El glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico del ojo. Este nervio es el encargado de pasar la información visual desde la retina hasta el cerebro. Cuando la presión intraocular —dentro del ojo— se vuele inestable y aumenta, sucede el glaucoma.

La presión alta dentro del ojo no permite drenar el líquido acuoso (también llamado humo acuoso) encargado de oxigenar y nutrir el globo ocular, causando estragos en el nervio óptico hasta producir la perdida de la visión y/o ceguera.
El glaucoma puede presentarse en uno o en ambos ojos y debe tratarse de inmediato, pues es una enfermedad que avanza rápido hasta atrofiar las buenas funciones del globo ocular. Esta enfermedad es la principal responsable de causar ceguera, tanto en humanos como en perros.

¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico de glaucoma es indispensable hacer una revisión del los ojos, y un examen llamado tonometría que mide la presión intraocular.El médico veterinario es el único que puede hacer el diagnóstico.
El glaucoma sucede por lesiones dentro y fuera del ojo, también puede surgir como secuela de alguna enfermedad no controlada y por supuesto por cuestiones genéticas. Existe una mayor predisposición en razas o mezclas de razas de Cocker Spaniel, Springer Spaniel, Basset Hound, Husky Siberiano, Labrador y Golden Retriever.

Señales que puede presentar un perro:

  • Edema de la córnea – El ojo puede parecer empañado con un color azul.
  • Pupila dilatada y además paralizada – No responde a la luz.
  • Enrojecimiento, inflamación o derrames detro del ojo
  • Ojos entre cerrados como muestra de dolor
  • Lesión visible externa o interna

El glaucoma es un padecimiento difícil de tratar y en muchos casos es irreversible. El pronóstico será favorable siempre y cuando se atiendan con anticipación las señales de alerta que un perro pueda presentar antes de siquiera comenzar a perder a visión.
Los cuidados y atenciones que un perro debe llevar a lo largo de su vida son necesarios e indispensables para conservar su visión y lograr la mejor calidad de vida. Siempre que asistas a consulta, asegúrate que el veterinario revise los ojos de tu Super Cachorro.
Recuerda, si observas algo anormal en los ojos de tu mascota o en la forma en como percibe el mundo a través de la vista, llévalo de inmediato con el veterinario para un revisión general.

 

Autor:  Marc Ros de Vilallonga Nº Col 592

Web: www.veterhouseb.blogspot.com.es