Perro Lobo Checoslovaco
Perro Lobo Checoslovaco

Vamos a daros información y nuestra opinión subjetiva como criadores con diez años de experiencia en la cría RESPONSABLE de Perro Lobo Checoslovaco, así que dejamos la respuesta final a vuestro buen juicio.

El mito, la realidad o todo lo que hay que saber para no acabar con un «Perro Loco Checoslovaco»

Las primeras hibridaciones entre Lobos de los Cárpatos y pastores alemanes, dieron el origen e inicio del Perro Lobo Checoslovaco. De reciente creación, se realizaron en los años 50 del S.XX en la antigua República Checoslovaca en recintos militares. El ejército buscaba “mejorar” a sus perros de guerra, Pastores Alemanes seleccionados y entrenados principalmente para interceptar a los “fugitivos” que intentaban atravesar un vergonzoso muro que separaba dos zonas de Europa: el conocido como Telón de Acero. El Perro Lobo Checoslovaco fue creado por “la guardia de fronteras” y no precisamente como perro lazarillo, sino y sé que me repito como perro de uso militar y esto nunca hay que olvidarlo al hablar del Perro Lobo Checoslovaco.

A lo largo del tiempo los humanos hemos ido seleccionando y forzando la “evolución” del Lobo gris y sus subespecies para hacerlos trabajar con y para nosotros, en distintas y muy diversas tareas. Con el paso de los milenios y la generalización del antiguo lobo, ahora llamado “perro”, como animal de trabajo y compañía hemos obtenido ejemplares tan aparentemente diferenciados como un Pequinés y un San Bernardo, pero todos ellos son de la misma especie: Canis Lupus Familiaris. Son todos la misma “cosa” más o menos evolucionada y consecuencia de variadas selecciones realizadas por humanos.

A finales del S,XIX empezaron a crearse estándares de raza, se empezó a competir entre humanos para ver quien tenía el perro más bonito, mas grande, más pequeño, más fiero, mas manso, mejor . . . y ahí empezó todo el problema. Desde ese instante las distintas razas de perros dejaron de evolucionar de manera funcional y natural para empezar a cambiar, y digo cambiar porque para mí el concepto evolución conlleva mejora y por desgracia no ha sido ese el caso en la mayoría de razas, más bien todo lo contrario.

Perro Lobo Checoslovaco
Perro Lobo Checoslovaco

Muchos criadores empujados por ese afán de la sociedad de querer el mejor perro empezaron a criar bajo la influencia del único medio existente en el momento de evaluación de distintos ejemplares de la misma raza entre ellos y elegir al mejor. ¡Menuda tontería! y más cuando en la gran mayoría de razas ser “el mejor” significaba y significa a día de hoy ser el más guapo y bonito según el criterio personal, aleatorio y subjetivo de uno o varios “jueces” ya que todos los perros participantes en un concurso de “belleza”, deberían de cumplir con el estándar de raza y si todos cumplen elegir el mejor, es elegir el más bonito. Un error similar a elegir al mejor humano o a la mejor humana solo por su físico.

En el momento que aplicamos baremos humanos de “belleza” a la cría de perros ocurren cosas como que convertimos a uno de los mejores perros de trabajo, el pastor Alemán en una raza atrofiada, con caderas bajas y displásicas simplemente porque les parecen “más bonitos”, pero por el camino hemos perdido gran parte de la funcionalidad de la raza y tenemos un grave problema de displasias en la gran mayoría de líneas.

El problema no lo tienen los perros, lo tenemos nosotros ya que es nuestra vanidad lo que hace cambiar que no evolucionar a las distintas razas de perro.

Todos hemos visto o leído historietas tipo “Walt Disney” en que alguien roba, rescata o adopta un pequeño cachorro de lobo salvaje y lo convierte en su mejor amigo. Esto puede ser real si ese humano y ese lobo viven en plena naturaleza y de la naturaleza; lejos de núcleos urbanos, lejos de ganaderías, resumiendo, eso es solamente posible si el humano se integra en el ecosistema del lobo ya que un lobo ADULTO no puede adaptarse a vivir en sociedad con un número considerable de humanos y todo lo que arrastran a su alrededor.

Perro Lobo Checoslovaco
Perro Lobo Checoslovaco

El concepto clave es lobo ADULTO ya que un cachorro de lobo si es posible que se comporte como lo que buscamos y necesitamos: un perro domestico. Pero no es así en ejemplares adultos que han desarrollado totalmente su “personalidad” de lobo, siendo cazadores, dominantes, territoriales etc . .

