Autor: Juan Aguilella

Diamante Mandarin Foto propiedad de wikifauna

Nombre común: Diamante Mandarín

Nombre científico: Poephila guttata o Taeniopygia castanotis

Talla: 12 cm.

Hábitat natural: Naturales de Australia y del archipiélago de la Sonda, prefieren   las zonas boscosas aunque pueden adaptarse a los terrenos áridos con algún árbol   ó matorral donde poderse refugiar.

Descripción: pájaro pequeño y fuerte, rápido en los movimientos y de carácter   alegre. Tiene un gran pico, apropiado para la dieta granívora, rojo en el macho   y con tendencia al rojo anaranjado en la hembra, los jóvenes tienen el pico   gris con tendencia a ganar color desde el momento de su nacimiento. Las patas   son ligeras, aunque fuertes, de color naranja con uñas claras. El plumaje tiene   coloraciones variables y, aunque no existen subespecies, sí hay variaciones   de color.

Dimorfismo sexual: el macho tiene dos manchas faciales pardo rojizas localizadas   bajo el ojo y muy visibles. Muchas veces estas manchas se extienden hasta el   pico. La hembra está totalmente desprovista de manchas faciales y, además, tiene   el pico de un color ligeramente más claro.

Carácter: pájaro muy alegre y sociable que se adapta muy bien y vive en numerosísimas   y ruidosas bandadas, le gusta mucho volar y saltar continuamente. Se adapta   sin problemas tanto a la jaula como a la pajarera, aunque prefiere la pajarera.   Por ello es también un óptimo reproductor en cautividad. Resiste fácilmente   incluso las temperaturas elevadas, que para él no son normales, y también nidifica   al aire libre, en pleno invierno, criando a los polluelos sin dificultad. Se   adapta bien a la vida con otros pájaros, sobre todo si son de la misma familia.

Alimentación: es un granívoro que durante el período de reproducción completa   la dieta con algún pequeño insecto. Entre sus semillas preferidas se encuentra   las espigas de paniset, aunque también forman parte de su dieta en la jaula   el alpiste y el mijo blanco.

Nidificación: forman parejas que permanecen unidas durante mucho tiempo, aunque   estén en grupo. Las parejas construyen los nidos con mucha rapidez y habilidad,   realizan nidos tipo cúpula con abundante y mullido relleno y una pequeñísima   entrada. La hembra pone de 4 a 8 huevos que se abren tras unos 13 días de incubación,   en la que también participa el macho.