aepa

La Comunidad de Madrid presenta el proyecto de Ley de Acceso al Entorno de Personas con Discapacidad que precisan acompañamiento de perros de asistencia. Así, podrán entrar en todos los espacios públicos (centros sanitarios, colegios, taxis, estaciones, metro, autobuses, trenes, centros deportivos y religiosos) y al lugar de trabajo. Hasta ahora solo se permitían perros guías de personas ciegas o con deficiencia visual.  (Ver vídeo)

Se contempla como perros de asistencia, además de los perros guía, los perros señal, adiestrados para avisar a personas con discapacidad auditiva; perros de servicio, adiestrados para ofrecer apoyo en actividades de la vida diaria a personas con discapacidad física; los perros entrenados para avisar de una alerta médica a personas que padecen discapacidad y crisis recurrentes con desconexión sensorial derivadas de una enfermedad como diabetes, epilepsia u otra dolencia y los perros adiestrados para dar servicio a personas con trastornos del espectro autista.

perro_asistencia

En España hay en estos momentos 1030 usuarios de perros guía, de los cuales 232 residen en la Comunidad de Madrid. Cabe resaltar también que, además, la Fundación Once del Perro Guía (FOPG) realiza una importante labor de formación de perros guía en su centro de Boadilla del Monte, donde se gradúan anualmente unos 115 perros, con independencia de que después vayan a prestar servicio a usuarios de la Comunidad de Madrid o de otras Comunidades Autónomas.

La Consejería de Asuntos Sociales ha financiado desde 2008 la adquisición de perros reproductores, la puesta en marcha de un laboratorio integral de reproducción con esperma congelado, la alimentación, atención veterinaria y cuidado de perros, con una inversión de 648.000 euros en el periodo comprendido entre 2008 y 2015. En los últimos años se ha ido extendiendo en la Comunidad el uso de perros de asistencia que prestan servicio a personas con otras discapacidades, además de la visual.

En estos momentos se estima que hay más de 60 prestando apoyo a personas con movilidad reducida y unos 50 que asisten a niños con trastornos del espectro autista. Además, se está incrementando también el número de perros adiestrados específicamente para avisar de una alerta médica o para prestar apoyo a personas con discapacidades auditivas.

Todos los perros de asistencia reconocidos por la Comunidad deberán portar en el collar un distintivo oficial expedido por la Administración regional. Asimismo, se entregará a los usuarios un carné acreditativo que identifique a cada usuario y a su perro con el objetivo de facilitar el ejercicio del derecho de acceso. La Administración Regional creará un registro específico donde se inscribirán los perros de asistencia y sus usuarios.

Por último, la Ley contempla la posibilidad de que los usuarios de perros de asistencia que provengan de otras Comunidades Autónomas o de otros países y estén acreditados previamente, puedan disfrutar de los derechos y obligaciones previstos en esta Ley durante su estancia temporal en la Comunidad de Madrid.

 

Web: www.madrid.org