Ratón de campo
Ratón de campo

Nombre común: Ratón de campo

Nombre Científico: Apodemus sylvaticus

Características del ratón de campo

Cabeza y tronco 7.5 a 11 cm; cola 7 a 11.5 cm; peso 14 a 35 g. Se diferencia del ratón leonado porque la mancha amarilla que presenta en el cuello es mucho más pequeña y discurre en sentido longitudinal; además su cola es más corta (120 a 190 anillos) y no hay una línea de división tan clara entre la parte dorsal y la ventral, que es gris clara.

Hábitat

El ratón de campo vive en bosques de todo tipo y matorral espeso hasta cerca de 1000 m. de altitud en la montaña. En otoño frecuenta los edificios, donde también hiberna. El ratón de campo no suele encontrarse en lugares donde hay grandes poblaciones de ratones leonados. A veces también en la campiña.

Costumbres

Principalmente crepuscular y nocturno, y por tanto una presa importante para zorros y rapaces nocturnas. Salta y trepa bien; excava madrigueras que suelen   disponer de accesos; reviste sus nidos subterráneos con briznas de hierba y con musgo. Delante de la entrada se halla con frecuencia un montoncito de tierra.   Aunque también construye despensas en galerías subterráneas, le gusta correr en plataformas situadas sobre la superficie, por ejemplo viejos nidos de aves. En invierno los nidos estar mucho más acolchados que en verano. Llama la atención   por su correteo nervioso. Con frecuencia se yerguen sobre las patas traseras y observan a su alrededor, mientras los pelos del «bigote; vibran con intensidad. La extensión de los territorios oscila, según los alimentos que haya disponibles, entre 16 M2 y más de 2 ha.

Alimentación

Semillas vegetales pequeñas, sobre todo de gramíneas silvestres, bellotas y   hayucos; yemas y brotes jóvenes.