Es una glándula de marcaje situada en el vientre, siendo más visible en el caso de los machos. Al igual que el hámster sirio tiene unas glándulas en los flancos que le sirven para marcar el hámster ruso, a través de esta glándula umbilical, segrega un líquido, con olor almizclado, que utiliza para marcar el territorio.

Glándula umbilical en el hámster ruso

Puede ocurrir que se obstruya la glándula con lo que se apreciará un tapón, duro, ceroso tipo granito de arroz amarillento, o que se infecte formando una absceso, en donde además del granito ceroso amarillento, se apreciará un abultamiento en la zona umbilical que puede estar algo enrojecido y caliente. En este segundo caso necesitará tratamiento antibiótico. El tapón que se forma se puede reblandecer con un poco de suero atemperado y un palillo de algodón para retirarla. De no poder o de persistir el abultamiento la visita al veterinario será la mejor opción.

Glándula umbilical en el hámster ruso
Foto propiedade de: el-hamster-ruso.blogspot.com.es

No es infrecuente que, viendo al microscopio dicho granito ceroso una vez extraído, localicemos algunos ácaros tipo Demodex criceti y Demodex aurati, que si bien en circunstancias de bajada de defensas pueden ocasionar una infectación masiva ocasionando un cuadro de sarna, en un hámster sano no suponen más que otro integrante habitual de la flora de la piel.

Autor: Domingo García                              Web: www.blog.vetjg.com