El humano de manera intuitiva y supongo que bastante drástica, a lo largo de milenios fue seleccionando para convivir con ellos a los ejemplares de lobo que fueron capaces interrumpir su crecimiento “psicológico”, mantener a lo largo de su vida su carácter al nivel de un lobo cachorro o adolescente y descartó a los que llegaban a su plenitud ”psicológica” de lobo adulto y con ello dificultaban en exceso la convivencia con humanos.

Se pueden clasificar las actuales razas de perro por el nivel de crecimiento “psicológico” lobuno, de modo que las razas que denominamos de guarda y defensa son en realidad pequeños cachorros de lobo que temen a todo lo que se acerca a su morada y no conocen, reaccionan violentamente contra eso, son cachorritos de lobo que se defienden, pero claro los hemos convertido en animales de 60 kg.

Nuestros perros de caza son preadolescentes lobunamente hablando, capaces de seguir a su manada en el día a día, con olfatos y pautas de rastreo consolidadas pero incapaces de tomar sus propias decisiones, como un joven lobezno, siguen el rastro de lo que puede interesarles o llamarles la atención y los utilizamos para rastrear o “levantar” a nuestras presas.

Los perros pastor son quizás los más evolucionados, podríamos equipararlos a jóvenes lobos de poco más de un año. Mantienen la sumisión indiscutible a su “alpha”, (el pastor) y son capaces de tomar sus propias decisiones frente a problemas u órdenes concretas. Nosotros le llamamos pastoreo y son mucho más independientes y autosuficientes pese a la sumisión que el resto de razas.

En resumen cuando interactuamos con cualquier raza de perro, estamos interaccionando realmente con un cachorro, pre adolescente o joven lobo.

En los auténticos Perros lobo hay una pequeña pero importantísima diferencia, en el mismo paquete viene la selección realizada por el hombre durante milenios que nos da perros que son “mentalmente” cachorros o jóvenes lobos que jamás llegaran a la plenitud de un lobo adulto y la aportación RECIENTE de sangre de Lobo que no ha sido troquelado y seleccionado como el resto de razas de perro y si va ha llegar a su plenitud “psicológica” como lobo adulto, por lo general entre los 18 /24 meses de edad.

 

Perros Lobo Checoslovacos
Perrro Lobo Checoslovaco

 

El Perro Lobo Checoslovaco, es un autentico wolfdog, una hibridación moderna entre Lobo salvaje y perro doméstico que dependiendo de las líneas lleva existiendo entre 16 y 24 generaciones y esto en términos genéticos y de evolución o selección es un simple instante.

Esto significa que al igual que con un cachorro de lobo puro, los cachorros de Perro Lobo Checoslovaco son encantadoras, dóciles y sociables mascotas, nadie puede resistirse a una mirada y lametón “lobuno” de un cachorro de , son como lobitos de verdad.

Pero dentro de cada Perro Lobo Checoslovaco hay más o menos un 25% de genética o sangre de Lobo salvaje de los Cárpatos, si bien el 75% de perro, en este caso Pastor Alemán va a cumplir con lo explicado anteriormente, va a interrumpir su crecimiento “psicológico” al nivel de un joven lobo pero el 25% de Lobo de los Cárpatos va a completar su crecimiento “psicológico” hasta llegar al de un “lobo adulto” y esto queridos amigos es la madre del cordero de los mitos, leyendas y realidades de como es un Perro Lobo Checoslovaco.

En ellos, dentro de cada ejemplar, conviven tres perros y un lobo, por lo general el control lo tienen los perros y un PLC es un perro más, pero en momentos concretos de excitación o de alto estrés puede aparecer el “Lobo” y un Perro Lobo Checoslovaco es un Perro Lobo muy potente por su morfología y digamos muy muy, muy superior a cualquier perro en lo físico. Huye mejor y más rápido, ataca con mayor eficacia y es bastante más “inteligente” que el resto de perros (no confundamos “inteligencia” con capacidad de ser adiestrado). Hay que ser consciente de ello y tenerlo siempre en cuenta, con un PLC no podemos pensar que todo va a salir siempre bien, hay que ser consciente de que algo puede ir mal y no confiarse ni bajar la guardia nunca. En contrapartida es la raza de perro con la que se puede llegar a un mayor y mejor vínculo emocional, ya que su parte de lobo llega a ser adulto mentalmente y esto propicia un vínculo único, irrepetible y maravilloso entre perro y humano.

