Siete de cada diez felinos se sienten atraídos por la llamada menta de los gatos, que produce en ellos llamativas reacciones similares a las del cortejo sexual.

 

Imagen: katieb50

La hierba gatera enloquece a dos de cada tres gatos, que se frotan con ella y maúllan cuando están cerca de ella. Pero, ¿qué tiene esta planta en apariencia normal y por qué estimula de este modo a los felinos? En este artículo se ofrece respuesta a esta pregunta y se explican los beneficios de la hierba gatera para los felinos pero, también, cuando puede resultar peligrosa.

Hierba gatera, un excitante felino muy intenso

El gato se acerca a una maceta de hierba gatera, una planta muy similar a la menta. De pronto el felino se transforma: se frota contra el vegetal, lo lame y mastica con inusual interés, incluso emite sonidos similares a los que produce la hembra de gato durante su celo.

La hierba gatera libera una molécula que tiene un efecto narcótico sobre el gato

Sin embargo, aquí no acaba la llamativa reacción felina a esta hierba en apariencia poco atractiva. “A los gatos que les gusta la hierba gatera les encanta, esta planta ejerce sobre ellos un efecto narcótico; incluso pueden correr como locos, saltar de un sitio u otro o rascar de pronto sitios que nunca habían rascado”, explica Pilar Ramón, veterinaria y autora del blog Veterinaria en casa.

Aunque no todos los felinos se rinden a los encantos de la hierba gatera, sí son mayoría los que sucumben. Entre el 70 y 80% de los gatos siente los potentes efectos de la hierba gatera, afirma la publicación científica ‘Scientific American’.

Los expertos, sin embargo, no logran ponerse de acuerdo cuando se trata de explicar por qué unos gatos sienten pasión por la llamada hierba gatera mientras que otros se muestran indiferentes a sus encantos.

“No todos los felinos responden a esta planta y las razones no están claras porque no son determinantes ni la raza ni el sexo ni el color del pelaje del gato”, afirma el investigador Jeff Grognet en ‘Usos y efectos de la hierba gatera en felinos’, publicado en la revista científica ‘The Canadian Veterinary Journal’.

Sin embargo, lo que sí es evidente es que dos de cada tres felinos la aprecian, sin distinción entre machos y hembras. Y muchos, además, la veneran.

Hierba gatera, ¿por qué les gusta tanto a los gatos?

La denominada hierba gatera, menta de los gatos, catnip o Nepeta cataria es una planta herbácea de hasta 40 centímetros de alto y hojas aserradas, muy parecida a la menta o la hierbabuena. Como ellas, esta planta segrega un intenso olor mentolado que hace las delicias de los felinos.

La responsable del efecto narcótico que ejerce la hierba gatera en los felinos es una pequeña molécula, la nepetalactona. La menta de los gatos libera miles de estas potentes partículas al aire, que no tardan en entrar en las fosas nasales de los peludos amigos de cuatro patas.

Pero, ¿qué ocurre una vez que las intensas moléculas de la hierba alcanzan el olfato del gato? La nepelactona se une a las células encargadas de estimular las neuronas sensitivas del animal. Cuando esto ocurre, la reacción que se desencadena en el cuerpo del felino es como si estas células despertaran todas de golpe.

La menta de los gatos desencadena comportamientos en los felinos similares a los de la ceremonia de seducción

La respuesta del gato frente a este intenso estímulo en su cuerpo es muy similar a la ceremonia de seducción sexual del gato: el felino afectado se frota con el vegetal y lo rodea con entusiasmo. En los casos más extremos, nuestro peludo amigo puede saltar de un lado a otro o correr de modo descontrolado por la casa o jardín.

Este efecto estimulante de la hierba gatera sobre los felinos dura unos diez minutos. Tras la exposición, el peludo amigo permanecerá inmune a sus encantos durante cerca de 30 minutos.

El intenso efecto que tiene esta planta sobre el felino es utilizado en juguetes y accesorios para gatos, con la finalidad de incitar su juego y animarle a realizar actividad física. De este modo, la menta de los gatos se convierte en un aliado para prevenir la obesidad del animal mientras que estimula la mente del gato gracias al juego.

Hierba gatera, ¿es peligrosa para el gato?

Imagen: Sarah

Pero, ¿es peligrosa la hierba gatera para el entusiasta felino? En principio, si el animal se expone a este vegetal con moderación, no, aseguran los expertos. “La hierba gatera no tiene por qué suponer un riesgo para el animal”, asegura Ramón, quien no obstante sí recomienda tomar algunas precauciones cuando el efecto de la planta es demasiado intenso en nuestro amigo de cuatro patas.

Un gato descontrolado por la influencia de la nepetalactona corre peligro. En especial, si hay ventanas a la calle no vigiladas o cubiertas y cuando se cuenta con una terraza en casa. Además, los influjos de la hierba gatera pueden ser muy excitantes para el animal y, aunque no es frecuente, algunos gatos pueden desbocarse en exceso o mostrarcomportamientos agresivos poco recomendables.

Las precauciones, además, deben duplicarse cuando en casa, además, hay bebés o niños de corta edad que conviven con el gato, con el objeto de evitar accidentes.

La moderación es, por tanto, la clave para que el peludo amigo disfrute, sin peligro, de la hierba gatera que tanto le gusta.

Juguetes para gatos con hierba gatera

El efecto estimulante que la hierba gatera o Nepeta cataria ejerce sobre los felinos es conocido y aprovechado por los fabricantes de juguetes para gatos.

Ratones de peluche, pelotas de tela diseñadas para felinos y hasta chucherías o aperitivos para gatos incorporan esta planta que enloquece a dos de cada tres gatos.

De este modo, la hierba gatera puede lograr que un gato poco juguetón o reticente a la actividad física se sienta más predispuesto a interactuar con su juguete.

 

 

Autor: Eva San Martín                                                                           Web: www.consumer.es