PerritoEn junio de 1998, después de una larga trayectoria personal actuando en favor de los animales a través de diversas acciones, Gloria Casas Hernando,como única fundadora, constituyó la Fundación Altarriba Amigos de los Animales, a la que, desde el primer momento, se sumaron con su apoyo muchos amigos proteccionistas del país, cuyo número no ha dejado de aumentar.Presidiendo el patronato de la Fundación y para cumplir mejor el objetivo de proteger y defender a los animales con todos los medios posibles al alcance, Gloria Casas se rodeó de un equipo con experiencia, a fin de poder desarrollar los tres campos que, por el momento, se definieron como básicos para este objetivo. Hoy siguen siendo éstos:1º La atención directa a los animales, a través de programas de acción concreta.2º Labores de educación, divulgación y sensibilización entre los humanos, a diferentes niveles, que conduzcan a una mejora y bienestar de los animales.

3º Coordinación con otras entidades proteccionistas, tanto de España como del exterior, y apoyo a las mismas.

La Fundación Altarriba Amigos de los Animales es, de hecho, una ONG privada, sin ninguna finalidad lucrativa, en la que todos los componentes de su patronato, incluída la presidenta, no perciben ninguna remuneración económica por su dedicación, destinándose todos los fondos que se captan al desarrollo de los programas y acciones que tienen que ver con la protección de los animales.Estos fondos provienen de legados, donaciones, cuotas de simpatizantes y de la comercialización de artículos y servicios, cuya rentabilidad permite obtener más medios económicos, que se destinan también, íntegramente a las finalidades de la Fundación. Todo, sin embargo, es insuficiente para las contínuas necesidades que se presentan.

La defensa y protección de los animales -incluso en una sola parcela de la misma, como es el caso de los animales de compañía, que sufren en nuestro país toda clase de tropelías y en la que la Fundación está más involucrada, aunque procura atender también otras parcelas- requiere continuamente de la sensibilidad de nuestra sociedad y de medios económicos.

Cualquiera de los tres campos de acción en los que, hoy por hoy, se concreta la actividad de la Fundación Altarriba -protección directa de animales, acciones educativas y apoyo a otras organizaciones proteccionistas- no pueden desarrollarse sin una financiación adecuada

La Fundación Altarriba Amigos de los Animales se rige por un Patronato y está sujeta a la ley de fundaciones del gobierno autónomo de la Generalitat de Catalunya, que tiene competencias del gobierno español en tal sentido. La Fundación cuenta, además, con un Comité de Honor, que, con carácter abierto, está constituido por personalidades destacadas en diferentes actividades de la sociedad, que abarcan campos tan diversos como la filosofía, la medicina, el diseño, la literatura, etc. y a los que se invitan a formar parte del mismo para que, con su buen nombre, ayuden a prestigiar la labor en favor de los animales.

La actividad de la Fundación es muy intensa, dentro de las respectivas áreas de su actuación.

– Mantenemos programas que, bajo el nombre de “Amigos de los gatos de la calle”, desarrollamos con la ayuda de equipos de voluntarios, actuando en campañas de esterilización, cuidados veterinarios, adopciones, situando y manteniendo zonas de alimentación.

– Colaboramos en acciones puntuales de salvamento de perros, hasta donde nos permiten nuestros medios. La Fundación intervino de manera decisiva, por ejemplo, en la salvación de 239 galgos que iban a ser sacrificados con motivo del cierre de un canódromo en Barcelona. Colaborando con la entidad proteccionista “Defensa dels animals d’Osona” de Vic, y con la organización alemana Pro Animale, asesoró, canalizó adopciones y se ocupó de las esterilizaciones, responsabilizándose de que las ayudas a estos animales fueran efectivas, atendiendo asimismo las relaciones internacionales que el caso produjo.

– Mantenemos permanentemente un departamento de adopciones cuya misión es canalizar animales abandonados a nuevas familias. En este sentido, colaboramos con otras entidades, como es el caso de la Fundación Trifolium, en sus campañas de sensibilización destinadas a esta finalidad.

– Editamos bimestralmente la revista “Bú Bup, la llamada de los Animales”, que se distribuye por mailing a todo el país y que es un órgano de opinión, divulgación y concienciación de la sociedad en favor de los animales, de sus derechos, del respeto que deben de merecernos.

– Mantenemos en una finca de 6 hectáreas, situada en una zona protegida de la provincia de Girona, el “refugio” familiar de Solius, como un ejemplo de convivencia humana con los animales, donde gatos, perros y otros “ciudadanos” procedentes del abandono y de otras vivencias, por lo general traumáticas, viven hoy apaciblemente sus vidas amparados para siempre por la Fundación.

– Organizamos cursos y conferencias sobre diferentes temáticas proteccionistas. Editamos folletos, carteles y materiales diversos, divulgando los principios éticos y morales por los que nos sentimos obligados a proteger a los animales. Realizamos campañas de concienciación y confeccionamos informes a fin de que la opinión pública tenga un mayor y mejor conocimiento de cuál es la situación y qué cabe hacer por parte de todos.

– Creamos el Consejo de Protectoras de la Fundación, constituido por entidades proteccionistas de toda España. Realizamos acciones conjuntas con ellas. Procuramos asesorarles y ayudarles en lo que nos solicitan y difundimos a través de nuestra revista “Bú Bup, la llamada de los Animales” sus problemas, sus logros, la labor que realizan, etc.

– Actuamos ante las autoridades y tratamos de influir en ellas para que mejoren las leyes y normas en favor de los animales y se cumplan aquellas ya existentes que tratan de protegerles, y, cuando ello va en su bien, colaboramos con estas mismas autoridades con absoluta independencia, guiados únicamente por lo que entendemos que es beneficioso para los animales.

– Denunciamos las corridas de toros, la caza por “deporte”, la explotación intensiva en las granjas, la vivisección y cuantas prácticas llevan a cabo los humanos en beneficio propio y a costa del sufrimiento de los animales, así como denunciamos la destrucción masiva de sus hábitats.

 

fundacionaltarriba