Rascador con caja de cartón
Imagen: sjallenphoto

Hacer un rascador para gatos en casa no es tan complicado como parece. Se puede construir con cartones, sin gastar dinero y en pocos minutos. En este artículo se detallan cuatro ideas divertidas para confeccionarlo con cajas de cartón: desde llenar con tiras de cartón una caja, utilizar un marco para darle consistencia o agujerear el cartón para crear un rascador colgante, hasta hacer un rascador-rascacielos en altura, que servirá para que los felinos arañen y se limen las uñas mientras se ejercitan y mantienen en forma.

¿Por qué es tan necesario un rascador para gatos?

Los gatos adoran las cajas y cartones, por lo que resulta muy adecuado aprovechar este material para hacerles un práctico rascador

Los gatos necesitan arañar y rascar superficies con sus garras. No solo marcan objetos para afilar sus uñas, sino que este gesto también les sirve como medio de comunicación con otros congéneres y hasta como vía para eliminar estrés. “Los felinos arañan superficies sobre todo para comunicarse: un objeto arañado se transforma en una señal muy visible para el resto de gatos y humanos de casa”, explica el veterinario Daniel Estep, de la Sociedad Americana de Comportamiento Animal.

Además, los felinos tienen glándulas olorosas en las almohadillas de sus patas, unas células que dejan señales olfativas al resto de los habitantes de la vivienda en las superficies que arañan. También arañar es una forma de ahuyentar el estrés para los gatos. “Los felinos utilizan los rascadores para limar sus uñas, pero también porque les ayuda a liberar mucha ansiedad”, dice la veterinaria Patricia González.

Así que un felino sin un rascador adecuado en casa elegirá de forma natural un pequeño número de objetos para el lijado de sus uñas. Esta lista incluye las patas del sillón, la tapicería del sofá, cestas de mimbre y alfombras.

Un rascador que sea del agrado del gato, en consecuencia, impedirá algunos estropicios en el hogar. Por eso es tan importante tener uno que se adapte al gusto del peludo compañero. Se puede adquirir en las tiendas especializadas en felinos (desde 20 euros, hasta algunos cientos de euros) o ¡fabricarlo en casa con ayuda de un poco de cartón!

1. Cómo hacer un rascador para gatos con cartón

Rascador con caja de cartón
Kamiak Creek

El cartón y las cajas que acaban en el cubo del reciclado azul pueden tener una segunda vida. ¿Alguien desconoce todavía la predilección felina por las cajas y los cartones? Esta debilidad por el cartón se puede aprovechar para fabricar un original y gratuito rascador para gatos con cartones, como propone el blog Kamiak Creek.

Hay que cortar el cartón en tiras de unos diez centímetros y colocarlas de canto en el interior de otra caja conservada de forma íntegra. ¿Cuánto cartón se precisa? Pues el necesario para llenar por completo la caja. La presión entre los trozos de cartón impedirá que el animal desmonte este original, sencillo y gratuito rascador.

2. Hacer un rascador para gatos con cartón en marco

Rascador con caja de cartón
Imagen: Apartment therapy

¿Otra idea para transformar una caja de cartón en un estupendo rascador para gatos? Esta segunda propuesta consiste en poner un marco primero con ayuda de unos simples listones. Este borde proporcionará algo más de consistencia al rascador, ya que lo hará más resistente para aguantar los arañazos del felino.

Por lo demás, las instrucciones son iguales que para hacer el rascador anterior: cortar tiras de cartón y colocarlas de canto hasta que la presión entre ellas las haga tener la suficiente consistencia.

3. Hacer un rascador colgante para gatos

Este tercer rascador para gatos solo necesita que se hagan unos agujeros en el extremo de las tiras de cartón. Los orificios permitirán hacer pasar una cuerda de pita y colgar este rascador para las uñas del gato del sitio que se desee: ¡desde un pomo de puerta hasta una pared o techo!

Si se quiere transformar este rascador en un accesorio aún más atractivo para los felinos, se puede probar a repartir un poco de hierba gatera por los cartones. ¡Esto animará al animal a utilizar su nuevo rascador con mayor entusiasmo!

4. Hacer un rascador-rascacielos para gatos con cartón

Rascador de cajas de cartón
Imagen: Maison Kuotidien

La idea es fabricar un original rascacielos gatuno solo con cartones. Este rascador, además, servirá como torre trepadora donde los felinos podrán ejercitarse.

Para ello hay que apilar las láminas, una sobre otra, hasta alcanzar la envergadura deseada, como propone el portal Maison Kuotidien. La consistencia se obtiene con ayuda de una vara de madera -por la que se hacen pasar los cartones agujereados con anterioridad- y de una plataforma del mismo material colocada en el suelo. Las formas recortadas en el cartón determinarán el modelo de torre rascadora para felinos, como un rasca-gatos al más estilo neoyorquino.

 

Autor: Eva San Martín                                                              Web: www.consumer.es