Este parasitismo era muy frecuente en el Continente asiático, pero en las últimas décadas, es ya una enfermedad que está emergiendo en  el centro y sur de Europa en países como Alemania, España, Francia, Italia, Portugal y Suiza.

Ojo infectado con el vermes de la Thelazia Canina

La thelaziosis Canina está causada por nematodos del género de la thelazia, son gusanitos de entre 7 y 17 mm (los machos son más grandes que las hembras) que suelen a veces esconderse debajo de la membrana del tercer parpado y conductos nasolagrimales y se trasmiten por una mosca no chupadora que se conoce como “mosca de la fruta”; de ahí la mayor dispersión de esta enfermedad en los meses cálidos. Estas moscas actúan como transmisores intermedios, al succionar la secreción ocular, que habitualmente les sirven como alimento en un ojo infectado por las larvas.

mosca de la fruta, agente portador en las infecciones de Thilaziosis Canina

mosca de la fruta

Dentro de la mosca las larvas pasan por 2 fases,  en la última que son huevos, al volver a succionar en el lagrimal de un ojo sano, estos se depositan en el ojo del perro en concreto en el saco conjuntival  y más tarde sobre la conjuntiva ocular, estos huevos eclosionan transformándose en larvas y completándose de esta forma el ciclo en unos 3 semanas.

Por su gran capacidad de dispersión y potencial zoonóstico, se la debe de incluir para hacer diagnóstico diferencial de los procesos que cursen con conjuntivitis, muy especialmente en los animales que residan o hayan viajado a regiones endémicas,  sobre todo en las épocas de mayor actividad de contagio que es desde principios de verano hasta el otoño.

Los perros afectados pueden presentar, al tener este gusano una cutícula serrada, daños oculares como: Conjuntivitis, excesivo lagrimeo, contracción involuntaria de los parpados, inflamación de la córnea e incluso úlceras, pudiendo en infecciones crónicas con un número masivo de gusanos, producir ceguera,  aunque no obstante en algunos casos el perro puede estar completamente asintomático. El contagio también puede  producirse en el ser humano, dándose más casos  en niños de entre 3 a 6 años y más en los meses cálidos.

Vermes Thilaziosis Canina

Vermes Thilaziosis Canina

Los dueños lo que vamos a notar es tal vez el ojo inflamado y una excesiva secreción ocular ( la cual estimulara la aproximación de nuevas moscas para alimentarse, difundiendo así la enfermedad )  y también  podremos ver  a nuestro perro frotándose de continuo los ojos con las patas por el picor.

Es importante el control de esta infección en los perros que viven al aire libre en zonas de árboles frutales  y  el poner como protección mosquiteras e impedir la exposición de nuestros perros a las moscas.

A veces a simple vista se pueden ver estos gusanos que son como hilillos blancos, el veterinario utilizara un colirio anestésico para realizar una exploración a fondo y poder hacer el diagnóstico correcto.

Una vez diagnosticada la enfermedad, se deberá proceder a la extracción manual de los parásitos  con ayuda de un hisopo estéril y mediante lavado con solución salina fisiológica y después  aplicar un nematocida (moxidectina. selamectina) como método profiláctico para acabar con el parasito en todas sus fases, durante la estancia en el organismo de nuestro perro, los síntomas remiten en 3 días. Si se hubiesen producido ulceraciones o queratitis le darán un tratamiento específico para estas lesiones.

Indican como primeras zonas de aparición de la enfermedad en España en: Extremadura (Comarca de la Vera, Valle del Jerte zona limitante con Ávila), Orense y Salamanca, aunque continua extendiéndose.

Es muy importante el romper  y evitar la continuidad del ciclo epidemiológico del parásito, de hecho en el Valle del Jerte (Cáceres) se está realizando una campaña gratuita de lucha contra la Thelaziosis Canina en los pueblos del valle, realizando diagnósticos diferenciales  en los casos de detectar la enfermedad y dar el correspondiente tratamiento para la eliminación de estos vermes y sus huevos.

Autor: Centro Canino Mallorcan                        Web: www.mallorcan.es