Tengo el gran defecto de meterme en todos los charcos, pero hay cosas que es necesario decir con la esperanza de que al final seamos un planeta CIVILIZADO sin cargarnos a nuestra madre, la naturaleza.

En sexto de primaria me explicaron de modo sencillo aquello de la pirámide trófica en la naturaleza, la tierra, el agua y el sol crean los vegetales, los herbívoros se comen los vegetales y los carnívoros se comen a los herbívoros; los humanos somos omnívoros como alguna otra especie y comemos básicamente vegetales y animales herbívoros.
El lobo es un carnívoro y come animales principalmente herbívoros sin despreciar cualquier otra cosa comestible que encuentre, en eso nos parecemos mucho lobos y humanos.

En ninguna de esas muertes NECESARIAS para que el mundo siga existiendo veo yo ni asesinato ni barbarie ni nada parecido, los animales carnívoros cazan, NO asesinan, a sus presas para comer ellos y perpetuar su especie o familia o manada; y desde mi punto de vista cuando el hombre mata animales PARA COMER, no asesina, simplemente se integra de manera natural en esa pirámide trófica de la que hablamos al principio.

Hay un pequeño, porcentaje de humanos que sigue matando animales, carnívoros o herbívoros con motivaciones muy alejadas de la supervivencia de su especie y familia, ellos dicen que lo hacen para “controlar” poblaciones y por deporte (?????) a estos señores les hace falta un cursillo de reducación humanista, ecológica y moral; en el siglo XXI ir pegando tiros a los animales solamente para sacarse unas fotos con los cadáveres o colgar sus cabezas y pieles en las paredes de su casa o a hombros de sus mujeres si me parece innecesario, bárbaro y muy destructivo para nuestra madre tierra, en lo físico y en lo moral si es que el planeta tiene moral, el argumento de “tradición” me parece igualmente insostenible, también seria tradicional, la inquisición, el circo romano o el derecho de pernada y por suerte la humanidad se libró de esas lacras ya hace tiempo, la caza no justificada debería desaparecer también.

Si te gustan las armas y disparar, “pa’ gustos colores”, dicen en mi querida Andalucía, puedes practicar pinball, tiro al plato, tiro olímpico, etc . . . y si te gusta matar puedes ir de voluntario a cualquiera de las guerras existentes por desgracia en el planeta y enfrentarte a iguales, a otros humanos armados y vosotros mismos . . . pero no le veo la gracia a matar animales con miras telescópicas a 300 m. a traición desde la seguridad de un Land Rover o con la ayuda de realas de perros, si quieres sangre y adrenalina enfréntate a un lobo o un oso con un cuchillo en la mano y cuerpo a cuerpo. . . y que gane el mejor.

Hablemos de matar lobos; básicamente los matamos por ignorancia y vagancia, si amigos por IGNORANCIA ya que sin lobos, la península ibérica sufriría la sobre población de herbívoros que terminarían con nuestras cosechas, jabalíes, cérvidos, conejos, roedores y demás herbívoros hacen una fiesta cada vez que matáis un lobo, se lo ponéis todo mucho mas fácil.

Lobo Ibérico Macho. Foto propiedad de: Arturo de Frias Marques

Luego hay que organizar periódicamente exterminios legales de determinadas especies de herbívoros porque sin culpa alguna se han convertido en una plaga destructiva para los intereses humanos y puedo entender y acepto que todo ser vivo o especie luche y mate si es necesario por su supervivencia, incluido el humano.

Si amigos por VAGANCIA, otro gran problema es que los lobos matan ganado que nos pertenece, vacas, ovejas, cabras, en menor medida pequeños animales de granja y en casos excepcionales mascotas que están en el lugar equivocado en el momento equivocado; triste, innecesario y entiendo que los propietarios de esos animales muertos sientan lo que sienten por el lobo, PERO