Ha de quedar totalmente claro que cuando hablo de PLC, hablo de ejemplares EQUILIBRADOS, bien seleccionados, criados, socializados y educados correctamente. No voy a caer en lo “amarillo”, en las excepciones ya que sería como definir a la humanidad por el comportamiento de la parte de humanos que están en prisión por asesinos, ladrones o violadores de menores.

Un buen Perro Lobo Checoslovaco empieza con la correcta selección de los progenitores y no es necesario un doctorado en genética para ello, basta un poco de sentido común y ganas de hacer las cosas bien. Pongamos un sencillo y claro ejemplo.

 

Perro Lobo Checoslovaco

 

Tenemos una hembra adecuada para la cría pero puestos a buscarle alguna carencia o defecto. . . la hembra es en exceso precavida con extraños y se acobarda fácilmente en ambientes desconocidos; parece lógico buscarle un coprogenitor que no tenga el mismo carácter, preferiblemente buscaremos un ejemplar muy sociable, muy seguro de si mismo y valiente en situaciones nuevas para él, con la esperanza que los dioses de la genética compensen los caracteres y obtengamos cachorros con mejor carácter, yo a eso le llamo selección y cría responsable de Perro Lobo Checoslovaco .

También hay que aclarar que lo de “la genética” no es una ciencia exacta en algunos aspectos y el carácter es uno de ellos; la genética cuenta pero el día a día creo que cuenta un poco más en el resultado final.

Todos los perros necesitan un doble programa de socializacion temprana mientras permanecen en casa de sus criadores, por un lado mamá y si es posible papá enseñaran modales perrunos, lenguaje corporal, inhibición de mordida y un montón mas de cosas de perros necesarias para el equilibrio futuro de cada uno de los cachorros. Por otro lado el humano criador responsable, someterá a los cachorros a variadas técnicas de lo que denominamos “socialización temprana” y ahí hay muchas escuelas diferenciadas, pero básicamente se trata de un “imprinting” adecuado, una habituación en positivo a todo tipo de estímulos externos del mundo de los humanos, coches, tv, música, maquinaria, lavadora, wc, etc.  y acostumbrar a los cachorros a la convivencia pacífica con todo tipo de seres vivos con los que en su futura vida podrán o no coincidir, humanos de todas las condiciones, animales domésticos, animales de granja, etc. . .

Entre los 60 y 120 días, dependiendo del criterio del criador, los cachorros se van con sus nuevas manadas y abandonan su lugar de nacimiento, a los humanos que conocen, a su madre y quizás padre y a todos sus hermanos, intentad imaginar el cambio radical que supone para ellos y lo difícil que es afrontarlo con éxito.

Ese es otro momento clave que va a influir notablemente en el resultado final del PLC adulto, es más fácil de lo que pueda parecer arruinar en unas semanas un buen trabajo inicial del criador y va a ser mucho más arduo corregir posibles deficiencias en la socialización temprana de un cachorro mal trabajado por un mal criador.

El criador responsable habrá llevado a cabo una exhaustiva selección entre los aspirantes a tener uno de sus cachorros y esto es otro de los puntos cruciales para que todo salga bien.

 

La pregunta típica y tópica es: ¿es el Perro Lobo Checoslovaco un perro para cualquiera?

La respuesta no es ni sencilla ni políticamente correcta pero intentaré ser claro.

SI, repito SI, un Perro Lobo Checoslovaco EQUILIBRADO es apto para cualquier ser humano EQUILIBRADO, así de claro y simple.

Y digo sí, si al igual que con los Perro Lobo Checoslovaconos referimos a humanos EQUILIBRADOS, si hablamos de humanos con problemas de personalidad, bajo nivel de compromiso, nulas ganas de aprender, gente que vive en “Disney World”, personas con problemas de agresividad, o impedidas físicamente para un nivel de ejercicio moderado con su perro; entonces el Perro Lobo Checoslovaco NO es para todos, pero quiero pensar que es apto para el 95% de la población.

Cuando se habla de lo complicados que son los Perro Lobo Checoslovaco, habría que hablar con más propiedad y concretando mejor, que en la generalización acostumbra a estar el error de juicio y decir: lo complicados que son los malos Perro Lobo Checoslovaco, los Perro Lobo Checoslovaco NO EQUILIBRADOS y hay que reconocer que esos pocos ejemplares pueden ser un infierno para ellos mismos y para todo ser vivo que interaccione con ellos.

Autor: Alexandre Prat i de las Heras

DOGWOLF Center
Propietario de ocho Perros Lobo Checoslovacos