El lince ibérico ya no está en peligro de extinción

Lince ibérico - De Diego Delso, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=115821094

El lince ibérico ha pasado de la categoría de ‘En Peligro’ a ‘Vulnerable’ en la Lista Roja de Especies Amenazadas™ de la UICN, al pasar a recuperarse desde casi la extinción, gracias a los esfuerzos sostenidos de conservación.

«Ahora que la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN celebra su 60 aniversario, hay que destacar su importancia como la fuente de información más completa sobre el estado de la biodiversidad mundial. Es una herramienta esencial que mide el progreso hacia la detención de la pérdida de naturaleza y la consecución de los objetivos mundiales de biodiversidad para 2030. La mejora del estado de conservación del lince ibérico en la Lista Roja demuestra que el éxito de la conservación beneficia tanto a la vida silvestre como a las comunidades», declaróGrethel Aguilar, directora General de la UICN.

El estado de conservación del lince ibérico (Lynx pardinus) ha mejorado de ‘En Peligro’ a ‘Vulnerable’, con un aumento exponencial de la población, que ha pasado de 62 individuos maduros en 2001 a 648 en 2022. Actualmente, la población total, si se incluye a los linces jóvenes y maduros, se estima en más de 2.000 ejemplares.

 

Proteger su hábitat

Los esfuerzos de conservación de esta especie clave se han centrado en aumentar la abundancia de sus presas, el conejo europeo (Oryctolagus cuniculus) en peligro de extinción, proteger y restaurar el hábitat de matorral y bosque mediterráneo y reducir las muertes causadas por la actividad humana.

La ampliación de la diversidad genética de la especie mediante translocaciones y un programa de cría ex situ ha sido clave para aumentar su número. Desde 2010, se han reintroducido más de 400 linces ibéricos en zonas de Portugal y España. Esta especie ocupa ahora al menos 3.320 km2, lo que supone un aumento con respecto a los 449 km2 de 2005.

 

Todavía amenazado

Sin embargo, esta especie sigue estando amenazada, principalmente debido a las posibles fluctuaciones de la población europea de conejos si se producen nuevos brotes de virus. Además, es susceptible a las enfermedades de los gatos domésticos. La caza furtiva y los atropellos siguen siendo amenazas, sobre todo donde las carreteras con mucho tráfico atraviesan el hábitat del lince. Las alteraciones del hábitat relacionadas con el cambio climático son una amenaza creciente.

«La mayor recuperación de una especie de felino jamás lograda gracias a la conservación, este éxito es el resultado de la colaboración comprometida entre organismos públicos, instituciones científicas, ONG, empresas privadas y miembros de la comunidad, incluidos terratenientes locales, agricultores, guardas de caza y cazadores, y del apoyo financiero y logístico del proyecto LIFE de la Unión Europea», declaró Francisco Javier Salcedo Ortiz, coordinador del proyecto LIFE Lynx-Connect, que dirigió la acción de conservación del lince ibérico.

«Aún queda mucho trabajo por hacer para garantizar la supervivencia de las poblaciones de lince ibérico y la recuperación de la especie en toda su área de distribución autóctona. De cara al futuro, hay planes para reintroducir el lince ibérico en nuevos lugares del centro y el norte de España», concluye.

 

Fuente: AEAL
Visitas: 11

Compártelo

infoespecies