La dieta BARF previene el sobrepeso y la obesidad en los perros

La dieta BARF previene el sobrepeso y la obesidad en los perros

Una dieta incompleta o poco saludable junto con la  falta de ejercicio forma el cocktail perfecto para que nuestro peludo desarrolle sobrepeso u obesidad. Aunque también es cierto que en algunas razas caninas es algo heredado. Entonces ¿cómo podemos ayudar a nuestro perro a que obtenga el peso ideal y que no tenga ninguna enfermedad relacionada con el exceso de peso? En este artículo vamos a ver una dieta completamente natural para ellos, la dieta BARF (Biologically Appropiate Raw Food o Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada). Te contamos en que consiste.

 

 

8 de cada 10 perros con sobrepeso u obesidad se alimentan a base de piensos o comida enlatada

Según la startup de alimentación animal Natuka, una dieta basada en alimentos ultraprocesados e hidratos de carbono puede derivar en importantes problemas de salud, frente a una alimentación basada en productos frescos y naturales. La forma en la que repercute la alimentación en nuestro perro se mostrará a lo largo de toda su vida. Si tenemos un perro obeso no querrá jugar, intentará moverse lo menos posible, y disfrutará menos en los paseos. La falta de ejercicio le perjudicará notablemente porque no quemará las calorías consumidas y se almacenarán en forma de grasa. Un perro obeso puede vivir entre 1,5 y 2 años menos que otro que sigue una dieta saludable y se encuentra dentro del peso adecuado para su raza.

En España viven unos 8,2 millones de perros censados, una cantidad que ha crecido notablemente a raíz de la pandemia. El perro es la mascota por excelencia, se ha convertido en un miembro más de la familia como no podría ser de otra manera.  Se les cuida y alimenta como tal. Pero algunas veces por desconocimiento del tutor, no se le ofrece el tipo de alimentación más saludable, lo que deriva en animales con sobrepeso u obesidad. Según un estudio realizado por la startup de alimentación animal Natuka con motivo del Día Mundial del Perro, que se celebra el 21 de julio, 8 de cada 10 canes con exceso de peso (el 77%) siguen una dieta a base de piensos o enlatados.

La compañía ha llegado a esta conclusión tras analizar una muestra de 5.280 perros que están, en mayor o menor medida, por encima del peso razonable para su raza. De ese 77% de animales con obesidad con este tipo de dieta basada en ultraprocesados, el 92% corresponden a razas mini o de pequeño tamaño, y casi un 80% están castrados, factores ambos que influyen en el exceso de peso.

“Los perros de raza pequeña suelen estar más predispuestos al sobrepeso por el exceso energético en sus comidas, por un mal cálculo de sus raciones o una alimentación incorrecta. Y en cuanto a la relación de la esterilización con la obesidad, pese a que las hormonas sexuales no son reguladores primarios del metabolismo, influyen en el peso corporal de forma directa a través del sistema nervioso central y, de forma indirecta, modificando el metabolismo celular”, explica José Ángel Rosell, CEO y cofundador de Natuka.

Se calcula que entre un 24% y un 44% de los perros españoles padece sobrepeso u obesidad. Estos peludines tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y respiratorias, diabetes, alteraciones del tiroides, infecciones en la piel. Dado este exceso de peso, se encuentran pesados, sus movimientos son lentos y entran en el círculo vicioso de desplazarse cuanto menos mejor, lo que afecta de lleno a sus articulaciones y les hace más irritables.

Muchos tutores desconocen cuál debe ser el peso ideal de su mascota o la composición corporal correcta que debe tener. Es necesario acudir a un profesional veterinario que valore a nuestro perro y le ayude a perder el exceso de peso. Para llegar a un peso adecuado habrá que introducir cambios en su dieta y en su estilo de vida, como apuntan desde Natuka.

 

Cómo evitar el sobrepeso 

Aumentar el tiempo de ejercicio físico que practican cada día es fundamental para reconducir esta situación, pero no siempre el espacio del hogar se presta a hacerlo dentro de casa, ni la logística familiar permite ampliar la duración de los paseos o las actividades a realizar con ellos. Por eso, la dieta es un factor crítico para cuidar su salud. Y según Natuka, ayudarles a mantenerse en su peso ideal puede hacer que vivan entre 1,5 y 2 años más que los perros obesos.

En este sentido, optar por un tipo de alimentación baja en hidratos de carbono, que elimine los ultraprocesados, aditivos químicos y conservantes y se base en alimentos frescos y naturales, estará más acorde con su dieta evolutiva, les ayudará a mantener un peso adecuado y mejorar su salud y su calidad de vida.

Dieta barf

“Este tipo de dieta, conocida como BARF, siglas de Biologically Appropriate Raw Food (en español Alimentos Crudos Biologicamente Apropiados), se basa en una alimentación rica en proteínas, grasas y fibra, con los macronutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo de los perros. Con ella, los animales reducen sus niveles de grasa y mantienen e incluso mejoran su musculatura”, sostiene José Ángel Rosell.

Entre los beneficios que la dieta BARF aporta a las mascotas destaca un aumento de su masa muscular, mayor energía y vitalidad, mejor hidratación, fortalecimiento del sistema inmune que significa mayor resistencia a parásitos internos y externos. La alimentación BARF también mejora las digestiones y reduce posibles alergias, intolerancias o diabetes, desaparición del sarro y el mal aliento, elimina los problemas de piel e infecciones de oído y, en ocasiones, ayuda en la desaparición de artritis y problemas articulares. Incluso hay testimonios de propietarios y adiestradores que afirman que mejora el comportamiento de los perros.