No conozco ningún lobo capaz de abrir una puerta solida y bien cerrada, ni de atravesar una valla electrificada con energía proveniente de una placa solar y una batería de alta potencia, o que no salgan en estampida ante sirenas de emergencia y luces estroboscópicas disuasorias. Tampoco es habitual que un lobo o una manada cazando decida enfrentarse en espacios reducidos a unos cuantos buenos mastines leoneses de trabajo, y si queréis mas potencia , existe una raza centro europea de perro tipo mastín, llamada ALABAI, mucho mas ágil, potente y feroz defendiendo su territorio que nuestros buenos mastines. Capaz de pillar y partir por la mitad al mas machote de nuestros lobos Ibéricos. Seleccionado en una doble vertiente, como perro de protección de ganado, su tarea original y POR DESGRACIA como perro de pelea en su lugar de origen. El resultado de esas dos selecciones paralelas nos da un perro de aprox. 80/90 cm a la cruz y unos 80 kg, extremadamente ágil, protector de su territorio y cuando hace falta un auténtico asesino. Los lobos lo tienen mal con ellos, pero no pueden estar «sueltos» en campo abierto con el ganado, son una sería amenaza a varios kilómetros. a la redonda, son EFICACES en espacios cerrados y sólidos cercados allí no entra nada vivo.

Alabai
Alabai. Foto propiedad de: Halalosirambankiskecskek

Pero claro, con “la tradición” hemos topado mi querido Sancho,

Para los que seáis de ciudad, cuando hablan de la ganadería extensiva, la predominante en zonas con problemas con el ganado y los lobos, consiste en algo tan moderno y eficaz como soltar el ganado al páramo o al monte abierto para que se alimenten, protejan y críen a su suerte. Es un negocio tradicional, de poco trabajo y poca inversión, basta vivir en zona rural, disponer de tierras propias, arrendadas o comunales y llevar allí a tus animales. Unos animales que luego van a vender y obtener buenos o pocos dineros según vayan las cosas,osease, son como cualquier empresa, producen un producto y lo venden sometidos a las reglas del mercado libre o regulado según el caso PERO. . . . no están dispuestos ni pre dispuestos mentalmente a invertir en seguridad: ::
es como si un productor de teléfonos móviles dejara sus factorías abiertas y sin vigilancia todo el día y luego se quejara de que entran a robarle y la emprendiera a tiros con los ladrones.

 

«La ganadería extensiva las 24 h. es un método de ganadería del neolítico,
Sres. ganaderos modernícense, Sres. políticos eduquen y ayuden a los ganaderos»

 

Para terminar de arreglarlo, desde siempre en esta país hemos tenido y tenemos a dirigentes que o bien son «pelín cortitos» en lo intelectual, están contaminados con ese rollo de tradición = bueno o son simplemente mala gente ecológicamente hablando.

Mastín Español
Mastín Español.Foto propiedad de: Desaix83

Hay países donde se han re introducido especies “potencialmente problemáticas” extinguidas anteriormente como el Oso o el Lobo, los países civilizados actúan del siguiente modo, si uno de estos animales re introducidos mata o hiere a ganado domestico el estado indemniza de manera justa y rápida al ganadero perjudicado; por ejemplo: un lobo mata una oveja, el estado paga el valor de esa oveja en el matadero + el importe que según la edad del animal muerto, hubiesen tenido en el mercado sus teóricos descendientes, por ejemplo 4 partos de una oveja + un pequeño porcentaje extra en concepto de “molestias sufridas” y repito de manera simple y rápida.

En esas zonas la pirámide trófica , ¿os acordáis?, se ha restablecido y los herbívoros ya no son una plaga a la que hay que asesinar periódicamente, la naturaleza se regula a si misma desde mucho antes de la aparición del Homo Sapiens (a veces dudo de esa definición de Sapiens) y por lo tanto la caza “justificada” queda sin motivo de ser ya que puedes comprar tu carne en el supermercado y pegarle tiros a un plato en vez de ir asesinando a pobres animales indefensos.

Como efecto colateral, ha resultado que zonas y pueblos remotos con tendencia a ir despoblándose y desapareciendo como bien sabemos en España, la famosa España vaciada, han resurgido económicamente, el turismo “ecologista”, los cazadores de imágenes que han cambiado los rifles por cámaras réflex y los amantes de la naturaleza atraídos por “el Oso” o “el Lobo” llenan los camping y hoteles de la zona, gastan buenos dineros en bares y restaurantes, compran montones de parafernalia y “souvenirs”.

Se han creado nuevos puestos de trabajo que fijan la juventud al territorio, el nombre de esos pueblos es mas conocido y tienen una buena imagen internacional gracias al buen tratamiento de la situación, han convertido un problema en un beneficio. En España, ¿somos más tontos? ¿a qué esperamos para hacer las cosa bien?

Autor: Alexandre Prat i de las Heras

DOGWOLF Center