Sienna la perrita pomerania de 18 años de Chad Lalande no paraba de chocarse con todo lo que tenía a su alrededor debido a su ceguera. Así que su tutor se dispuso a solventar el problema ya que es muy desconcertante ver como tu peludín se topa con los marcos de las puertas, con las paredes o con los muebles. Así que en palabras de su creador «Simplemente vi una necesidad y me puse a resolverla».

 

Dispositivo perro ciego

 

Este dispositivo está realizado con una impresora 3D, Se compone en un principio de unos aros de plástico, uno central y dos laterales que se engancha a la vez a su collar evitando así que con el artilugio choque con las paredes. Ahora Sienna puede mover la cabeza a ambos lados con toda tranquilidad.

«Tiene 18 años, por lo que puede que no esté mucho más tiempo, pero si puedo hacer que se sienta más cómoda en el tiempo que tiene, mucho mejor», ha explicado Lalande.

 

Autora: Antonia Villalba