Diabetes Mellitus

diabetes

 

La diabetes es un trastorno metabólico grave causado por la deficiencia de insulina y caracterizada por la incapacidad del organismo para utilizar la glucosa (azúcar) en forma de energía. Esta problemática se presenta en el 0,5 % de los perros.

Este texto trata sobre cómo su veterinario puede diagnosticar y tratar la diabetes mellitus y qué puede hacer para darle el mejor de los cuidados a su perro.

 

 

 

Reconocer la sintomatología

Sus observaciones sobre la salud del perro son muy importantes para su veterinario y ayudan al diagnóstico preciso de la enfermedad. Si su perro tiene diabetes mellitus, los síntomas pueden presentarse de un modo gradual. Inicialmente se incrementa la sed, la cantidad de orina, la frecuencia de las micciones y la pérdida de peso. Si avanza la enfermedad, pueden aparecer signos de depresión, debilidad, respiración rápida, vómito y un inusual mal olor.

Es importante consultar al veterinario en el primer momento en que se presentan algunos de estos signos. La diabetes es fácil de tratar si se diagnostica de un modo precoz.

Entender la diabetes mellitus

El páncreas es una glandula compleja que juega un papel muy importante en la digestión y el metabolismo de los nutrientes. Una de las funciones del páncreas es producir la insulina. La insulina es la hormona esencial en el organismo, para hacer un uso efectivo de la glucosa. Permite a las células absorber la glucosa necesaria para utilizarla como fuente de energía.

peso

 

En algunos perros, una lesión significativa del páncreas puede disminuir la producción de insulina. A este cuadro se le denomina diabetes mellitus. Cuando existe una ausencia de insulina, la glucosa no puede ser transportada al interior de las células y funcionar normalmente, por lo que el nivel de glucosa en sangre aumenta. Si el nivel de glucosa sigue aumentando, puede afectar al perro. Esto provoca un incremento en la producción de orina y en la sed y consumo de agua.

 

 

Las células del organismo están privadas de glucosa para producir energía. El organismo, por tanto, inicia la búsqueda del aporte energético en otros componentes, como las grasas y la proteína. Cuando la grasa es usada como mayor fuente principal de aporte de energía, el hígado la convierte en cetonas. Estas cetonas se incrementan en el flujo sanguíneo. Si es de un modo suficientemente alto pueden llegar a aparecer en la orina. Las cetonas pueden ser usadas como fuente de energía, pero no por todas las células del organismo. Un exceso de cetonas en sangre y orina puede generar una acidosis y deshidratación. Además de grasa, el cuerpo puede utilizar las proteínas almacenadas en forma de músculo y movilizarlas como fuente de energía. En cuanto el perro usa las grasas y las proteínas almacenadas, perderá peso, y consecuentemente aumentará el apetito.

Diagnostique el estado de su perro

Después del examen de su perro y observar toda la sintomatología del animal, su veterinario puede realizar un análisis de orina como primer test de diagnóstico de la diabetes. Los animales con este cuadro presentan glucosa y cuerpos cetónicos en la orina. A fin de confirmar un diagnóstico de diabetes mellitus, un test rápido de glucosa es lo más recomendado. Los test adicionales serían necesarios para evaluar la gravedad de cada caso.

El tratamiento

El tratamiento del perro dependerá de lo severa que sea la diabetes y la duración del tratamiento. Es frecuente que el perro, al iniciar el tratamiento, deba ser hospitalizado para regular sus constantes vitales. En los casos avanzados, asociados a deshidratación, puede ser necesario tratar al perro con fluidoterapia. Otras medicaciones pueden necesitar de una previa corrección de la acidosis metabolizada o de los desequilibrios de electrolitos causados por la diabetes.

La parte más importante del tratamiento es proporcionar las necesidades de insulina bien sea por vía oral (poco efectivas normalmente) o mediante la inyección diaria de insulina, que es lo más efectivo en la mayoría de los casos.

Su veterinario probablemente necesitará hospitalizar al perro hasta alcanzar el nivel óptimo de glucosa en sangre.

El papel de la nutrición es muy importante como tratamiento de apoyo en la diabetes mellitus. El objetivo de la dieta es proporcionar un nivel de calorías y nutrientes de forma completa y equilibrada, que minimice la fluctuación después de las comidas del nivel de glucosa en sangre. Esta dieta contiene un nivel alto de carbohidratos compuestos que ayudan a ralentizar la absorción de la glucosa desde el tracto intestinal y a prevenir los altos niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

El cuidado del perro en casa

Después de que su perro esté estabilizado y se haya determinado el nivel de insulina que le corresponde, el veterinario dará las instrucciones de como cuidar del perro en casa. Generalmente el cuidado estará relacionado con las inyecciones diarias de insulina y la monitorización de la glucosa en orina.

Su veterinario también le aconsejará sobre el nivel apropiado de ejercicio y el control de la dieta.

Es importante determinar el nivel de ejercicio para dosificar el aporte calórico diario, que debe ser dirigido por el veterinario. El resultado de la dieta para tratamientos largos suele ser bueno, pero requiere un cuidado y control riguroso del animal. Con la adecuada dieta y terapia insulínica, su perro puede tener una vida confortable y duradera.

Glosario:

  • Acidosis: Cuadro patológico resultado de una acumulación de cuerpos cetónicos y otros ácidos en la sangre.
  • Carbohidratos compuestos: Es una clase de nutrientes que incluye los almidones, los azúcares complejos y la fibra.
  • Deshidratación: Es el cuadro resultante de una excesiva pérdida de agua en el organismo
  • Diabetes Mellitus: Cuadro metabólico causado por una deficiencia de la actividad insulínica y caracterizado por la incapacidad de las células para utilizar la glucosa como fuente de energía.
  • Glucosa: Azúcar simple.
  • Insulina: Hormona producida por el páncreas, esencial para el metabolismo de la glucosa.
  • Cetonas: Grupo de sustancias procedentes del metabolismo de las grasas.
  • Metabolismo: Conjunto de reacciones biológicas que permiten la formación de las sustancias necesarias para la vida de las células.
  • Páncreas: Glándula del cuerpo que produce enzimas digestivos y hormonas como la insulina.