Tener un perro alegra la vida de las personas, sin embargo, no solo es necesario pensar en lo que nosotros queremos o nos gusta, sino en lo que es mejor para nuestra mascota. Tener una casa que sea adecuada para su tamaño, llevarlo al doctor cuando lo necesita e incluso contratar un seguro para mascotas son solo algunas de las cosas que podemos hacer cuando ya tenemos a nuestro perro para garantizar su bienestar.


Pero, una de las preguntas que nos hacemos cuando estamos pensando en tener una mascota es en el tamaño adecuado para nuestro espacio o estilo de vida. Existen algunas diferencias entre razas de perros grandes y pequeños que pueden definir cuál es el ideal para nosotros. Aquí te mencionamos algunas para que tengas en cuenta:

–       Costo. Es evidente que el costo de mantener a un perro pequeño o uno grande puede variar. Los perros pequeños comen mucho menos que un perro grande. Si decidimos que lo vamos a llevar a bañar, siempre te van a cobrar menos por una mascota pequeña, además, si pensaste en contratar un seguro para mascotas, el costo también va a variar dependiendo del tamaño del perro.

–       Espacio. Como lo mencionamos más arriba, los perros necesitan tener un espacio adecuado, si decidiste que quieres un perro grande, debes tener en cuenta que necesitan un espacio grande para poder estar tranquilos o salir varias veces al día a pasear para descargar su energía. Mientras que un perro pequeñito es más fácil que se acomode en un departamento o en una casa más chica.

–       Protección. Si estás buscando un perro para sentirte más protegido dentro de tu hogar, debes considerar tener un perro de talla grande. Ellos son los ideales para cuidarte a ti y tu familia. Sin embargo, lo peculiar es que algunos perros pequeños suelen ser más agresivos que los perros grandes, quienes pueden ser muy dóciles y confiados.

–       Esperanza de vida. Perder a cualquier mascota es algo inevitable y muy triste, tarde o temprano va a suceder, pero los perros de tamaño pequeño suelen tener una mayor esperanza de vida que los perros de talla grande.

Al final, el que va a decidir cuál es el perro ideal para ti y tu familia eres tú. Recuerda que siempre es mejor adoptar y no olvides que las mascotas son un miembro más de tu familia, por lo que tener un seguro para mascotas puede ser lo mejor que puedes hacer por ellos.