La Guardia Civil ha rescatado una cría de cierva, de apenas un mes de vida, de dos personas que la transportaban en el maletero de su vehículo.

Dentro de los servicios de prevención de delincuencia llevados a cabo por los componentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca en nuestra provincia, agentes de la Guardia Civil del Puesto de Cañete, se encontraban en las inmediaciones de la localidad de Fuentelespino de Moya, cuando vieron como se aproximaba un vehículo con dos personas en su interior.

Al proceder la patrulla a la identificación de los ocupantes del automóvil, notaron una actitud muy nerviosa y respuestas contradictorias a las preguntas formuladas

Tras haberles sido solicitada la documentación pertinente, se comprueba a través del Centro de Operaciones de Servicios de la Guardia Civil que el conductor del turismo tiene en su haber numerosas denuncias recientes a la Ley 3/2015 de Caza de Castilla La Mancha, por lo que se les informa de que se les va a realizar un cacheo superficial de sus pertenencias, así como del turismo en cuestión, ante la posibilidad de hallar algún tipo de arma en su interior, encontrando en el maletero una bolsa con numerosas cuerdas, pulpos y un transportín.

 

Cría ciervo transportín

 

Los agentes de la Guardia civil tras revisar ese transportín encuentran en su interior una cría de cierva que por dimensiones y características tiene apenas un mes de vida, manifestando que tenían pensado quedárselo como mascota sin nociones básicas en cuanto al cuidado y a las necesidades de un animal salvaje.

Finalmente la Guardia Civil realizó gestiones con los Agentes Medioambientales de la zona para que el animal fuera entregado a un centro especializado en la recuperación de este tipo de especies, siendo trasladado en un primer momento a dependencias oficiales del Puesto de Cañete ante el temor de que la madre no lo reconociera por el olor y quedara aislado del resto de la manada, siendo trasladada esa cría al Centro de Albadalejito para su cuidado.

 

Cría de ciervo rescatada

 

Los hechos infringen la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, la Ley de Sanidad Animal y la Ley de Bienestar, Protección y Defensa de los animales de Castilla-La Mancha, por lo que fueron denunciados.