Historia

Galfo

Se cree que los antepasados de ésta raza provinieron del antiguo Egipto y desiertos de Arabia, ésta idea surge a partir de papiros y esculturas que se hallaron de la dinastía 3500 AC., también se han encontrado momias egipcias de perros parecidos a los afganos. Cuando los primeros europeos llegaron a Afganistán estos perros ya se encontraban allí y los afganos decían que fue el perro elegido por Noé para llevarlo en su arca durante el diluvio. Este pueblo afgano “Sehikhs” consideraba a estos animales como a un tesoro nacional ya que todos los afganos pertenecían al monarca.

Hay otra teoría que sostiene que no se originaron en Afganistán, sino en la península de Sinaí y que llegaron a ese país con los mercaderes árabes.

Los primeros ejemplares fueron llevados a Inglaterra por oficiales de las fuerzas armadas, los cuales decían que estos perros hacían guardia en el cuartel en parejas durante la noche, sin haber tenido ningún entrenamiento, sino que lo hacían por su propia iniciativa.

El primer ejemplar a partir del cual se conoció la raza, se importó desde Siesta a Inglaterra, se llamaba “Zardín”, él fué el primero en presentarse en shows y a partir de su descripción en 1912 se crea el primer Standard del galgo afgano, y en 1950 se confeccionó el Standard Oficial de la Raza.

Carácter

Es un perro alegre, con personalidad algo felina, porque es de naturaleza independiente, silencioso, ignora todo lo que a él no le llame la atención. Es cauteloso con extraños y desconfiado. Su entrega hacia el amo es total, sabe ser buen compañero, amigo, afectuoso y juguetón, pero nunca tendrá una actitud sumisa.Por sus venas corre la sangre de un gran cazador, veloz, valiente, que desconoce el miedo, sus movimientos son rápidos y astutos. También poseen aptitudes innatas de pastor, por eso él siempre pretejerá a su familia. El Afghan Hound tiene un increíble equilibrio entre sus aptitudes y su carácter que hacen de él a un perro de apariencia elegante, imponente y duro a la vez. Apto para la caza y para el hogar. Estos perros no toleran vivir en caniles, sus ansias de libertad harán de él un ser huraño y triste.La maduración es lenta y no son fáciles de entrenar, solo lograremos que un Afghan Hound responda teniéndole mucha paciencia. Nunca debe ser tratado con agresión puesto que están dotados de una memoria asombrosa, y dejará de interesarles todo aquello que lo haga sufrir. Además, es muy intuitivo y comprenderá enseguida lo que el amo espera de él.

Tipos

Antiguamente se consideraban dos tipos de afganos, de acuerdo a su estructura física y tipo de capa. Estas diferencias se deben a las distintas adaptaciones por las que la raza ha pasado, según la región que ocupaban en Afganistán.

  • Afganos de planicie: estos individuos debían alcanzar grandes velocidades durante la cacería y por ello son perros altos, esbeltos, de huesos largos y livianos, cabeza alargada con ojos bien sesgados y cuello largo llevado al frente durante el movimiento. La capa es de textura sedosa.
  • Afganos de montaña: Estos individuos no necesitan tanta velocidad durante la caza y por ello son perros un poco más bajos que los anteriores, de huesos más cortos y robustos. Con la cabeza más ancha y ojos menos sesgados, el cuello es algo más corto pero llevado en alto durante el movimiento. La capa es de textura más lanosa y espesa.

En la actualidad no hay distinción en estos dos tipos de afganos porque ambos se han entremezclado en la búsqueda del Afghan Hound ideal.

Estándar

 

Galgo

El Afghan Hound tiene apariencia de fuerza y dignidad, expresión inteligente, tipo oriental. Su apariencia general es de locomoción elástica, flexible, y da la impresión de fuerza y fortaleza combinada con rapidez . La cabeza debe ser llevada en alto orgullosamente.

  • Cabeza y cráneo: Largo pero no muy estrecho, occipucio prominente, hocico largo, quijadas poderosas, ligero stop. Cráneo bien pronunciado adornado con abundante mechón de pelos largos, trufa de color preferentemente negra.
  • Ojos: Oscuros, triangulares, oblicuos.
  • Orejas: De implante bajo, bien planas contra la cabeza, con pelos largos y sedosos.
  • Boca: Bien ajustada, quijada fuerte, cierre en tijera.
  • Cuello: Largo, fuerte, cabeza orgullosamente llevada.
  • Antebrazos: Hombros largos, oblicuos, musculosos, colocados bien atrás, huesos delanteros derechos con los hombros, codos bien al cuerpo.
  • Cuerpo: Dorso plano, musculoso de largo mediano que se inclina hacia la cadera. Huesos de la cadera prominentes, separados. Costillas salidas, pecho profundo, lomo derecho fuerte y corto.
  • Miembros posteriores: Poderosos, corvejones bien acodados, gran distancia entre la cadera y el corvejón y corta entre el corvejón y el pié. Las garras pueden ser quitadas.
  • Patas: Delanteras fuertes y grandes cubiertas de largos y espesos pelos largos, dedos arqueados, ranillas largas y elásticas. Suelas bien apoyadas sobre el terreno.
  • Patas traseras largas, un poco más chicas que las delanteras. También cubiertas de largos y espesos pelos.
  • Cola: Larga, que termina en forma de anillo. Llevada en alto en acción. Y con escaso pelaje.
  • Pelaje: Pelos largos, sedosos, de textura fina que cubren las costillas, miembros anteriores y posteriores. El dorso desde el hombro hasta la cola lleva una capa de pelo corto y apretado. La cabeza y las orejas están cubiertas de pelo largo y sedoso. Sobre la cara el pelo es corto y apretado.
  • Color: Todos los colores están admitidos.
  • Talla: Machos, 68 a 74cm. Hembras, 63 a 69cm.
  • Defectos: Apariencia pesada. Cráneo ancho. Hocico corto. Mentón débil, ojos grandes y redondos, cuello corto y grueso. Dorso demasiado largo o corto. Los machos deben tener dos testículos normales descendidos en el escroto.

galgo_afgano