Cuidados de los reptiles en otoño

El otoño puede tener un impacto en los reptiles debido a la disminución de las temperaturas y la reducción de la luz solar. En este artículo te mostramos algunos puntos específicos que debes tener en cuenta con tus reptiles en esta estación:

 

Consideraciones durante el otoño para los reptiles

Aquí tienes algunos cuidados y consideraciones importantes para los reptiles durante esta temporada:

Aislamiento térmico

 A medida que las temperaturas descienden en otoño, es importante asegurarse de que el hábitat de tu reptil esté bien aislado. Esto puede incluir la colocación de mantas térmicas en la parte superior del terrario para evitar que el calor se escape. También puedes utilizar termostatos para controlar la temperatura con precisión y garantizar que se mantenga dentro del rango adecuado.

 

Temperatura

A medida que las temperaturas bajan en otoño, es esencial mantener la temperatura adecuada en el hábitat de tu reptil. Asegúrate de que su entorno tenga una fuente de calor apropiada, como lámparas de calor, almohadillas térmicas o cables calefactores. Monitorea regularmente la temperatura en el área de descanso y el área de alimentación para garantizar que se mantenga dentro del rango adecuado para tu especie de reptil.

 

Ciclo de luz

La disminución de las horas de luz natural en otoño puede afectar a los reptiles, especialmente si necesitan una fuente de luz UVB para la síntesis de vitamina D3 y la salud de los huesos. Asegúrate de que tu reptil aún reciba la cantidad adecuada de luz artificial de espectro completo y UVB. Ajusta el horario de iluminación si es necesario para que coincida con las condiciones naturales de la estación.

 

brown and white lizard on brown wooden surface

Humedad

Algunas especies de reptiles, como las tortugas y los camaleones, pueden necesitar niveles específicos de humedad. Durante el otoño, la humedad ambiental puede disminuir, por lo que es importante mantenerla en el rango adecuado. Esto puede requerir el uso de humidificadores, nebulizadores o una mayor frecuencia de pulverización en el hábitat.

 

Alimentación

Asegúrate de que tu reptil continúe recibiendo una alimentación adecuada según sus necesidades. Algunos reptiles pueden reducir su apetito durante el otoño debido a la disminución de las temperaturas, por lo que debes estar atento a cualquier cambio en su consumo de alimentos.

 

Agua

Mantén un control regular de la hidratación de tu reptil. A pesar de las temperaturas más frescas, algunas especies pueden seguir necesitando acceso a agua fresca todos los días. Proporciona recipientes de agua adecuados y asegúrate de que estén limpios.

 

Brumación e hibernación

Algunas especies de reptiles, como las tortugas terrestres (hibernación) y algunas serpientes, tienen un comportamiento de brumación en otoño e invierno. Durante este período, disminuyen su actividad y pueden dejar de comer. Si tienes una especie que entra en brumación o hibernación, investiga las condiciones específicas para brindarles el ambiente adecuado necesarias para este proceso y proporciona un lugar adecuado para que tu reptil pase este período de letargo.

 

close-up photography of leopard gecko

Estimulación mental

A medida que las horas de luz natural disminuyen, es posible que tu reptil pase más tiempo en su terrario. Proporciona enriquecimiento ambiental para mantenerlos estimulados mentalmente. Esto puede incluir la adición de ramas, plantas artificiales, escondites nuevos o juguetes en su hábitat.

 

Limpieza

Mantén limpio el hábitat de tu reptil, ya que es fundamental para prevenir enfermedades y mantener un ambiente saludable. Lava y desinfecta regularmente los objetos del terrario. Si utilizas sustrato en el hábitat de tu reptil, puedes considerar cambiarlo antes de que llegue el otoño. Es recomendable que utilices uno de calidad. Esto permitirá un ambiente limpio y fresco para tu mascota en esta época del año.

 

Comprobación de parásitos

El otoño es un buen momento para realizar un control de parásitos en tus reptiles. Lleva a cabo exámenes fecales en busca de parásitos internos y observa si hay signos de parásitos externos como ácaros o garrapatas. Si se detectan problemas, consulta a un veterinario especializado en reptiles para recibir el tratamiento adecuado.

 

Observación

A medida que el clima cambia y las condiciones de luz y temperatura fluctúan en otoño, observa a tu reptil con atención. Presta atención a cualquier señal de enfermedad, cambios en el comportamiento o problemas de salud. Consulta a un veterinario especializado en reptiles si tienes alguna preocupación.

 

Seguridad

Durante el otoño, las ventanas y puertas pueden estar abiertas con mayor frecuencia. Asegúrate de que el área donde tienes a tu reptil esté aislada de corrientes de aire frío y de que no haya posibilidad de que escapen.

 

a lizard on a branch

 

En resumen, el otoño puede requerir ajustes en los cuidados de tus reptiles para garantizar que sigan siendo saludables y cómodos. Cada especie de reptil tiene necesidades específicas, por lo que es importante investigar y comprender las condiciones óptimas para tu mascota en particular y ajustar su entorno y dieta en consecuencia.

 

Autora: Antonia Villalba

Visitas: 5

Compártelo

infoespecies