juguete-conejos

Los juguetes son muy importantes en la vida de tu conejo porque le estimulan mentalmente, le proporcionan ejercicio físico y porque ayudan a mantener tu casa a salvo de sus dientes y garras. La estimulación mental es importante para aquellos conejos que pasan mucho tiempo solos en su jaula. Si no tienen una actividad que les mantenga ocupados pueden llegar a aburrirse, y eso puede notarse luego en una actitud excesivamente destructora o, por el contrario, en una actitud depresiva. Déjale siempre algún juguete con el que pueda entretenerse dentro de su jaula y que le permita mantener su interés por las cosas que le rodean.

El ejercicio físico mantiene a tu conejo en un buen estado de salud físico y mental. Necesita objetos para subirse, para meterse por debajo, para saltar, para excavar, para lanzar por los aires, para morder y para corretear alrededor. Sin estos objetos, tu conejo puede deprimirse y realizar todas estas actividades en los muebles de tu casa.
Finalmente, tal y como acabo de explicar, proporcionando al conejo juguetes que satisfagan sus necesidades durante cada etapa de su vida, le mantendrás alejado de tu mobiliario. Fíjate en cual es la actividad que más le gusta y busca un juguete que le entretenga. De otro modo, no tendrá más alternativa que destruir lo que no debe. Recuerda también que un conejo frustrado porque nunca sale de su jaula o porque nunca le prestas atención será un conejo muy destructivo. Asegúrate de intentar estimularle proporcionándole ejercicio diario y contacto con la familia, además de juguetes para solventar esa conducta.

¿Qué tipo de juguetes?

En la siguiente lista encontrarás gran variedad de juguetes que entretendrán y ayudarán a tu conejo a realizar las actividades que tanto le gustan. De todos modos, cada conejo es un mundo y no a todos les gustarán los mismos juguetes, así que puedes ir probando hasta que des con el que le divierta.

  • Bolsas de papel y cajas grandes de cartón para excavar en el interior, arañar y masticar. A tu conejo le encantará si con unas tijeras haces varias aberturas en los laterales y en la parte superior para que pueda entrar, salir y sacar la cabeza. Si la caja es muy alta, puedes construir unos escalones con el mismo cartón para que tu conejo pueda ir subiendo hasta sacar la cabeza por la parte más alta.
  • Cajas pequeñas de cartón para morder y lanzar por los aires
  • Rollos de papel de water o de cocina vacíos
  • Toallas viejas o trapos de tela que no desprendan fibra para arañar, excavar, morder y empujar (vigila que no pueda tragarse trocitos de toalla o de tela)
  • Objetos de madera no tratada como pinzas para tender la ropa
  • Juguetes para gatos y pelotas que rueden y que puedan ser empujados
  • Juguetes para loros que puedan ser empujados, mordidos y colgados en lo alto de su jaula
  • Juguetes para bebés que sean de plástico duro o metal, como sonajeros, llaves y móviles que hagan ruido y puedan ser lanzados
  • Juguetes con rampas y túneles que siempre estás a tiempo de construir con cartón y madera si eres un manitas

Ya ves que son cosas muy fáciles de obtener o de fabricar y que apenas te costarán dinero. En todo caso, usa tu imaginación y seguro que por tu casa encuentras miles de objetos que puedan servirle como juguete. Y no te preocupes si al morder traga cartón o papel, pues se trata de material orgánico totalmente inofensivo si no lo ingiere en grandes cantidades.

Juegos de niños

Tu conejo sabe cuando estás jugando y eres tú quien debe entender cuando él está intentando jugar. Reconocerás sus juegos porque suelen ser a los que jugábamos nosotros cuando éramos niños. Si se te acerca para quitarte de la mano ese papel que estabas leyendo y se escapa corriendo para que le persigas, debes comprender que está iniciando un juego en el que se supone que debes perseguirle hasta darle caza, y si te apetece repetir te aseguro que él estará encantado.

Otro juego que puedes practicar es el escondite. Él se esconderá debajo de algún objeto o mueble hasta que tú le encuentres, y entonces será tu turno de esconderte. Verás como busca hasta encontrarte. Posiblemente también le gustará jugar a llamar tu atención cuando no puedas estar por él. Al principio sólo buscará que lo dejes todo y le llenes de caricias, pero al final la cosa se convierte en un juego de “a ver quién puede más”. Te morderá suavemente, se subirá a la mesa si puede, te dará en la pierna con su morro, te hará tropezar y morderá lo que sabe que está prohibido sólo para que te fijes en él. Y te aseguro que siempre ganan.

Estos juegos no requieren de entrenamiento alguno y suelen partir de su propia iniciativa, sólo debes seguirle la corriente y ya estaréis jugando juntos.