La ciudad de Burnsville, Minnesota, en Estados Unidos ha pedido mediante un comunicado a sus residentes que no abandonen a los peces goldfish que se tienen como mascotas en los lagos y estanques.

Desde el consistorio advierten según palabras textuales que “los peces crecen mucho más de lo que la gente cree y contribuyen a la mala calidad del agua al limpiar los sedimentos del fondo de los lagos y hacer que las plantas sean arrancadas”.

 

Goldfish abandonados

 

La publicación de la ciudad en la red social Twitter también contenía una serie de fotografías de los peces encontrados en el lago Keller, revelando las enormes dimensiones de los peces, que normalmente miden dos centímetros o tres cuando se mantienen en un acuario doméstico.

Cuando estos peces de colores tan llamativos que son normalmente regalados como mascotas se abandonan en ríos, estanques o lagos tienden a crecer mucho más que si los tuviéramos en un acuario. Estos animales pueden crecer diez veces el tamaño que tendría en un hábitat controlado.  A su vez la reproducción es muy rápida e interfieren y dominan a las especies nativas poniéndolas en serio peligro.

 

Golfishg abandonados
Golfish abandonados

 

Tampoco es de recibo deshacerse de este tipo de animales procediendo a su abandono. Cualquier animal ya sea escamoso, alado o peludo es una responsabilidad y lo normal es que si no podemos seguir cuidándolo esperemos hasta tener una adopción para el mismo.

Sin ir más lejos en otra parte del estado de Minnesota el año pasado en el mes de octubre  se capturaron aron 50,000 peces de colores de este tipo.

Por desgracia esto no ocurre solo en Estados Unidos. Más cerca en Alemania (Europa) el Ayuntamiento de Munich ha amenazado con imponer multas a las personas que sean sorprendidas abandonando a sus peces en las aguas de sus lagos, embalses o arroyos. Squí en España también tenemos a mucha fauna invasora como por ejemplo las tortugas de Florida, especies que un día fueron el capricho de algien.

 

Autora: Antonia Villalba