La distrofia se define como la alteración del desarrollo no inflamatoria de origen nutricional o metabólico. Este término, implica una alteración del desarrollo, quizás de origen hereditario aunque no tiene por qué presentarse al nacimiento.

La distrofia corneal en cualquier especie animal aparece como una opacidad blanquecina en la córnea de evolución lenta y progresiva. Se trata de una queratopatía lipídica, cursa con depósitos de fosfolípidos que generan esa sensación visual de opacidad distinguible del velo blanco denso típico de las cataratas.

Distrofia cornea conejo

 

Aparte del aspecto típico que se observa en las imágenes, de cara al diagnóstico,  el problema aparecerá de manera progresiva, en animales de edad media-avanzada, con ausencia de dolor (no blefaroespasmo).

 

Distrofia conejo

 

La distrofia corneal está asociada a la edad. Aún queda mucho por investigar sobre esta patología que, posiblemente, también esté ligada al manejo alimenticio. La distrofia corneal epitelial, sí ha sido documentada en conejos alimentados con dieta rica en colesterol, dietas con componentes de pescado y conejos domésticos (animales de compañía) alimentados con leche. La poca información de la que se dispone junto con la habitual afluencia de estas mascotas en la clínica de pequeños animales otorga mayor importancia al veterinario de a pie, documentando y compartiendo casos clínicos.

 

Bibliografía

  • Kirk N.Gelatt, 2003. Fundamentos de la Oftalmología Veterinaria. Ed: Masson.
  • Sally M.Turner, 2010. Oftalmología de Pequeños Animales. Ed: Eselvier Saunders
  • Slatter, 2004. Fundamentos de Oftalmología Veterinaria. Ed: Inter-Médica, 3ª ed.

 

Autor: Adrián Romairone                                               Web: Diagnosticoveterinario.com