Según informa la Consellería do Medio Rural, en el marco de las tareas de prevención fueron identificados dos casos positivos entre los animales que, pese a ello, permanecen asintomáticos «sin signo alguno de enfermedad».

 

Visón

 

El caso, que ha sido puesto en conocimiento del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha motivado el cierre preventivo de la granja para realizar tareas de control por parte de los servicios veterinarios de la Consellería do Medio Rural de cara a explorar los siguientes pasos a dar. Se trata del octavo brote de SARS-CoV-2 que afecta a una granja de visones de Galicia, el cuarto de los últimos diez días tras los que afectan a explotaciones de Abegondo, A Baña y Santiago.

 

Granja de visones

 

En la actualidad, existen en Galicia un total de 25 granjas de visón que cuentan con un censo total de 71.479 animales. De este modo, más de una cuarta parte de las explotaciones de este tipo en Galicia han sufrido brotes, como denunciaron colectivos animalistas a comienzos de esta semana, que reclaman el cierre de este tipo de granjas como también hacen otras organizaciones ecologistas y partidos políticos como Unidas Podemos. El brote de Oza-Cesuras fue detectado en las inspecciones periódicas que se realizan en estas explotaciones por técnicos de Medio Rural al amparo del protocolo establecido tras la detección de los primeros casos de este tipo en los Países Bajos.