Hungría, Polonia y Rumanía agilizan la normativa para introducir animales de compañía

Hungría, Polonia y Rumanía agilizan la normativa para introducir animales de compañía

Desde que Rusia invadió Ucrania y sigue atacando, cientos de miles de personas han huido del país. Muchas de ellas, ya traumatizadas, se enfrentaban a la imposible decisión de dejar atrás a sus compañeros animales debido al protocolo de circulación no comercial de animales de compañía en la UE. La normativa actual para la entrada en la UE y el Reino Unido, de hecho, es imposible de cumplir para los refugiados en estado de guerra. Se exige que los animales, como los perros y los gatos, estén vacunados y tengan un microchip y un análisis de sangre negativo para la rabia, y muchos animales no cumplen estos criterios.

Animales dejados atrás en las fronteras

Las regulaciones actuales para traer animales de compañía a la UE y el Reino Unido son imposibles de seguir para los refugiados en un estado de guerra. Exigen que los animales, como perros y gatos, estén vacunados y tengan un microchip y tengan un análisis de sangre negativo para la rabia, y muchos animales no cumplen con los criterios.

PETA Reino Unido está recibiendo información sobre el proceso en las fronteras de Ucrania y, afortunadamente, Hungría, Polonia, Rumania y Eslovaquia, así como la República Checa y Lituania, han logrado que la entrada de animales sea menos burocrática.

Instamos encarecidamente a las personas a que no dejen atrás a sus animales. Al igual que los humanos que huyen de la guerra, los animales de compañía estarán asustados y estresados ​​y dependerán de sus guardianes humanos para su comodidad y seguridad. Nos han conmovido profundamente los relatos de personas que caminan enormes distancias con sus animales en brazos y, a continuación, detallamos lo que los ucranianos deben saber al llegar a los cruces fronterizos de los países vecinos para poner a salvo a toda su familia, incluidos sus animales de compañía.

Afortunadamente, según la información difundida por diferentes entidades locales y PETA UK, parece que en las fronteras de Hungría, Polonia y Rumanía se está agilizando este proceso, haciendo que la entrada de animales resulte menos burocrática y complicada. Así mismo, la principal autoridad veterinaria de Bucarest (ANSVSA) ha introducido una excepción que permite a los animales procedentes de Ucrania entrar en Rumanía con sus compañeros humanos, aunque no estén vacunados, sin microchip ni tatuaje y sin papeles, siempre que se rellene este formulario.

 

Gatos Ucrania

 

Así que las personas que entran en Rumanía con animales deben acudir al «Punto Veterinario Sanitario» en las fronteras. Si los perros, gatos, etc. no tienen los documentos requeridos, se puede rellenar el formulario de la autoridad in situ, y a partir de allí los animales pueden cruzar la frontera junto a sus personas. Sin embargo, parece que el máximo oficial de 5 animales (perros/gatos) por individuo se sigue aplicando.

Por otro lado, la entidad rumana Eduxanima, se ha ofrecido a vacunar gratuitamente a perros y gatos, a realizar los análisis de sangre necesarios y a proporcionar a los animales comida y atención veterinaria suficientes. Sus instalaciones se encuentran a 600 km de la frontera, en el condado de Argeș. Para más información, las personas que lo necesiten pueden ponerse en contacto con Eduxanima escribiendo al correo eduxanima@yahoo.com.

Así mismo, la entidad Casal Lui Patrocle – Rescate Animal de Suceava también ha anunciado oficialmente su apoyo y ayuda a las familias ucranianas que entran en Rumanía por el paso fronterizo de Siret acompañadas de animales, sin importar la especie.

Según las últimas informaciones, también el gobierno polaco ha decidido que los animales de compañía (perros y gatos) pueden entrar en el país sin vacunas, microchip o tatuaje, ni análisis de sangre. Las personas que entren por la frontera polaca deberán rellenar los papeles de transición de los animales. Los que puedan facilitar una dirección en Polonia podrán llevar a sus animales de compañía directamente a su destino. En cambio, si transitan por Polonia hacia otro país de la UE, deberán dejar a los animales en cuarentena en un refugio cercano a la frontera durante tres semanas. Al parecer, el gobierno polaco financia el alojamiento y el cuidado de los animales y los vacunará contra la rabia.

Los documentos de transición están disponibles en inglés en el sitio web de la Inspección Veterinaria General de Polonia. Los refugios de animales a lo largo de la frontera polaca, así como las organizaciones de protección animal sobre el terreno, están trabajando y haciéndose cargo lo mejor que pueden de los animales rescatados, así como de los que tienen que permanecer en el lugar para la cuarentena.

Por último, Hungría también parece haber relajado sus requisitos de entrada. Según las últimas actualizaciones, los animales pueden entrar sin microchip, tatuaje, prueba de vacunación antirrábica, siempre que se hayan cumplimentado estos documentos de transición de la Oficina Nacional de Seguridad de la Cadena Alimentaria de Hungría (NÉBIH).

 

Fuente: PETA