentes las garrapatas, asi que con un poco de atencíón por nuestra parte y con sencillos y cómodos remedios de los que disponemos en el mercado, es una batalla que podemos ganar a las garrapatas. “Más vale prevenir que curar”.

 

 

Autor: Leonor Gómez – Veterinaria                                              Web: blog.vetjg.com