Ayer se produjo un suceso que parece sacado por desgracia de un programa de «Crónica Negra». Noelia Ferrer propietaria de Marley un cruce de labrador y bóxer de 10 años murió tiroteado a escasos metro y medio de su casa por un Policía Municipal de Castellón de la Plana.

Os dejamos la entrevista también por si queréis escucharla:

¿Qué es lo que ha ocurrido Noelia? 

En el día ayer, 30 de mayo sobre las siete de la tarde salió mi hijo de casa. El motor de la puerta corredera de entrada de vehículos tiene un pequeño retroceso por seguridad para no pillar a ninguna persona ni animal y no se dio cuenta de que se quedaba entreabierta. En ese momento salieron dos de mis perros que nunca se mueven de aquí. Mis perros nunca se han escapado, no se mueven de la puerta, como mucho buscan las esquinas para marcar como todo perro y ya está porque son perros muy sociables.

Marley

¿Qué ha dicho la policía?

La policía dice que llamaron los vecinos porque los perros estaban sueltos. Como he dicho, mis dos perros estaban en la puerta, habían salido a la calle.

Mis perro, Marley, nunca ha tenido ningún comportamiento extraño y lo que dice este policía es que se le iba a tirar a atacarle. Lo más probable es que el perro se acercarse a toparse en las piernas para que le arrascase la cabeza para posteriormente ponerse «patas arriba» y que le siguiera acariciando.

Desde luego si ves que el perro está parado en la puerta, y que está abierta, lo normal es que ese perro pertenezca a esa casa. Desde su coche y sin bajarse de él, tenía acceso para llamar timbre… Además podía haber tomado otras medidas: puesto la megafonía para avisar, las sirenas, y si aun así se le ocurre sacar su arma pues podía haber disparado un tiro al aire para que se asustara y los perros habrían entrado para dentro de la casa a refugiarse, pero le disparó tres veces. A mi perro lo mataron a un metro y medio de la puerta de mi casa. ¿De verdad hacían falta tres tiros? 

¿En algún momento se ha disculpado este Policía Municipal?

En ningún momento se ha disculpado. Es lo mínimo que podía haber hecho. Pero se quedó plantado con las manos en el cinturón y seguidamente procedió a recoger los casquillos de las balas. Después se dirigió a los vecinos diciendo «…es que me quería atacar..» No ha mostrado ni una pizca de arrepentimiento.

¿Vas a tomar acciones legales ?

Sí voy a demandarle  por lo penal. En este momento su veterinaria está haciendo la necropsia para poder presentar la documentación y el informe de Marley en el juzgado el día 4 de junio, porque antes no nos dejan.  Sí consigo ganar el juicio cuando se produzca y hay una compensación económica irá destinada a las asociaciones protectoras de perros. A Marley, mi perro no me lo van a devolver, y él era un miembro de mi familia.

¿Cómo era Marley?

Marley era un perro alto y grande, era un mestizo de bóxer con labrador. Tenía 10 años y pesaba 58 kg, le costaba levantarse porque las patas traseras ya no las tenía bien. Estaba recién vacunado y todos sus papeles estaban en regla lógicamente. Jamás ha tenido ningún problema de comportamiento. El convivía con niños y otras especies de animales perfectamente, dos Yorkshires, un American Standford , agapornis, caballos, gallinas, ocas, ovejas, etc.

 

Noelia Ferrer agradece todas las muestras de cariño y apoyo recibidas por diferentes canales informativos y redes sociales para con su familia.

Marley
D.E.P. Marley

 

 

Autora: Antonia Villalba

@Todos los derechos reservados