La herida del gato puede curarse en casa, con suero para limpiar el corte, gasa y una disolución de yodo.

heridas-gatos-curar-art

Las heridas en los gatos no son extrañas, sobre todo si el animal tiene acceso al exterior o puede pelearse con otros felinos. Estos cortes necesitan ser limpiados y desinfectados para evitar infecciones y mayores peligros para el animal. Pero, ¿cómo curar la herida del gato en casa de un modo sencillo? En este artículo se explica el procedimiento, que lleva unos diez minutos, paso a paso: limpiar el corte, desinfectar la herida con yodo diluido, dejar secar al aire libre, usar una pomada cicatrizante para felinos en los cortes de mayor gravedad y repetir la limpieza solo una vez al día.

1. ¿La herida del gato es grave?

Las heridas del gato pueden producirse tras un accidente, una pelea entre felinos con mordiscos o arañazos e, incluso, como consecuencia del paso del animal por el quirófano. Los cortes sangrantes, sin embargo, necesitan curarse y, para ello, el peludo amigo precisa nuestra ayuda. Pero, ¿cómo curar una herida del gato en casa?

El primer paso es valorar la gravedad de la herida o del corte sangrante. Por ello, cuando el daño es importante, el mejor consejo es acudir al veterinario, con el fin de que pueda cuidar al animal de la manera que necesita y con el menor riesgo.

“La falta de aireación de la herida explica que, de no curarse del modo correcto, puedan aparecer bacterias que infecten el corte del felino, por lo que se agravará”, explica la Fundación de Gatos Winn, un colectivo que ha realizado un estudio sobre las heridas en gatos y las posibles consecuencias para su salud. La infección de la herida, además, no tardará en aparecer: las primeras señales de la contaminación suelen mostrarse solo 12 o 24 horas después de producirse el corte.

2. Limpiar la herida del gato

La herida del gato debe curarse con suero y yodo diluido en agua, pero antes conviene cortar un poco el pelaje, para facilitar la manipulación

 

GATITO2

El segundo paso para sanar la herida del gato es la higiene. “Lo más importante para curar una herida es limpiarla, eliminar los restos de suciedad que hayan podido quedar adheridos al corte y revisar que no quede ningún objeto extraño en el corte”, explica la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía.

Un consejo es retirar el exceso de pelaje de la zona: recortar con tijeras el pelo felino en el área afectada, con cuidado de no provocar ningún daño a la mascota. Este sencillo paso permitirá manipular el corte con mayor facilidad.

Después, hay que limpiar la herida con ayuda de suero fisiológico abundante y una gasa limpia. El líquido arrastrará la suciedad que haya quedado retenida en la herida, mientras que la gasa (siempre utilizada con extrema delicadeza) permite quitar los restos de arena o piel seca más resistentes.

3. Desinfectar la herida del gato con yodo diluido

El tercer paso para curar la herida del gato es limpiar el corte con una gasa y un desinfectante de yodo diluido. Podemos usar la solución de yodo que tengamos en casa para nosotros, pero es muy importante diluirla antes en agua.

“La proporción más adecuada es disolver una parte de solución de yodo en nueve de agua (1:10)”, explica la veterinaria Natalia Pérez. ¿Cómo hacer esto en casa de manera sencilla? “El truco es coger un recipiente, llenarlo de agua y echar un chorretón de yodo. La mezcla estará preparada cuando el agua adquiera el tono de la solución de yodo, amarillento, de forma ligera”, añade la experta. Esto será suficiente para desinfectar la herida del felino. La razón es que estos productos están ideados para ser empleados por las personas, y nuestro pH es muy distinto al Ph del gato (más básico).

Este procedimiento para desinfectar heridas en animales sirve para cortes en felinos, arañazos y heridas posoperatorias, como la dejada por la operación de esterilización del felino, una vez que el veterinario ya ha quitado los puntos.

4. Curar una herida al gato con pomada cicatrizante

Imagen: Jeffrey Beall 

Las pomadas cicatrizantes -recetadas por el veterinario- están pensadas para acelerar la cura. Hay que aplicarlas una vez que la herida del gato ya está desinfectada con la solución de yodo. “El modo más simple es utilizar unosguantes de látex, aplicarse una pequeña porción en el dedo y extenderla con cuidado por la herida”, apunta Pérez.

A no ser que el veterinario indique lo contrario, lo más recomendable es dejar que la herida seque al aire. Pero, para ello, hay que asegurarse antes de que el corte está bien protegido.

5. Proteger la herida del gato con un collar isabelino

El siguiente paso para curar la herida del felino es importante: el gato con herida no debe poder alcanzar el corte. Si lo lame, retrasará la cicatrización, retirará y ablandará la piel incipiente formada y, en consecuencia, retrasará o imposibilitará que la herida se cure.

Pero, ¿cómo conseguir que el felino no pueda chuparse el corte? El modo más sencillo es usar un collar isabelino : un protector de plástico que rodea su cuello y que le impide alcanzar el área dolorida.

Cuando hay más de un gato en casa, hay que vigilar que ninguno de los animales haga de enfermero del animal herido. Si ponemos el collar isabelino, pero dejamos que otra mascota le lama la herida, no estaremos haciendo nada”, advierte Pérez. El acto puede parecer muy voluntarioso y estar cargado de amor felino, pero provocará más mal que bien al gato con la herida.

Curar la herida del gato: repetir una vez al día

Limpiar la herida del gato una vez al día (mejor a la misma hora) suele ser suficiente para mantenerla libre de suciedad y favorecer su cicatrización. La razón es que si se moja en exceso, la capa o piel de cicatrización se reblandecerá, por lo que será más complicado que la herida cierre de forma adecuada.

El proceso hay que repetirlo a diario durante una semana o diez días. Una vez transcurrido ese plazo, conviene volver al veterinario para una revisión. Este recomendará si seguir las curas o no.

Autor: Eva San Martin                                                           Web: http://www.consumer.es/